Repudiamos la agresión al vigilador Gustavo Granucci

La CTA de la Ciudad de Buenos Aires repudia la agresión al compañero, Gustavo Granucci, quien se desempeñaba como vigilador de un edificio cuando Miguel Ángel Paz lo agredió brutalmente por negarse a cumplir con el protocolo de sanidad contra el coronavirus en el establecimiento.

La situación desnuda la falta de condiciones de seguridad con que los vigiladores se desempeñan periódicamente en sus lugares de trabajo, poniendo la vida en riesgo a cambio de salarios indignos y con un Convenio Colectivo de Trabajo armado a la medida de los empleadores.

Solicitamos a las autoridades nacionales que no lo tomen como un hecho aislado y, en consecuencia, realicen las acciones necesarias para que los vigiladores privados puedan desempeñarse en ámbitos laborales que garanticen condiciones dignas y seguras de trabajo.

Esperamos que el agresor pague las consecuencias de su repudiable accionar y, en caso de no brindarse respuesta a su reclamo, apoyamos la decisión del Sindicato de Trabajadores de Vigilancia Privada (STVP) en caso de que realice medidas de acción directa para hacer oír el pedido.

CTA Ciudad de Bs. As.