Trabajo decente es justicia social

La CTA en la Plataforma Argentina de Monitoreo para la Agenda 2030

Esta mañana, y en coincidencia con el Día Internacional por el Trabajo Decente, se llevó a cabo el Segundo Webinar Federal de la Plataforma Argentina de Monitoreo para la Agenda 2030 (Pampa 2030). Bajo el título Trabajo Decente es Justicia Social, el encuentro online tuvo más de 50 representantes de todo el país, entre los cuales hubo una nutrida delegación de esta Central.

El seminario, que se realizó de manera online, convocó al colectivo Pampa 2030 para reflexionar la post pandemia, hacia un nuevo contrato social que coloque al empleo y los derechos en el centro de las políticas públicas. Participaron referentes de suma importancia, como Roberto Valent, coordinador residente de Naciones Unidas en Argentina; Victoria Tolosa Paz, del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales; Marcelo Bellotti, viceministro de Trabajo. También Christoph Ernst, Directo de la oficina local de la Organización Internacional del Trabajo; el secretario de Relaciones Internacionales de la Confederación General del Trabajo, (CGT-RA), Gerardo Martínez; Daniel Jorajuría, Secretario Gremial de la CTA Autónoma y el secretario de Relaciones Internacionales de la CTA-T, Roberto Baradel.

Baradel, en su alocución destacó cómo PAMPA 2030 logró articular con un amplio espectro de organizaciones sindicales y sociales un trabajo para hacer un seguimiento efectivo de los objetivos para el desarrollo, en articulación con la OIT, el Gobierno argentino y Naciones Unidas. Baradel también subrayó la importancia de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente: “Hoy asistimos a la 13ª edición de esta iniciativa con la que buscamos, que los trabajadores y trabajadoras puedan tener más derechos. En Argentina esto se plasmó masivamente después del 17 de octubre de 1945. La irrupción del peronismo en Argentina constituyó a la clase trabajadora como sujeto político de transformación a partir de ahí la fortaleza de las organizaciones, los reclamos por un salario digno que no solamente nos permita sobre vivir sino vivir dignamente, acceder a bienes y servicios para mejorar la calidad de vida de nuestras familias. Que eso actúe como disparador de desarrollo de mercado interno en la producción y el trabajo, además de tener vacaciones, contar con licencia de trabajo por enfermedad, esto se tiene que dar en el marco del reconocimiento de leyes laborales, paritarias, reconocimiento de las organizaciones sindicales que en Argentina también se destaca en el mundo. Tener un movimiento sindical fuerte seguir en la conquista de derechos, se logra a partir del diálogo social, tal como lo plantea el actual Gobierno de nuestro país. Por eso es importante que se convoquen a las tres centrales sindicales tanto a los espacios de diálogo social como a la convocatoria por el salario mínimo. Esto, en el marco de la pandemia que estamos viviendo, que profundiza una crisis que veníamos viviendo y que la pandemia profundizó los niveles de indigencia y pobreza”.

Baradel también enfatizó respecto de la medidas para frenar la profundización de esa crisis: “Una de esas medias es el impuesto a las grandes fortunas. Creo que tenemos que avanzar en medidas que permitan dotar al estado de recursos que le permita al Estado una reforma integral. Se tiene que dar un debate sobre el esquema tributario, desahogar a las pequeñas y medianas empresas y agroproductores, algo que nos permita avanzar hacia un país de mayor producción, salario digno, consumo interno y desarrollo integral de la sociedad. Este es el desafío que tenemos por delante”.

El evento fue un punto de encuentro para continuar con la discusión de las metas de desarrollo sostenible, a diez años que se cumplan los plazos estipulados con los objetivos de cooperación y solidaridad, desde una perspectiva multilateral en la búsqueda de políticas inclusivas. Finalmente, huvo un cierre de la mano de Marita Gonzalez, de la CGT Argentina y Fernando Quiroga, del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales.