Se realizó el segundo Congreso de la Corriente Nacional por la Producción y el Trabajo

En la Sala teatral municipal de Morón, se realizó ayer, 20 de octubre, el segundo Congreso de la Corriente Nacional por la Producción y el Trabajo (CNPT).

El encuentro comenzó con la bienvenida formal e inmediatamente se dio inicio al panel acerca del “Contexto económico y político del encuentro” a cargo de Ricardo Aronskind, Felisa Miceli y Cecilia Garriga. Allí se describió que a partir de un reconocimiento de los posibles riesgos y desviaciones de un escenario económico y social derivado de la gestión neoliberal y de la tremenda crisis provocada por la pandemia, podamos repensar la visión y misión de la agricultura familiar campesina e indígena de baja escala, de las alternativas que ofrecen las cooperativas, y las empresas de menor escala, para desarrollar ya no sólo el frente que puso el cuerpo como esenciales en las tareas para la defensa de la salud y el abastecimiento, sino para encarar un nuevo desafío ante “las sombras de un mundo cerrado y una sociedad enferma”.

La propuesta es reconstruir desde abajo caminos distintos, transitados fraternal y solidariamente para la construcción de una sociedad mucho más justa. La Argentina desigual durante tiempos de pandemia del COVID-19 muestra las distancias y los desencuentros sociales, y pone en evidencia las dificultades en el empleo y los salarios asociados a la estructura social, y al mismo tiempo se rescató las trayectorias, los programas sociales, los capitales sociales y los recorridos que se promueven desde el campo popular.

Este complejo panorama se complementó entonces, con algunas importantes experiencias de las pequeñas y medianas empresas rurales y urbanas, como la de Textiles Pigüe descripta con detalle emotivo y racional por el Sr. Francisco Martínez, por dicha empresa cooperativa. Como así también el tema del “Abastecimiento local y Mercado de Cercanía” a cargo de la Eugenia Navarro, secretaria de Desarrollo Local, Empleo y Economía Social del Municipio de Morón, para luego rescatar la labor de FACAAL (Federación Argentina de Cooperativas Apícolas y Agropecuarias) presentada por el Sr. Aníbal Duarte y las propuestas muy interesantes para la reactivación pesquera presentada por Cristian Alessandrinni, de la Cooperativa de pescadores “Mar Adriático” de Mar del Plata.

Pasando luego a rescatar la propuestas de las empresas públicas de la Rioja, por medio de Gerardo Sánchez Volpini, subsecretario de Inversiones Publico/Privadas del Gobierno de la Provincia de La Rioja.

Más tarde se presentaron las Propuestas de la CNPT, sobre la creación de una Compañía Federal de Alimentos, de una Empresa Testigo en la Comercialización Granaria, junto con las propuestas de la FONAF, reclamando una pronta “Reglamentación” de la Ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar sancionada en 2014.

La propuesta del Congreso “Para promover el trabajo y la producción como verdaderos pilares de la recuperación nacional” tuvo su momento de “plenario de cierre” con la asistencia del Dr. Daniel Gollan ex Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, junto al presidente de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) Christian Miño, con la presentación del Ministro de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires Javier Rodríguez, y el cierre del plenario a cargo del diputado nacional Hugo Yasky, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina.

Este segundo congreso se llevó a cabo de manera presencial y también virtual, volviendo al encuentro entre los congresistas, con todos los protocolos y cuidados mediante, con el conjunto de dirigentes de las organizaciones que conforman la Corriente, para debatir los desafíos que nuestro país tendrá por delante en esta nueva etapa. Donde lo común es justamente lo compartido por todas y todos, es la primacía de lo que nos une, y la unidad que se construye en la valoración y el respeto de las identidades, sobre el principio orientador: “El todo es superior a las partes”.

El mensaje de cierre fue sintetizado en la Misión que nos corresponde, para superar una vez más las adversidades presentes que aquejan a los trabajadores de nuestra Patria.

Una de las conclusiones más aclamadas fue la de “asumir las responsabilidades para transformar la realidad”.