Daniel Catalano: "Un gobierno peronista no puede hambrear al pueblo"

Ante una movilización frente al Ministerio de Trabajo, el Secretario General de ATE Capital y Adjunto de la CTA Nacional le puso parámetros políticos al reclamo.

Hoy es un día muy importante no solamente porque estamos llevando adelante un paro, sino estamos en una situación en nuestra Ciudad de Buenos Aires que nos tiene que hacer reflexionar.

Ayer un colectivo de compañerxs fuimos a la Marcha 2420 de las Madres de Plaza de Mayo y Hebe decía que los pibes y las pibas que están en las escuelas nos tienen que interpelar.

¿Qué está pasando con esta sociedad que son nuestros pibes y nuestras pibas quienes están tomando decisiones estructurales para poder garantizar una mejor calidad de vida? Es en esa interpelación que cada uno, cada una de nosotras y nosotros, tiene que abrazar la pelea de los compañeros que están tomando las escuelas, hacernos cargo de esta lucha histórica, porque están pidiendo comida, porque están pidiendo estructura, porque están pidiendo pasantías dignas, porque están pidiendo una reforma educativa que los abrace.

Queremos también saludar fuertemente a cada papá, a cada mamá, que se hizo cargo de poner la firma, bancar a sus pibes en los colegios y exponerse frente a la justicia de Horacio Rodríguez Larreta. Un abrazo muy grande, un reconocimiento enorme porque no hay que aflojar y hay que seguir ganando las calles.

Por cierto, es que estando en este Ministerio pensaba: ¿estará el ministro Moroni adentro? ¿Estará Moroni en este momento discutiendo la oferta salarial para lxs trabajadorxs? Últimamente no se lo ve mucho. Muchos días de conflicto con el Sutna, muchos días con el conflicto de lxs trabajadorxs del Neumático. Mucho dolor, lo decía Schaposnik, con lxs compañerxs de Atilra que sufren despidos y qué importante sería para el movimiento obrero, que este Ministerio, que Función Pública, que el Ejecutivo, puedan pedirle disculpas a lxs trabajadorxs de este país que recontra bancamos en la pandemia, que hicimos un esfuerzo histórico, que nos ocupamos que a nadie le faltara absolutamente nada.

Qué importante que ese reconocimiento aparezca de una buena vez también en una recomposición salarial. Qué importante que en esa instancia, tengan que pedirnos disculpas porque de mirar que nosotrxs en el Sedronar tengamos 1.600 trabajadorxs cobrando 40 mil pesos. Son 1600 compañerxs en territorio dando todo para que nuestros pibes y nuestras pibas tengan una alternativa frente a la droga, $40.000 de salario. Tienen que pedir disculpas y tienen que resolver la situación de manera inmediata. No hay tiempo para esperar. Nuestrxs compañeras y compañeros del Sedronar, no tienen más tiempo.

Donde peleamos, donde discutimos, además, nos quieren amedrentar. Ayer atentaron en la SRT, en el local sindical.

Miren, la verdad es que no solamente no nos asustan, sino que nos dan más ganas de ganar las calles. A nosotros no nos corren rompiéndonos los locales sindicales, sacándonos la cartelería, amenazando, apretando a nuestrxs compañerxs. A nosotros no nos corre nadie. Ya lo demostramos. Busquen otro método. Ese método caducó. Y si son realmente un gobierno nacional y popular, echen a a todo el macrismo de la SRT, porque todo el macrismo está escondido en ese lugar de trabajo.

Fuera el macrismo de la SRT. Y en este lugar lo tenemos que decir porque Moroni tiene responsabilidad directa. Porque él sabe quiénes son los otros que están ahí adentro. No es joda.

Esos que están metidos en la SRT eran los que nos perseguían a nosotrxs. No es joda. Esos hacían la lista de despido. No es joda. Esos nos hicieron perder un 35% de salario. Por eso hay que decir todo. Hay que hacerse cargo. Y si realmente quieren transformar, empiecen por transformar la Superintendencia de Riesgos de Trabajo y echen a la mierda a los que tienen que echar a la mierda, que son los funcionarios del macrismo.

Acá vinieron con mucha fuerza las compañeras y compañeros del Cervantes. Vienen de paro, de quite colaboración, con un esfuerzo enorme. De sufrir amenazas también adentro del Teatro, de funcionarios que, desbordados por nuestros reclamos, les dicen “si lo quieren arreglar lo arreglamos en la esquina”. No. No. Nosotros no queremos arreglar nada en la esquina. Nosotros queremos arreglar las cosas en el Ministerio de Trabajo. Queremos una carrera para el Cervantes. Ustedes, los que están ahí arriba con la lapicera: queremos la carrera del Cervantes y la queremos ahora.

Duele tener que movilizarse en un contexto que todo está tan complicado, pero llevamos dos años reclamando el 1057 para el SENAF. El 1057 es un suplemento de plata. Miren, la verdad es que es vergonzoso. No hay forma de explicarle a un trabajador o trabajadora de Niñez, las excusas que nos dan para no recomponer el salario cuando lo pueden hacer.

Es voluntad política. No tienen voluntad política. ¿Qué les pasa? Hacen mucho esfuerzo para ver cómo se sacan fotos en Washington. Hacen esfuerzo para ver cómo el mega ajuste que hacen no nos impacte. ¡Nos están haciendo mierda! ¿Qué les pasa? ¿No se dan cuenta que no están pudiendo controlar los precios de los productos que consumimos? ¿No se dan cuenta que la inflación se lleva nuestro salario? ¿No se dan cuenta que vivimos en una situación de angustia permanente? ¿No se dan cuenta que no quedamos bien de la pandemia, que perdimos familiares? ¿No se dan cuenta que estamos realmente lastimados por el contexto mundial en el que vivimos? ¿No se dan cuenta que nos cuesta un montón garantizar todos los días ir a laburar? ¿No tienen registro que el 20% de nuestro salario se va en el colectivo, en los bizcochitos que almorzamos porque ya no podemos almorzar? ¿No se dan cuenta que ya no podemos más de los esfuerzos que hacemos para sostener este Estado de pie? ¿No se dan cuenta?

¿Qué necesita Moroni? ¿Qué necesita Castellani? ¿Qué necesita Sergio Massa? ¿Qué necesita Alberto para entender que hay trabajadores y trabajadoras que dimos todo para que haya un gobierno popular? Que dimos todo, porque la verdad, ningunx de nosotrxs quedamos en los ministerios. Los tomamos a todos cuando hubo que tomarlos.

¿Qué están esperando para abrir una negociación clara de cara a los laburantes? ¿Qué esperan para poder abrazarnos? ¿Qué esperan para sentirse parte del proyecto político del que nos sentimos nosotros parte?

¡No se puede ser peronista y hambrear al pueblo trabajador! ¡Déjense de joder!

La verdad no sabemos qué va a hacer ATE Nacional. Están adentro, tienen la lapicera. No sabemos. No sabemos qué va a hacer UPCN. No sabemos y no nos importa porque la gente elige ese sindicato y los dirigentes están arriba representando a sus afiliados. Pero sí hay algo que sabemos. Que si hoy desde este Ministerio, no firman una paritaria que le gane a la inflación; si desde este Ministerio no van a garantizar que el expediente del ascenso vertical de los profesionales se mueva; si de este Ministerio no van a hacer que el pase a planta sea concreto para los 30 mil puestos de trabajo, lo que le espera a este Ministerio son cientos de movilizaciones de ATE Capital.

Sabemos que están jugando con el tiempo. Sabemos que están especulando con el Mundial y con las Fiestas y las vacaciones. Pero cuando nosotros, y lo decía recién el “Sapito” (Rubén Schaposnik), somos una máquina de decirles que no a nuestros pibes y nuestras pibas, el Mundial cae en un desvalor cuando nosotros estamos todo el tiempo diciéndoles que no podemos, el Mundial cae en un desvalor. Está el país que puede comprar figuritas, pero hay un país que está sufriendo porque no tiene para llevar el pan a la mesa.

La mitad de nuestra población está en una situación de pobreza absoluta. La mitad de nuestros pibes y nuestras pibas son pobres y tenemos un gobierno que va a Estados Unidos a buscar plata porque tiene miedo de las corridas bancarias. Miren, hay que tenerle miedo a las corridas bancarias, pero más miedo hay que tener a los trabajadores cuando salimos a la calle porque estamos podridos de decirles que no a nuestros pibes y nuestras pibas. Más miedo tienen que tenerle a su propio espacio político cuando se harta y todo el tiempo tenemos que estar conteniendo. No vinimos acá para ser complacientes.

Sepan que sabemos que les dolió en algunos sectores cuando hicimos el banderazo por Cristina, porque había muchos funcionarios que después que se anoticiaron de lo de nuestra vicepresidenta tenían dudas si poníamos o no poníamos la bandera. La bandera la pusimos igual, porque los liderazgos se ejercen. Algo que no pueden hacer desde este mismo Ministerio pero que sí supo hacer el General Perón. Pero, evidentemente, hoy tenemos un ministro al que le está faltando lo que no le tiene que faltar que es la voluntad política de transformar la vida del pueblo trabajador y por eso los banderazos. Por eso las movilizaciones. Por eso un pueblo organizado bancando a su líder política aunque a él le duela. Porque aunque no seamos del Grupo Callao estamos en la calle Callao armando un quilombo bárbaro y que sepa que esta va a ser una de las tantas que vamos a hacer si ellos no cambian la relación que tienen hoy con nuestro gremio.

Y lo decía Rubén (Schaposnik): “Si hubiera un Estado presente, con criterio, nosotros tendríamos que estar discutiendo paritarias nacionales de los empleados municipales”. Hay provincias en las que los empleados municipales ganan menos que un Procrear. El salario por recibo de sueldo es menor a $21.000. Entonces, cuando vemos que la tarea histórica que hacés en un municipio, en un hospital, recordamos que en pandemia fueron ustedes, los trabajadores de la Salud, quienes lograron que muchxs de nosotrxs podamos estar con vida hoy. Y lo hicieron con salarios miserables que en algunos casos no llegan a $45.000, los enfermeros y enfermeras en la Ciudad de Buenos Aires, la ciudad más rica que no se digna a discutir. Digo, ¿por qué el Ministerio de Trabajo de la Nación no interviene? ¿Por qué no juegan ese partido?

Nosotros, en plena pandemia, hicimos una denuncia penal porque faltaban barbijos y le pedimos al Ministerio de Trabajo que mediara con la OIT para que la denuncia pudiera prosperar, pero además para que el Estado Nacional presionara a la Ciudad de Buenos Aires en este escenario. Logramos, por supuesto, que la denuncia internacional prosperase, pero no mandaron nunca un inspector a un hospital. No lo hacen. No quieren intervenir en la Ciudad de Buenos Aires.

Hoy los trabajadores de la Educación -acá veo a mis compañeras auxiliares- están también en una situación de mucha angustia, no solamente por lo salarial, sino porque los pibes y las pibas están en los establecimientos y son ellas las únicas que pueden estar. ¿Por qué no se hacen cargo de lo que está pasando en nuestra sociedad? Es un organismo nacional. Ellos pueden, si quieren, crear situaciones de intervención para que podamos mejorar nuestra calidad de vida los nacionales, los provinciales, los municipales.

Tienen que patear el tablero a la mierda. Eso es lo que tienen que hacer. Tienen que patear el tablero a la mierda. Tienen que jugar en primera. No se puede todo el día jugar a las escondidas. No se puede especular con la salud de la gente. No se puede especular con la relación laboral.

Nosotros y nosotras estamos convencidos de lo que estamos haciendo. Sepan que no estamos preocupados. Nos estamos ocupando, pero nos gustaría también que ustedes se ocupen porque el año que viene hay elecciones y el año que viene hay que generar una situación de presión política para que haya una victoria electoral porque todas nosotras y nosotros sabemos que en el 2023, si hay un Macri, si hay un Larreta, si hay un Milei o una Vidal, o un Morales en Jujuy, el carcelero de Milagro, y llegan a ser presidente, ya lo anunciaron: van a desaparecer el Ministerio de la Mujer, van a echar a trabajadores y trabajadoras. Lo que van a hacer es reducir el Estado. Entonces a nosotras y nosotros no nos queda otra alternativa que abrazarnos fuertemente y salir a pelear por un proyecto político.

Pero eso no nos puede distraer de comer hoy. No nos puede distraer de tener estabilidad laboral. Esto no nos puede poner a nosotros solamente de avanzada frente a la derecha. Nosotros tenemos que resistir con los derechos garantizados. Y Moroni tiene que ser el que garantice que esos derechos se cumplan. Moroni tiene que firmar el pase a planta de todas y todos. Moroni tiene que firmar una paritaria del 95% para este año. Moroni tiene que firmar una suma fija de $35.000 todos los meses. Moroni es el que tiene la posibilidad de hacerlo y por eso le decimos: ministro, si usted hace esto nosotros vamos a estar acá para respaldar la próxima, pero sino vamos a volver acá para putearlo y decirle que se dedique a otra cosa si no hace lo que tiene que hacer.

Queremos vivir con dignidad. Queremos vivir de nuestro salario. Amamos el Estado. Somos estatistas. Nosotros pensamos que el Estado es la herramienta de transformación y queremos que también ustedes así lo vean.

Por eso abracemos a nuestros pibes y nuestras pibas.

Abracemos la pelea de los organismos

Abracemos a nuestrxs presxs políticxs

Abracemos la lucha de lxs compañerxs privadxs que están resistiendo en el Sutna y en Atilra

Hagamos asamblea en los sectores. Recorramos hasta el último de los ministerios. Pongamos todo el Estado de pie, porque de esta salimos ganando más guita, con estabilidad laboral y con nuestros derechos garantizados por este gobierno.

¡Mucha fuerza compañeras, compañeros! ¡A no aflojar!

https://www.youtube.com/watch?v=PrTh3K34US4