Yasky sobre el acuerdo con el FMI: “Hay que convocar a los sectores populares”

El diputado nacional por el Frente de Todos, Hugo Yasky, se refirió al acuerdo entre el Gobierno y el FMI al afirmar que "no hay nada para festejar" y exhortó a convocar al debate a diferentes sectores de la sociedad. Además, habló del nuevo presidente del bloque del FdT en Diputados, Germán Martínez.

Periodista: El acuerdo, el entendimiento que firmó el gobierno nacional y las repercusiones políticas: la carta de Máximo Kirchner, hasta hace días Presidente del Bloque del Frente de Todos, la renuncia y el reemplazante. Ahora es Germán Martínez quien va a presidir el bloque oficialista en la Cámara Baja. Una reflexión general sobre lo que va a pasar sobre este acuerdo que sí o sí tiene que pasar por el Congreso Nacional.

Hugo Yasky: Creo que estamos discutiendo una verdadera hipoteca y un problema enorme que nos dejó el gobierno de Mauricio Macri, porque esta historia empezó en el año 2018. Nosotros convocamos a una marcha que decía: “La Patria está en peligro” y hablábamos del FMI y de cómo el gobierno de Mauricio Macri iba a postrar a la Argentina y le iba a cargar una deuda que terminó siendo a 100 años.
Lo primero que hay que decir es que estamos discutiendo el problema que nos dejó un sector, que con esa deuda lo que hizo fue fugar capitales. Porque no quedó nada. Si en la Argentina estuviesen funcionando fábricas, represas, o hubiese quedado el mejor hospital del mundo, algo material a favor de los argentinos, hoy la discusión sería distinta.
Lo segundo creo que es un debate absolutamente necesario, responsable. No podemos ir al Fondo con los ojitos cerrados pensando que ahí nos vamos a encontrar con gente buena que quiere ayudar a los países emergentes como la Argentina. No. Ellos defienden intereses, intereses dominantes y por eso creo que hay que poner la lupa en cada tema, en cada cuestión. En ese sentido entiendo que el debate, que de alguna manera exterioriza la renuncia de Máximo, estaba dado, nadie lo ignora. Había una mesa que discutía cada uno de los puntos, los tiempos. Macri apurando; los operadores financieros con la corrida cambiaria, con el dólar paralelo; los grandes medios de comunicación, el Sr. Magnetto y Cía., que querían azuzarnos para que fuéramos a firmar al Fondo, de cualquier manera, y en ese contexto creo que es absolutamente lógico que se planteen distintas visiones, posiciones, dentro del Frente de Todos. La oposición dice, o pretende mostrar esto como una señal de anarquía, de ruptura interna, y yo creo que no.

Periodista: ¿No está en riesgo la unidad del Frente de Todos en la Cámara de Diputados? Y también me refiero a la coalición de gobierno.

Hugo Yasky: No. En absoluto. La unidad del Frente de Todos no está en discusión. Lo que sí está en discusión es una metodología, una forma de construir este tipo de camino. Entiendo que el gobierno intentó un camino distinto, quizás haya quedado a mitad de camino en su intención, porque el día que Martín Guzmán convoca a los gobernadores, y hay una exposición del Presidente frente a la TV Pública y otros canales, creo que hubiese sido necesario convocar a las centrales empresarias, a las que son amigas, no a los poderosos que ya sabemos lo que quieren; a las Pymes, a los pequeños y medianos productores; a las organizaciones que representan a todo el espectro del movimiento sindical. No todos fuimos convocados. Creo que eso hay que ponerlo en práctica ahora, porque la discusión que viene no es si vamos a acordar o no con el Fondo. Es en qué condiciones y, fundamentalmente para nosotros, quién va a pagar. Porque alguien tiene que pagar. No es que uno acuerda con el Fondo y es neutro. Sigue su vida el país como si nada pasara. No, va a haber compromisos. ¿Quién los paga? ¿Lo vamos a volver a pagar los trabajadores, los sectores populares?

Periodista: Desde el gobierno insisten en que el default no era una alternativa y que este era el acuerdo viable con el FMI y que no compromete reformas estructurales como el caso de Reforma Laboral, jubilaciones.

Hugo Yasky: Creo que eso es bueno. Creo que sí hay que marcar un rasgo claramente distintivo con otros acuerdos o con el que la oposición propone. Porque fíjense que la oposición lo que cuestiona es que no hay ajuste. Lo que cuestiona es que no hay reforma laboral ni previsional. La oposición asume la voz del sector más duro del FMI. Del que tuvo que, de alguna manera transigir, aceptar, que no hubiera reformas estructurales, sin reforma laboral, sin reforma previsional, sin ajustar sobre los salarios. Esto evidentemente es un avance.
Ahora, entre el default y discutir con el Fondo determinadas cláusulas que garanticen que realmente los sectores populares no van a sufrir, hay una gama de matices y posibilidades. Creo que eso es lo que se está discutiendo y es lo que está planteando la posición de Máximo.
Creo que el bloque con la posibilidad ya concreta, porque el Presidente se reunió con él, de que Germán Martínez sea el nuevo jefe del bloque, va a recuperar una conducción que hasta ahora en manos de Máximo nos permitió hacer un trabajo intenso, importante. Creo que en eso va a haber una continuidad.

Periodista: ¿Qué le van a pedir al jefe del bloque? ¿Qué le van a solicitar ustedes como integrantes de ese bloque?

Hugo Yasky: Básicamente lo que hemos planteado muchas veces: la necesidad de que haya debate interno. La necesidad de que el bloque no sea un objeto dentro del Congreso sino un sujeto colectivo donde se pueda discutir, debatir y realmente hacer la política. Porque los opositores están muy acostumbrados a que a todo lo ordena el poder dominante de los sectores financieros y económicos y a la hora de votar no solamente no se discute, sino que a la hora de fundamentar vienen con papeles escritos que los leen como recitan un catecismo, que es el catecismo de los sectores dominantes.
Nosotros lo que queremos es un bloque que esté vivo, que haga política, que discuta, que debata y convoque a los actores sociales, porque en esta historia, a partir de ahora, los actores sociales tenemos que jugar un papel fundamental.

Periodista: ¿Qué va a pasar con la votación, al margen del debate que es muy interesante? Se sabe que hay posturas encontradas en cuanto a firmar o no este acuerdo. ¿Cree que va a haber libertad de acción para cada uno de los legisladores del bloque oficialista? ¿Cree que algunos se van a abstener para no votar en contra, otros a favor, obviamente?

Hugo Yasky: Siempre hubo libertad de acción. Hubo temas que eran ríspidos: la Ley del Aborto, uno que tenía que ver con la deuda externa y en esos casos hubo libertad de acción. Creo que hay que buscar la forma de que el bloque exprese el máximo de unidad con el máximo de consistencia y creo que lo que viene de aquí en más es garantizar con la participación de los sectores de la política que no quieren que el pueblo pague y con los movimientos sociales, con las centrales empresarias, de trabajadores que queremos una Argentina productiva pero con salarios dignos, que lo firmado con el Fondo no signifique ni ajuste, ni destrucción de la trama productiva, ni hundimiento de las Pymes, como sí hubiese sucedido si firmábamos el texto que quería Mauricio Macri en cinco minutos.

Periodista: Usted decía hace unos minutos, que más allá del debate que se viene, de este entendimiento con el FMI en el Congreso de la Nación, usted está solicitando que sean convocadas antes algunas organizaciones que tienen que ver con los sindicatos pero también tienen que ver con los empresarios, antes de este debate. ¿Ante quién van a hacer este pedido? ¿Ante Martín Guzmán, ante el Presidente?

Hugo Yasky: Ante las autoridades del Gobierno Nacional y por supuesto ante Martín Guzmán. Tenemos dentro del bloque diputados que pertenecen a movimientos sociales, otros al movimiento sindical. Hay que convocar a los sectores populares. Hay que constituir un movimiento que en todos estos años, en los que vamos a tener que discutir con el FMI que vendrá cada tres meses, que también cada tres meses haya rendición de cuentas, no ante el Fondo, sino ante los sectores populares.