Unidad y movilización ante una encrucijada histórica

Los últimos días han reflejado una aceleración de la inflación y la multiplicación de argumentos sobre los "requerimientos de mayores ajustes", "presiones cambiarias" y la necesidad del cumplimiento prioritario de las "metas acordadas con el FMI", todo en un escenario creciente de rumores, presiones, e intranquilidad.

En este marco, se ha venido profundizado el abismo entre sectores minoritarios “ganadores” por altos precios de exportación y la especulación financiera, y la gran mayoría del país “perdedor” que produce y trabaja para un golpeado mercado interno o se encuentra postrado o excluido.

Se hace referencia a la guerra en Ucrania y la crisis internacional para justificar aumentos generalizados de alimentos, insumos y servicios. Se plantea que Argentina se encuentra ante "una oportunidad" por ser gran productora y exportadora para proveer al mundo, pero se niega la existencia de una creciente emergencia económica y social inmediata al crecer la carestía de productos y servicios sin justificación de mayores costos.

Afirmamos que el gigantesco desborde económico y financiero no tiene justificación objetiva. Resulta esencial, por el contrario, el apuntalamiento de la producción y trabajo. No puede basarse la estrategia económica gubernamental en bajos salarios, devaluación del peso, recortes sociales regresivos y la mayor extranjerización de la economía. La “salida exportadora” no tiene multiplicadores para la mayor parte de la población. Existe, además, el peligro en nombre de ésta estrategia se entreguen / malversen recursos naturales, aun si las condiciones potenciales para su producción sean enormes y las condiciones actuales del mercado internacional para su exportación excepcionales.

El país se encuentra ante una muy regresiva evolución que ahonda aún más los ajustes regresivos de mercado planteados en el acuerdo con el FMI. Son imprescindibles sin demora políticas y acciones urgentes decididas que prioricen en primer lugar la atención central de la emergencia social, combatan vergonzosas injusticias, desequilibrios/fugas de divisas, en un camino de unidad nacional.

Ante la emergencia no podemos ser ajenos, o meros espectadores. El Espacio de Producción y Trabajo, formado por organizaciones de los trabajadores, de los empresarios pymes, de las empresas recuperadas, de las cooperativas y mutuales y de movimientos sociales dice presente este 17 de agosto. Es hora de una clara toma de posición.

Nuestra Patria se encuentra ante una encrucijada histórica que exige la definición de prioridades y propuestas firmes y viables, apoyadas por una firme y activa movilización política y social para defender los intereses nacionales y las condiciones de vida de la abrumadora mayoría de la sociedad.

Buenos Aires, 17 de agosto de 2022

Entidades firmantes

CTA de los Trabajadores; Corriente Federal de los Trabajadores en la CGT; Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME); Central de Entidades Empresaria Nacionales (CEEN); Frente Productivo Nacional (FPN); Agrupación Grito de Alcorta; Agrupación Grito de Alcorta; Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (CONARCOOP); Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT); Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Auto gestionados (FACTA); Grupo de Empresas Sociales y Trabajadores Autogestionados de la República Argentina (GESTARA); Centro de Estudios Agrarios (CEA); Federación Argentina de Cooperativas Apícolas y Agropecuarias Limitada (FACAAL); Cámara Argentina de Distribuidores de la Alimentación (CADA), Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familiar (FONAF), Federación de Trabajadores de la Economía Social (FETRAES), Federación de Cooperativas Autogestionadas de Buenos Aires (FEDECABA), Frente Barrial CTA (FB CTA-T); Federacion de Cooperativas de Trabajo de la Republica Argentina (FECOOTRA).