Proyecto de Reparación de Legajos de Trabajadores en el sector privado

Intervención del diputado nacional y secretario general de la CTA Hugo Yasky en el Congreso de la Nación, durante la presentación del Proyecto de Reparación de Legajos de Trabajadores detenidxs desaparecidxs del sector privado.

"Gracias señor Presidente. Estamos presentando un proyecto cuya autoría corresponde a la diputada Carla Pitiot y como usted lo mencionó se trata del que establece la reparación de legajos de los trabajadores del sector privado detenidos desaparecidos durante el transcurso de la dictadura cívico militar.

Un poco de historia. El 19 de julio del 2012, la presidenta Cristina Fernández firmó el Decreto 1199, aprobando la actuación de la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad, que facultaba a esa Comisión a buscar los legajos de los trabajadores y trabajadoras del sector público que hubieran sufrido la desaparición forzosa mientras desempeñaban tareas en ese sector. Del mismo modo, establecía este decreto, la búsqueda de toda otra información aleatoria a la condición laboral y desempeño de esos trabajadores y trabajadoras que pudieran ser datos para reconstruir esas vidas para quienes forman parte de su familia o para muchas de las organizaciones sindicales que tienen como una tarea desde aquellas épocas la reconstrucción de esas trayectorias de vida.

El proyecto que actualmente estamos poniendo a consideración de la Honorable Cámara, se plantea realizar esta tarea extendiéndola a las trabajadoras y trabajadores del sector privado. Aquí hay que reconocer el enorme trabajo realizado por la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad y por el Archivo Nacional de la Memoria.

Ha sido una tarea encomiable, que sin lugar a dudas, permitió que esos pedacitos de historia empezaran a ser recuperados. La mayoría de los desaparecidos y desaparecidas, fueron como todos lo sabemos, víctimas de la violencia que puso sobre todo la mira en los militantes pertenecientes a la clase trabajadora. La mayoría de ellos miembros de comisiones internas, delegados de fábrica, conducciones locales o regionales de sindicatos, también conducciones nacionales y básicamente se ensañó con mujeres y hombres que defendían los derechos de la clase a la que pertenecían en los lugares de trabajo. Reparar esos legajos les va a devolver a sus familias, a sus hijos, a sus nietos, parte de esas vidas segadas.

Debemos hacer un reconocimiento a Julián Scabbiolo, coordinador de la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad. Del mismo modo creo que es importante reconocer la tarea de la Intersindical de Derechos Humanos, compuesta por sindicatos de la CGT y de la CTA, como así también el aporte y el apoyo de todos los organismos de DDHH del país, que participaron en las convocatorias que fuimos realizando en el momento del tratamiento de este proyecto.

Lo que hay que subrayar es que estos hechos aberrantes fueron realizados por acción u omisión, con un grado de complicidad en muchos casos, por parte de las cúpulas empresarias. Esto hay que decirlo porque forma parte de la historia que ahora hay que restituir. En los legajos de esos trabajadores, trabajadoras figura como razón de su abandono del cargo, muchas veces, ausentismo reiterado, otras veces no presentación injustificada. Se trata de que ahora y de una vez por todas, se restituya la verdad. Se les reconozca el carácter de trabajadores y trabajadoras que en cumplimiento de su compromiso en el ámbito sindical, en el ámbito político, en el ámbito de los Derechos Humanos, sufrieron la condición de detenidos desaparecidos.

Quiero reconocer a la Intersindical de Derechos Humanos, a Victorio Paulón, Julio Piumato, uno de la CTA, otro de la CGT, a Esteban Santamaría, particularmente que le dio una dimensión humana al encuentro que hicimos de la Comisión de Derechos Humanos de Trabajo, porque Esteban contó su historia. Fue a recuperar el legajo de su madre, una trabajadora que no había tenido un solo día de ausentismo en una larga trayectoria en la empresa Xerox. Eso le permitió de pronto empezar a tirar de un hilito, en el que su madre cobró vida como una trabajadora ejemplar.

Quiero decirles que este proyecto tiene también como apoyo una Resolución que es relativamente reciente, que es de la Comisión de Naciones Unidas en la cual se establece el derecho de las sociedades a recuperar la memoria y el reconocimiento para los trabajadores privados de su vida.

Por último decirles que ha sido votado por unanimidad en la Comisión de Trabajo y también por unanimidad en la de Derechos Humanos.

Gracias, Señor Presidente".

El proyecto para reparar los legajos laborales de los trabajadores y trabajadoras del sector privado, con condición detenidx desaparecidx, fue aprobado en la Cámara de Diputados. Esperamos que el Senado lo convierta en Ley para saldar esta deuda de la democracia.