Por la unidad de las fuerzas productivas nacionales

INTERVENCIONES DE YASKY, AMICHETTI, CIOLLI Y FERNÁNDEZ

Desde un amplio espacio integrado por organizaciones de trabajadorxs, de empresarixs pymes, de empresas recuperadas, de Cooperativas y Mutuales y de los Movimientos Sociales se conformó la Alianza Estratégica entre el Trabajo y la Producción Nacional, de cara a la post pandemia y la necesidad de recomponer el aparato productivo nacional.

Compartimos a continuación las palabras de nuestro secretario general de la CTA de lxs Trabajadorxs y diputado nacional, Hugo Yasky; Héctor Amichetti, secretario general de la Federación Gráfica Bonaerense – Corriente Federal de Trabajadores; Juan Ángel Ciolli, vicepresidente de la Central de Entidades Empresarias Nacionales, y Eduardo Fernández, presidente de APYME (Asamblea de Pequeños y Medianos Industriales) y diputado nacional.

Hugo Yasky

“Primero quiero transmitirles esto que es una sensación de alegría, porque podemos empezar a concretar una idea en la que venimos trabajando hace ya unas cuantas semanas que es conformar un espacio, que bajo esa denominación, Producción y Trabajo, pudiera constituir un sujeto colectivo que nuclee a una parte importante del movimiento sindical, a una parte importantísima del empresariado Pyme, a un sector representativo del cooperativismo y a los movimientos sociales, con la idea de mostrar que más allá de la Asociación Empresaria Argentina, de la UIA, más allá de los poderosos grupos que hoy hostigan, prácticamente en una actitud sistemática, las políticas del gobierno que representa el Frente de Todos, que más allá de eso existe un mundo de fuerzas productivas, de pequeños empresarios, de pequeños productores del agro, que no los había mencionado, que es importantísimo que también esté formando parte de esta convocatoria y que tenemos no solamente propuestas, ideas, tenemos básicamente un proyecto, que es el proyecto que se sustenta en la producción nacional, en el mercado interno, en el desarrollo de una agricultura que esté pensada en función de constituir un país y no una factoría exportadora.

En movimientos sociales que tengan como meta, volver a la reinserción en el trabajo digno. Y todo esto creemos que es clave constituirlo en un sujeto colectivo. Esto no es un ámbito -con toda la amistad y con todo el respeto que tenemos entre nosotros, por todo lo que hemos compartido- pero no es un ámbito para realizar una peña de debate o un círculo de debate que cada tanto se reúne. Queremos constituir un sujeto político, un sujeto social colectivo. Que sea capaz de ser interlocutor del gobierno en esta tarea que se ha planteado de convocar a los sectores populares.
Nosotros decíamos en la convocatoria del Consejo Económico y Social que este mundo tiene que estar representado. Tiene que estar con propuestas que definan una orientación, que no sea la de los que hoy nos quieren llevar a una devaluación, que hoy quieren seguir forzando al gobierno a definiciones que permitan que la especulación financiera siga enseñoreándose en el país a costa de los que menos tienen, a costa de mayores despidos.

Queremos realmente recuperar la esencia de una alianza social, que es lo que el peronismo históricamente ha sostenido, pero que sea entre quienes quieren llevar adelante un país donde nadie tiene que ser dueño del destino de los demás.
No queremos lo que hoy, lamentablemente, vemos en otros países de América Latina, que es la imposición de las políticas de los poderes fácticos de manera brutal, generando más desigualdad y más pobreza.

Lo que el Covid ha hecho es simplemente profundizar lo que ya teníamos y en la Argentina teníamos el producto de cuatro años de aplicación de las políticas que estos grupos que hoy son hostiles al gobierno y que tratan de condicionarlo, alentando corridas, presiones sobre el dólar, presiones apocalípticas de la economía, futuras catástrofes. Estos tipos que ahora hacen esto, durante cuatro años aplaudieron de pie a los que hicieron que el país terminara convertido en escombros en términos económicos y social. Y no se hacen cargo. No se les mueve un pelo. Quieren seguir llevando a la Argentina a la picadora de carne de la cual la pudimos sacar con la unidad y la lucha.

Este es el sentido de la convocatoria. Por último es un espacio que todavía está abierto, que todavía está inconcluso. Con toda la representatividad que vemos acá, porque yo recorría las caras, los nombres de nuestrxs compañerxs, además de diputadas, diputados, y además de los compañeros que nos representan, aun así decimos, todavía esto se puede hacer más ancho. Todavía podemos incorporar más aportes. Necesitamos que haya más expresiones del movimiento sindical, más expresiones del movimiento empresario, más expresiones del movimiento agrario, para que realmente este sea un espacio para disputar.

No es el encuentro para definir un documento, ni para tener alguna capacidad de lobby. No, es una construcción en el marco de una alianza política social, multisectorial para disputar, confrontar, con aquellos que quieren que el gobierno del Frente de Todos sea el de la aplicación de sus intereses.

Porque, en definitiva, si hoy la Sociedad Rural, la Asociación Empresaria, la Cámara de Comercio argentino-estadounidense y otros estuviesen aplaudiendo a este gobierno, ahí sí estaríamos en problemas. Hubiésemos tenido una nueva frustración.
De alguna manera tenemos que sentir que estamos reconfortados por el hecho que el Frente de Todos, Alberto, Cristina y todos quienes lo integran, han mantenido una línea de coherencia. Por eso nos atacan como nos atacan. Por eso los titulares de los diarios. Por eso las editoriales brutales que nos dedican los mercenarios mediáticos de esta gente.

Vamos a pelearla y vamos a ganarla. Así como los derrotamos en las urnas los vamos a derrotar en todos los terrenos. En el terreno político, en el terreno social y vamos a demostrar que la Argentina se puede gobernar.

Creo que los próximos pasos van a ser convocatorias territoriales. Manda un saludo Axel Kicilloff, el gobernador bonaerense, con quien estuvimos hablando. Posiblemente el próximo encuentro lo hagamos en la provincia de Buenos Aires con el gobernador y vamos a ir caminando de a poquito, pero sabiendo que vamos por el camino correcto. El camino de la unidad con contenido, con propuestas transformadoras y sobre todo con sed de Justicia Social.”.

Héctor Amichetti, secretario general de la Federación Gráfica Bonaerense – Corriente Federal de Trabajadores

“Simplemente quiero decir que las organizaciones reunidas en este espacio ponemos el eje en que la producción y el trabajo son lo que nosotros necesitamos para sacar adelante a nuestra querida República Argentina.

El documento que se ha elaborado con aporte de los distintos sectores, del movimiento de los trabajadores, Pymes, cooperativismo, sector agrario, es un documento que está abierto, es una base, con la idea de sumar aportes, enriquecerlo, de todos aquellos que tengan una coincidencia con lo que nosotros estamos presentando hoy.

Precisamente entendemos que el trabajo y la producción, producto de las políticas neoliberales, han sido los sectores más golpeados. Se ha desestructurado el país en esa dirección y tenemos hoy trabajo precario, a las Pymes luchando, peleando, el cooperativismo tratando de sostenerse, por lo tanto, el eje lo ponemos allí porque estamos convencidos de que tenemos un país con enormes riquezas, y tenemos un derecho que parece fuera lógico que nos nieguen, que es el derecho a la autodeterminación. Nosotros necesitamos autodeterminar qué modelo de país queremos y cómo explotamos nuestras riquezas.

Desde el punto de vista de los trabajadores, en el caso mío, soy parte de la Corriente Federal de Trabajadores y cuando hablamos de autodeterminación nosotros rescatamos una línea histórica, un camino que nos marcan los compañeros que nos precedieron, que tiene que ver con el movimiento obrero unido a través de un programa, como fue el Programa de La Falda, de Huerta Grande, CGT de los Argentinos, y luego, ya en democracia, la CGT que conducía Ubaldini con sus 26 puntos.

Para nosotros, ese es el rol del movimiento obrero. No es un rol limitado sólo a la lucha por las reivindicaciones laborales, sino a discutir, realmente, un país libre, por eso le llamamos Sindicalismo de Liberación.

Pretendemos, y estamos haciendo el gran esfuerzo para que eso se tome como línea de la clase trabajadora argentina, lo queremos hacer nosotros, particularmente, lxs compañerxs de la Corriente Federal, a través de unificarnos en una entidad histórica, como es la CGT, que ayer cumplió 90 años pero esa unidad se debe dar detrás de esta cuestión programática.

Creo que hay una consigna central que nos viene del general Perón y dice que “una Nación que no controla su economía no tiene soberanía”. Nosotros, tomando la vieja consigna de “Patria sí, colonia no”, decimos: Soberanía Nacional o soberanía de las corporaciones. Por eso el contenido de este programa plantea claramente que es necesario el rol activo del Estado, en la planificación, regulación, de la economía. Plantea con absoluta claridad la necesidad del control del comercio exterior; claramente la necesidad de manejar los recursos naturales y los servicios públicos y también tener un sistema financiero que cumpla el rol de servicio público y deje de ser un espacio, un escenario para la especulación y para la fuga, algo tan tremendo. Porque si uno mira la plata que se produjo con el trabajo y la producción de los argentinos y está fuera del país, nos damos cuenta de que no sólo no tendríamos problemas, sino que desbordaríamos de posibilidades de reactivación.

Por esto, nuestro objetivo central, les digo a todos los que están presentes aquí, es contribuir humildemente desde este espacio a la reconstrucción de un gran Frente Nacional que apuntale los desafíos que tiene el gobierno de aquí en adelante, que es precisamente desarmar esas estructuras de poder que nos quitan la posibilidad de definir nuestro propio destino.

Creo que nuestra humilde misión es la Unidad Nacional, apoyar a un gobierno, porque entendemos que con ganar una elección no se desarticula ese poder y definitivamente ver si podemos encaminar hacia un nuevo rumbo a nuestra querida Patria.

Ese es el sentimiento que nosotros tenemos y esperamos poder llevarlo a todos los puntos del país donde se pueda realizar la construcción de espacios como éste con quienes se sumen”.

Juan Ángel Ciolli, vicepresidente de la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN)

“En primer lugar quiero expresar la satisfacción de compartir este espacio con los compañeros que venimos trabajando desde hace muchos años en esta unidad que hoy estamos verdaderamente cristalizando.

Fernanda Vallejos acaba de hablar del “desierto neoliberal”. Las Pymes hemos atravesado ese desierto con mucha dificultad. Estos cuatro años se produjo la desaparición de 25000 Pymes, por supuesto con la pérdida de puestos de trabajo, que generó importantes niveles de desempleo, pobreza, indigencia. Las que pudieron sobrevivir, una gran cantidad de ellas quedó en situación muy complicada, con endeudamiento tanto fiscal como financiero, aunque también algunas con un importante endeudamiento, de lo que serían los servicios públicos, qué paradoja, servicios públicos: energía eléctrica, gas, etcétera.

Esta situación llevó a las Pymes, en un momento determinado las que estamos aquí representadas, y bajo la consigna de “Ni una Pyme menos”, saliéramos en defensa de nuestras empresas y por ende de nuestros trabajadores, a los medios de comunicación a expresar la situación por la que estábamos atravesando. Y no sólo a los medios de comunicación, sino que también a las autoridades del Congreso nacional, diputadxs, senadorxs, a quienes recurrimos planteándoles la necesidad de proyectos para una Ley de Emergencia Pyme.

Los empresarios Pymes nacionales hemos luchado y lo seguimos haciendo, por un país productivo y nuestro objetivo es lograr desterrar definitivamente una economía basada en la especulación financiera. Este es el rumbo que creo ha tomado el Gobierno del presidente Alberto Fernández, que nos lo hizo saber en una reunión virtual que tuvimos con él y en la cual nos expresara esta situación.

Como expresé anteriormente, veníamos de una pandemia, la macrista, o la pandemia amarilla, y de repente, cuando comenzábamos a imaginar que este proceso iba a cambiar nos encontramos con la otra pandemia, la que actualmente estamos atravesando que es la del Covid19.

Este escenario, se nos ocurre requiere ingentes esfuerzos, pero estos esfuerzos no pueden ser solamente del Gobierno, sino que también requiere un gran apoyo del campo popular y del aporte efectivo de propuestas concretas. Este es el compromiso político que estamos asumiendo todos los sectores que aquí nos encontramos representados.

En ese sentido hemos comenzado a trabajar en dos planos. Por un lado, construir la mayor unidad posible del sector Pyme, un sector caracterizado por un gran nivel de dispersión y atomización y ahí es que da nacimiento el Movimiento Nacional de Unidad Pyme. Entendemos, obviamente, que esta unidad debemos ir ampliándola. Es necesario construir una unidad del universo Pyme en su conjunto.

En el otro plano en el que hemos trabajado arduamente y desde hace muchos años, es en este espacio, la Alianza del Trabajo y la Producción Nacional que hoy estamos lanzando y la verdad es un orgullo para todos. Es un espacio multisectorial, abierto, donde seguramente se irán incorporando sectores que compartan la génesis, la filosofía del espacio y que a partir del debate de ideas lo podamos ir enriqueciendo y profundizando.

El espacio se propone dos objetivos fundamentales. Por un lado, pasar de una actitud defensiva y de diagnóstico a una etapa propositiva. Creo que el documento así lo muestra y por otro lado participar activamente en el Consejo Económico y Social, que ha sido anunciado por el presidente Alberto Fernández que lo visualizamos como un espacio de participación popular, para la construcción de una democracia más abarcativa, más participativa, llevando nuestras propuestas y haciendo escuchar nuestra voz, nuestro mensaje, que es ni más ni menos que la voz de las Pymes urbanas y rurales; de los trabajadores; de este sujeto social, que muchas veces no se lo entiende, pero que hoy es un sujeto social muy importante, que son los trabajadores de empresas recuperadas que se han constituido en cooperativas, y por supuesto los movimientos sociales.

Es a partir de esta unidad que hemos elaborado este documento que consta de 16 puntos que creo va mucho más allá de un simple reclamo sectorial. Marca un rumbo, marca un sendero, pone en discusión un proyecto de largo plazo para el modelo de país que creo que todas y todos soñamos. Todos estos aspectos, estos 16 puntos van a ser profundizados y se agregarán otros, sin alterar el espíritu que le dio origen al mismo.

No quiero terminar sin agradecer y comentar que hoy han comenzado las mesas de trabajo del Primer Congreso Industrial del Consenso Nacional del Trabajo y la Producción en la Argentina, que se van a llevar a cabo durante cuatro semanas y que van a tener su culminación allá por el 17, 18 y 19 de noviembre.

Quiero reafirmar que las entidades que conformamos la Mesa Nacional de Unidad Pyme, hemos venido a dar nuestro testimonio, asumiendo la responsabilidad que el presente y el futuro nos exige y reafirmamos nuestro compromiso para poner a la Argentina nuevamente de pie, en base a la defensa de la producción nacional y el trabajo argentino.

Eduardo Fernández, presidente de APYME (Asamblea de Pequeños y Medianos Industriales) y diputado nacional

“Quiero reivindicar los conceptos que expresaron los compañeros a lo largo de esta presentación. Recordar fundamentalmente lo que dijo Hugo Yasky: “Estamos tratando de construir un sujeto social”. No somos un conjunto de compañeros que nos hemos reunido para hacer un documento, sino dispuestos a actuar en la vida política y económica del país. Porque es cierto, cuando empezamos a conversar con compañeros con quienes hemos compartido muchas luchas e historia, hoy tenemos la obligación de que ese recorrido lo podamos volcar con experiencia para preservar la unidad con contenido en un gobierno que nos pertenece, quienes somos diputados, Walter, Hugo, que defendemos políticas, sentido de pertenencia, a un proyecto Nacional y Popular.

Pero nosotros provenimos de los sectores sociales, los compañeros que están en las entidades empresarias Pymes, vuelven a su fábrica, a su comercio, ven qué es lo que le pasa al otro y saben lo que pasa abajo, saben de la angustia colectiva que han traído estas dos pandemias.

El mundo “mipyme” en nuestro país, cuando no estaba claro cuántos eran, ahora hay inscriptos 1.505.000 pequeños y medianos empresarios. Pero cuando tomás en cantidad, el 99% son micros y pequeños empresarios. Cuando discutimos el aporte solidario a las grandes fortunas, descubrimos cómo está concentrada esa riqueza. Entonces este sujeto que estamos construyendo es el del trabajo y la producción, pero en este tiempo se acumularon las riquezas y los dueños del capital, de las decisiones, los dueños de las empresas, muchas de ellas extranjerizadas, que nos fijan los precios de las materias primas que son testigo o que para establecer los precios de nuestros productos, o las importaciones, nos los fijan otros. Por eso, este sujeto social, para que triunfe este modelo Nacional y Popular, para que este Gobierno llegue a buen puerto, tiene que existir y consolidarse. Es la responsabilidad que tenemos.

Como diputados, Hugo (Yasky), Walter (Correa), el resto de los compañeros diputados que están presentes, saben que cada vez que entra un proyecto del gobierno no está en contradicción con esto. Está contenido el trabajo, la producción, pero nosotros como sujetos en ese Consejo Económico y Social, o como empresarios, vamos a tener que pelear por resoluciones, por leyes, en medio de una batalla económica mundial, en la pandemia y postpandemia, para tener elementos legales para que el Estado pueda jugar su rol.

La defensa del trabajo y la producción nacional es definitivamente importante y lo es para las cooperativas. Porque queremos agregar ciencia y técnica, en alianza con las Universidades, los científicos. Somos el sujeto social que puede dar trabajo y poder. Y no tenemos contradicción tampoco con el tema del medio ambiente, con mantener el medio ambiente sano. Hoy que estamos viendo que se nos incendia la Argentina por la irresponsabilidad, por la avaricia, de los grandes productores o los desarrollistas. Ellos no están en nuestra lista. Por eso no tenemos contradicción con los trabajadores, con la empresa nacional, con las cooperativas, con los científicos, con el medio ambiente. Somos el futuro.

Hoy nos están llamando de todos lados para sumarse. Vamos a hacer encuentros regionales y tendremos poder territorial. Queremos que triunfe el proyecto del Trabajo y la Producción para poner Argentina de pie, fundamentalmente por los argentinos que menos tienen y merecen un país distinto, nosotros seamos uno de los brazos ejecutores”.