Voces de la RUNASur

Internacionales

El primer fin de semana de noviembre se constituyó la RUNASur. Con el objetivo de conformar el UNASUR de los pueblos, se dio inicio a una propuesta pensada para construir una América Plurinacional.

Asistieron al acto, que tuvo lugar en Vicente López , representantes del estado y de movimientos sociales y sindicales de todo el continente. En ese sentido, compartimos aquí algunas de sus impresiones sobre la iniciativa que busca consolidar las democracias de nuestra región y fortalecer la integración latinoamericana.

Fernando Huanacuni – ex Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia
Este RUNASur es la constitución de la voluntad de los pueblos. Por eso decimos de los pueblos para los pueblos. Porque uno puede pensar que estamos unidos, pero eso no es así. Tenemos léxicos diferentes, metodologías y paradigmas distintos. Por mucho tiempo el movimiento sindical,social y popular se manejó con los métodos occidentales, pero nunca se dio cuenta que al lado, muy al lado estaban los pueblos indígenas, que también tienen una cosmovisión propia. Confluir eso nos va a fortalecer definitivamente. En Bolivia hicimos eso. La fortaleza de los movimientos sociales se ha unido a la sabiduría de los pueblos indígenas y eso está transformando Bolivia. RUNASur se aproxima a eso. Hay obreros, campesinos, trabajadores de fábricas. Necesitamos sumergirnos en el tema de la identidad. Estamos articulando desde el movimiento sindical hacia lo comunitario. Eso es RUNASur, un espacio de articulación, unidad, pero confluyendo el pensamiento, el sentimiento, la memoria y lo identitario.

Bárbara Figueroa – Embajadora de Chile en Argentina
Creo que es muy importante que se desarrolle un evento como el encuentro del RUNASur, en el marco de un nuevo aniversario del No al ALCA. En ese minuto me tocó acompañarlos, invitación de la CTA, precisamente para aportar desde la mirada sindical. Desde la CUT de Chile acompañamos el acto en Mar del Plata, como una manera de seguir reafirmando algo que hoy se hace más evidente, sino que también parte de una política de los estados, la necesidad de construir y fortalecer la relación de los países hermanos en la región. Una América Latina fuerte, robusta, que incorpore también a los países centroamericanos, del Caribe, como una manera de entender que en un escenario tan complejo como el que vivimos, con tantas tensiones, incertidumbres, guerras mediantes, la potencialidad nuestra crece y se multiplica a medida que somos un bloque no solo actuamos cada uno de los países desde sus fronteras.
En ese sentido, la construcción del RUNASUR es muy importante para el fortalecimiento de nuestras democracia. Todos los gobiernos en nuestros países hemos diagnosticado que no es una cuestión teórica, sino que hay riesgos concretos que la ponen en peligro. Expresiones de negacionismo o posiciones que relativicen la violencia política, como ha ocurrido en Argentina. Eso es lo que quieren instalar en nuestras sociedades. Y teniendo un tremendo potencial como tenemos y desde la unidad latinoamericana al mundo, pero también vivimos procesos con los que tenemos que tener mucha atención, porque está el riesgo que las democracias frágiles que tenemos, se debiliten mucho más y que esta lógica de desafección con la política se siga profundizando, algo muy conveniente para algunos sectores. Frente a eso, poder tener estos espacios de encuentro, donde se congrega al mundo social y sindical es muy importante. La pura voluntad de los gobiernos para fortalecer la democracia no es suficiente, debe ser acompañado por los movimientos populares. Articularnos desde el territorio, desde la acción sindical, desde los grupos medioambientales y la integración latinoamericana, poder discutir de la economía y la necesidad del debate medioambiental, pensando en producción sostenible y los modelos desarrollos que tenemos, en respeto con los pueblos originarios. Es importante dar estos espacios y que contribuya a nuestras democracias. El debate está ahí.

Ramón Chanqueo - Centra Única de Trabajadores de Chile
El NO al ALCA fue una demostración de cómo los pueblos unidos pueden lograr una empresa tan grande como rechazar el instrumento que había tratado de implementar el imperialismo en América Latina: el querer tener un tratado de libre comercio de las Américas que solo beneficiaba a los grandes intereses de las grandes transnacionales, pudo paralizarse por la presión de los pueblos, los gobiernos y las organizaciones de los países que componemos la América. Por eso es trascendental para nosotros. Es un símbolo de lucha, una gran gesta del pueblo de América. Desde ahí es importante tener una coordinación internacional de las organizaciones sindicales, los movimientos sociales, de la sociedad civil y de los pueblos originarios. Justamente, esta constitución de RUNASur tiene ese objetivo. Estamos comprometidos con esta iniciativa. En mayo la CUT fue anfitriona de un encuentro en el que pudimos resolver parte del programa que se cumplió aquí en Buenos Aires. Este es un trabajo que viene de larga data y esta constitución marca un faro dentro de lo que es la lucha de los pueblos por la integración, considerando los conceptos que se vierten en las discusiones que tuvimos estos dos días.

Hector Castellano - PIT-CNT Uruguay
Sin duda para el movimiento sindical y los movimientos sociales de las Américas, el No al ALCA significó el freno a un modelo que los Estados Unidos quería incorporar en la región, como un área libre de comercio. En primer lugar, no existe en el mundo un comercio libre sino un comercio en el que priman los intereses no son los que nos preocupan a nosotros. Entonces, esta propuesta, con un UNASUR desarticulado producto de distintas circunstancias de los países que la integran, nos convoca a una integración regional. No solamente como Libre Comercio, como el Mercosur, que cuando surgió como Mercado Común, sin incorporar la parte sociolaboral. Esta propuesta del RUNASur, de fortalecer las democracias, desde el pueblo para el pueblo, tiene un planeamiento de integración que no ha tenido ni el Mercosur ni el UNASUR en su momento, que es la integración de otras organizaciones sociales, con las reivindicaciones propias de algunos sectores, como los pueblos originarios, que están siendo despojados de sus tierras y sufriendo la depredación de sus ecosistemas. Son justamente estas organizaciones sociales incorporadas en la RUNASur que le imprimen al proceso de integración de las Américas un mapa más amplio de los objetivos y las reivindicaciones que perseguimos.
En Uruguay estamos padeciendo un gobierno que representa los intereses de las clases altas y el pueblo está perdiendo los avances que tuvimos durante 15 años de gobiernos progresistas, donde se mejoró la distribución de la riqueza. El movimiento sindical uruguayo salió a juntar firmas para convocar a un referéndum en plena pandemia, donde rechazábamos la Ley de Urgente Consideración, que contempla más de 300 artículos para darle un marco legal a los recortes que se vienen dando. Si bien logramos la cantidad de firmas necesarias, los grandes medios trabajaron muy fuertemente contra nuestro y perdimos por 20.000 votos. Aún así, lo entendimos como un triunfo porque reactivó la máquina del entretejido social, por abajo, los barrios, los departamentos y pueblos donde la gente salió a dar una pelea. Ahora tratamos mantener esa militancia que buscó contrarrestar este modelo. Esperemos que en las elecciones del año 2024 podamos retomar ese camino.

Pedro Carvajalino – Movimiento FREE ALEX SAAB
Vengo de un movimiento que busca la liberación de un diplomático colombovenezolano que fue secuestrado por los Estados Unidos y su política punitiva contra Venezuela y las personas que deciden ayudarla. Levantamos las banderas de la libertad y el respeto, porque estamos alertando que Estados Unidos no respeta el derecho a la inmunidad diplomático. Alex Saab ya lleva 2 años secuestrado, es parte del lawfare que se viene llevando en nuestra América. Creo que en Latinoamérica entramos en un momento en que no tenemos que replegarnos sino avanzar. Esta RUNASur es una expresión admirable. Es el momento de capitalizar nuestras luchas, avanzar, capitalizar nuestras luchas para construir esos momentos icónicos de la integración latinoamericana, como cuando estuvo Chávez y Néstor. Esa década ganada que tuvimos, que la veníamos perdiendo y ahorita con vientos de cambio creo que están dadas las condiciones para la constitución de un frente y un bloque histórico de integración latinoamericana.

Humberto Correa – Secretario de Derechos Humanos de la Confederación General del Trabajo de Colombia
Conmemoramos los 17 años del No al ALCA. Los tratados de libre comercio causaron estragos en las economías de nuestros países. Recuerdo la cumbre de Mar del Plata, cuando estuvo Bush acá en Argentina y el sindicalismo americano estuvo de pie. En ese sentido, el RUNASur es una esperanza para nosotros porque es una articulación de movimientos sindical, de pueblos originarios, partidos políticos y sociales, que nos tenemos que unificar para dar la lucha liberadora. Ya hay perspectivas importantes con el triunfo del progresismo en América Latina, como Petro en Colombia y Lula en Brasil. Tenemos tres países por fuera, Ecuador, Uruguay y Paraguay, pero esperamos qué va a ocurrir en las próximas elecciones. RUNASur va a ser un avance importante para cohesionar todos estos grupos, para que no nos sigan imponiendo absolutamente nada y para fortalecer las democracias. Hay que devolverle pueblo a la democracia y eso se hace con la gente en la calle. En Colombia este 15 de noviembre tenemos movilizaciones para respaldar al Gobierno de Petro, que la prensa hegemónica ya lo está instigando por las reformas que quiere hacer. El RUNASur es eso, la movilización del pueblo. Tenemos que difundirlo en todos nuestros sitios de trabajo, en las comunidades, los sindicatos, las amas de casa. Crear células y reproducirlo.

Todas las notas relacionadas a este tema, están accesibles en este enlace.