Roberto Baradel denunció una nueva difamación

Volvía de un congreso sindical pero dijeron que había estado en Miami

Presentará una denuncia "ante la justicia para que se investigue si esto no forma parte de los muchachos financiados que ya está demostrado que existen", adelantó a Página12.

Otra vez el dirigente sindical Roberto Baradel fue acusado maliciosamente. Pasajeras de un vuelo que formaba parte de la conexión entre Australia y Buenos Aires en el que volvía Baradel, lo quisieron hacer pasar como si hubiera ido de vacaciones a Miami. "Insisten en difamar a los que defendemos a los trabajadores porque no nos pudieron sacar de la calle", aseguró el gremialista en diálogo con PáginaI12. Además presentará una denuncia "ante la justicia para que se investigue si esto no forma parte de los muchachos financiados que ya está demostrado que existen".

"Es parte del plan de los que profesan el odio para descalificar a los que no pudieron callar con amenazas", señaló Baradel apuntando a las amenazas que recibió cuando en la provincia de Buenos Aires gobernaba la macrista María Eugenia Vidal. El dirigente de los trabajadores de la Educación viajó la semana pasada a Melbourne, Australia, para participar del 5º Congreso de la Central Sindical Internacional en representación de la CTA de los Trabajadores, a la que también asistieron dirigentes de la Confederación General del Trabajo. Fue Baradel quien informó en el encuentro sindical de la muerte de la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, a quien se homenajeó con aplausos de los dirigentes sindicales de todo el mundo.

"En la semana voy a presentar una denuncia formal ante la justicia para que se investigue si esto no forma parte del trabajo que les pidieron a los muchachos financiados que ya se demostró que existen", destacó el dirigente sindical apuntando a si se trataba de un grupo como el que está acusado de atentar contra la vida de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, del que se descubrió el posible financiamiento de sectores políticos de derecha.

Baradel se presentó ante la justicia bonaerense que investiga en la causa que llaman Gestapo macrista, que inventaba causas contra gremialistas opositores al macrismo. El dirigente llevó pruebas de la persecución y las múltiples denuncias y amenazas contra su gremio, SUTEBA; y contra su persona.