Solidaridad con el Pueblo Palestino

Reunión online convocada por la Secretaría de Relaciones Internacionales

En la tarde del martes la Secretaría de Relaciones Internacionales convocó a una reunión online para expresar solidaridad a Palestina, ante los ataques que se intensificaron las últimas semanas por parte de Israel. El encuentro contó con la presencia del embajador de dicho país, Husni Abdel Wahed. Además allí participó un nutrido grupo de dirigentes y referentes de esta Central, de todo el país.

A días del aniversario de la primera ocupación, que diera fundación al Estado de Israel en Medio Oriente, el encuentro sirvió también para convocar a una concentración para el próximo jueves 20 de mayo a las 14 horas en Avenida de Mayo y 9 de Julio, bajo el lema "Palestina, Territorio de resistencia y lucha. Basta de genocidio, colonialismo y apartheid".

El primero en tomar la palabra fue el secretario general de la CTA-T, Hugo Yasky, que manifestó: “Sentimos como si fuera propia la muerte de niños y niñas indefensos, de la población civil en Palestina. Un ataque desigual y desproporcionado que claramente quiere convertir en escarmiento sangriento la respuesta de un estado militarizado para tratar de sostener políticas de anexión, de adoctrinamiento. Un verdadero apartheid en una zona donde nada hacía previsible que esto ocurriera”.

Asimismo Yasky enfatizó: “Para nosotros es una obligación como parte de la clase trabajadora argentina, que ha sufrido el terrorismo de estado, que ha sufrido el genocidio y sabe lo que es el derramamiento de sangre de los sectores más desprotegidos, los más vulnerables, es una obligación estar presentes en esta oportunidad. Reclamar y pedir, como lo hemos hecho en una carta que hemos entregado en la Cancillería, que cesen este tipo de agresiones y que el Gobierno de la Nación Argentina tenga una expresión clara, contundente, indubitable de rechazo a este tipo de prácticas.

Luego fue el turno del embajador Wahed, quien sucintamente realizó un recorrido histórico acerca de la relación palestino-israelí, con el objetivo de desmitificar la creencia de que se trata de un conflicto milenario sino una invasión netamente colonialista. Ante la situación actual, sostuvo enfático: “Hay una serie de políticas y prácticas que implementa la ocupación israelí sobre el pueblo palestino que en algún momento esto tiene que estallar. En los medios hegemónicos intentan mostrar esto como algo aislado, que nace en el momento y no tiene nexo con nada. Y cada vez que haya algún episodio similar al que vivimos ahora, descubrimos que no existe Israel y que el pobre Israel es atacado cruelmente por los palestinos. No cuentan las víctimas palestinas, las ocupaciones israelíes. ¿Por qué se quejan los palestinos? Tienen que sentirse agradecidos por el atropello de sus derechos, la violación de su derecho a la vida, la privación de sus derechos a la libertad y la justicia. Tienen que estar agradecidos por estar ocupados y no tienen derecho a resistir”, ironizó Wahed.

El Embajador también apuntó: “Reivindicamos nuestros derechos legítimos, elementales, como cualquier pueblo. Y vamos a seguir resistiendo por nuestros derechos. Sea quien sea que nos oprima. Sea quien sea que proteja al opresor. Nosotros estamos muy convenidos de la justicia de nuestra causa y vamos a seguir luchando por nuestros valores, que son valores de la humanidad. Agradecemos y valoramos estos gestos, estos actos de solidaridad porque nos hacen sentir acompañados por los hermanos, los pueblos, por la humanidad. Es importante para un pueblo que lucha sentir la solidaridad de los demás. Además de estar convencidos de la justicia de nuestra causa, sabemos que representamos también los valores humanos”.

Finalmente, Wahed señaló: “La causa palestina es la causa de las mujeres y hombres libres. No hay que nacer en Palestina ni ser descendiente de palestinos para identificarse con la lucha del pueblo palestino. Toda mujer y todo hombre que se identifica con la libertad, se identifica con la lucha del pueblo palestino (…) Israel es un instrumento del imperialismo donde se requieran sus servicios para ejecutar el trabajo sucio. Esta la potencia ocupante y colonialista a la que nos enfrentamos. Tenemos la certeza de que con la convicción y la lucha de nuestro pueblo y la solidaridad de nuestros hermanos, la victoria será nuestra”.

Por su parte, Roberto Baradel, secretario de Relaciones Internacionales, quien moderó el evento, sostuvo: “Nosotros hemos enviado una nota a la Cancillería Argentina que hemos elaborado como Central de Trabajadores de la Argentina. Y también como Confederación Sindical Internacional y Sharan Burrow, su Secretaria General, planteó claramente que se iba a hacer una moción por Palestina, condenando los ataques. Lo mismo los compañeros de la Federación Sindical Mundial, firmado por varias organizaciones sindicales de nuestra Central. Hay un apoyo unánime al pueblo palestino”.

Seguidamente, se le cedió la palabra a Tilda Rabi, integrante de la Federación de Entidades Árabes en Argentina y miembro del Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino, quien indicó: “Quiero agradecer esta solidaridad que ha sido una constante. Sé que ustedes nos han ido acompañando a lo largo de nuestra lucha. Como hija de la diáspora no puedo dejar de sentir ese abrazo, sobre todo en instancias tan terribles como las que estamos viviendo en los últimos momentos”.

“El sionismo es tan perverso que nace como un movimiento laico y se apropia de lo religioso para confundirnos. Esto no es religioso, esto es político y el derecho internacional tiene que responder a los palestinos. Por eso necesitamos este “desde abajo”, de trabajadores y compañeres, para poder ir obligando a nuestros gobiernos que Israel sea sancionado con todo el rigor del derecho internacional”. Agregó Rabi, quien subrayó la convocatoria para la concentración del jueves.

Para finalizar, Baradel retomó la palabra y cuestionó el silencio de varios medios de comunicación respecto al ataque al edificio de la prensa internacional en Gaza: “¿Qué hubiese pasado si ese edificio, que era sede de la prensa europea, estadounidense, en cuya terraza se pasaban imágenes de los ataques y la masacre palestina, era tirado abajo en Irán, en Venezuela o en algún país del mundo donde ellos entienden que es lo que hay que combatir?”. A modo de cierre, se desplegaron en las pantallas de las y los asistentes unas banderas de solidaridad que llevaban la leyenda: “las trabajadoras y los trabajadores argentinos acompañamos la lucha del pueblo palestino”.