Plenario de la Militancia Sindical y Social

Construyendo la marcha del 17 de agosto

Más de 700 compañerxs de CTA Ciudad de Buenos Aires participaron del encuentro en FOETRA, y votaron por unanimidad marchar el 17 de agosto, desde el Obelisco hasta el Congreso, por la recuperación de los salarios, contra los desestabilizadores, especuladores, devaluadores y remarcadores de precios, contra la criminalización de la protesta social y en repudio de quienes intentan proscribir políticamente a Cristina.

El secretario general de CTA Ciudad de Buenos Aires, adjunto del gremio docente porteño UTE y secretario gremial de CTERA, Eduardo López, condujo el encuentro, que tuvo la intervención de compañeras y compañeros de algunas de las más de 50 organizaciones que integran la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina y de la CTA Autónoma, unificadas en la Ciudad de Buenos Aires.

Durante su intervención, el secretario gremial de la CTA y adjunto de FOETRA, Claudio Marín, pidió un minuto de aplausos para el compañero recientemente fallecido, secretario general del gremio de lxs Trabajadorxs de las Telecomunicaciones, Osvaldo Iadarola, quien fue homenajeado de pie por el conjunto de las y los compañerxs presentes.

Por su parte, Eduardo López respondió a los anuncios del jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta respecto a que suspenderían el programa social ‘Ciudadanía Porteña’ para las familias cuyos hijes no cumplan con un 85% de asistencia. “Hay 50 mil chicos/as sin vacantes en la Ciudad de Buenos Aires, desde hace 15 años, que pierden 180 días de clases todos los años. ¿Qué descuento hay para Larreta de su salario por dejar a 50 mil pibes/as sin clase? ¿Cuál es el descuento?”.

“Nosotros tenemos muy en claro el amor por la escuela pública, el amor del pueblo. Hemos visto madres, familias viviendo abajo de las autopistas. Hay una foto de Carlos Brigo, abajo del Banco Hipotecario, una mamá viviendo en situación de calle en la vereda, con el guardapolvo para el hijo. Lo sabemos porque somos maestros de la escuela pública”, describió el dirigente docente.

“No nos van a dividir. Nosotros vamos a defender a las organizaciones sociales, a las organizaciones populares. No vamos a prendernos en nada de lo que diga Larreta de divisionismo y damos fe, como maestros, que si hay alguien a quien le interesa la educación es a las organizaciones populares, a las organizaciones sociales, que siempre están en defensa de la apertura de escuelas, de las vacantes y de la educación”, señaló López y agregó: “Por eso, el paro de Ctera en apoyo también de las organizaciones sociales a los docentes y a la docencia que lucha, y de la docencia que lucha a las organizaciones sociales, contra los ataques de la derecha macrista. Compañeros, compañeras, va a ser histórica la marcha del 17 de agosto”.

A la par, el secretario general adjunto de CTA Ciudad, secretario Administrativo de ATE Capital y referente de ATE Conicet, Juan Manuel Sueiro, expresó: “Como todo, como ha sido a lo largo de la historia del movimiento obrero, de la clase trabajadora, el fuego crece desde el pie. Me parece que esa llamita que pusimos en la calle el 26 de julio pasado, que va a tener su continuidad el 17 de agosto, que tuvo un puntapié muy fuerte el 20 de junio en Avellaneda, donde sin lugar a dudas pudimos volver a encontrarnos todos y todas en un marco de unidad de nuestra Central, y que hoy en Capital Federal, como viene ocurriendo en todas las regionales, se está llevando el plenario de la Central para convocar a esta gran movilización”.

“El lunes tuvimos un plenario de ATE Capital, hacía mucho tiempo que no tenía la masividad que tuvo, compañeros y compañeras del Estado nacional, trabajadores y trabajadoras de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, todos sin lugar a dudas construyendo las herramientas que nos permitan volver a recuperar la calle, la unidad, el protagonismo como clase y fundamentalmente convencidos de que lo que primero hacemos es salir en defensa propia. Con nuestras reivindicaciones, en defensa de una agenda gremial que tenemos todos los sectores de laburo, los compañeros docentes, los docentes universitarios, los trabajadores de la Economía Popular, nuestras compañeras trabajadoras sexuales, es decir, todos los que componemos la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina”, enumeró.

“Para nosotros, trabajadores estatales, hay una cuestión que es central, como para todos que es la recuperación salarial, frenar la pérdida de poder adquisitivo y enfrentar la voracidad de las corporaciones, los mercados, de aquellos que siempre terminan con las dos puntas, la punta del productor y la del consumidor, en el medio se quedan con todo lo que se genera. Y sabemos quiénes son: la Copal (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios), la AEA (Asociación Empresaria Argentina), los bancos, las grandes corporaciones, que una vez más nos quieren doblegar y poner de rodillas, disciplinar, arrebatar de la mesa el plato de comida. ¿Cómo? A través de tarifas, de esta escalada infernal de precios y condimentado con intentos de golpe, no solamente de mercado sino con corridas bancarias y golpe institucional”, subrayó Sueiro.

“Así que los estatales saldremos con la agenda propia de recuperación salarial, mejor calidad de empleo. Necesitamos que nuestros compañeros y nuestras compañeras pasen a planta permanente y no solamente a través de procesos de selección y de concurso porque lleva mucho tiempo, y lo que no tenemos los trabajadores es más tiempo. Necesitamos estabilidad ya. Necesitamos recomposición salarial ya. Y en ese marco seguramente tendremos una convocatoria de la Secretaría de Empleo Público, que es la autoridad de regulación del Estado nacional, y en la Secretaría de Hacienda de Horacio Rodríguez Larreta. Que se dio el lujo de darnos otro capítulo más de cinismo y perversión. Mutilar un derecho de una población no vulnerable, porque hay que decir que está vulnerada, lo que vulneran y vulneraron son sus derechos. Intentaron arrasar con un programa de ciudadanía porteña que lo tienen oculto, porque si su propio electorado sabe que están con planes para los sectores vulnerables, por supuesto que no tributan. Avanzan. Entonces establecen que no es solamente la inscripción para tener una asistencia perfecta y completar el calendario escolar sino van por más. Y lo que es más grave y le recomiendan al Estado nacional que haga lo mismo como si la Asignación Universal no estableciera los requisitos que todos sabemos que se establecen y que se cumplen. Pero son cínicos, son perversos. Yo creo que no son sólo un gobierno neoliberal. Son neoconservadores, son reaccionarios, son revanchistas y lo que buscan es una restauración conservadora en la Argentina. Lo dicen. Quieren arrasar con 70 años de peronismo. Y esto es lo que grita por zoom Diego Luciani. Porque es el vocero de una corporación que no solamente quiere encarcelar a la vicepresidenta de la Argentina y una de nuestras referentes más importantes de nuestro país y de la región, sino que además nos quieren disciplinar a todos nosotros. Por eso el 17 agosto, con la bandera de San Martín, con nuestra bandera, con cada una de las organizaciones, con proyecto de unidad, compañeras y compañeros, estaremos en la calle, con nuestras reivindicaciones y fundamentalmente fortaleciendo a la Central”, concluyó el dirigente estatal.

También compartieron palabras con lxs presentes lxs compañerxs Pablo Perazzi, secretario general del Sindicato de Docentes de la UBA (Feduba); Alberto Rodríguez, secretario general de la Asociación Taxistas de Capital (ATC); Silvana Franco, secretaria general de la Asociación Docentes Artistas Investigadores de la UNA (ADAI); Enrique ‘Quique’ Rositto, secretario de prensa de CTA Ciudad y de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP); Antonella Bianco, vocal de Comisión Directiva de UTE-CTERA y referenta de la Corriente Nacional Agustín Tosco (CONAT); Alejandro Gianni, secretario general de CTA Capital y secretario de Finanzas de ATE Capital; Mariano Denegris, prosecretario de Prensa de UTE-CTERA y referente del Frente Barrial de la CTA; Georgina Orellano, secretaria general de AMMAR, el Sindicato de Trabajadorxs Sexuales de Argentina; Alejandro ‘Coco’ Garfagnini, coordinador nacional de la Organización Barrial Tupac Amaru; Luis ‘Turco’ Alí, referente de la Asociación Argentina Actores y Actrices; Hugo Bellón, coordinador nacional de ATE Migraciones y secretario de Organización de ATE Capital, y Remigia Cáceres, secretaria nacional de Discapacidad CTA.

Se contó además con la presencia de legisladores y legisladoras porteñxs, entre ellxs Maru Bielli y Matías Barroetaveña, y la economista y directora del Banco Ciudad, Delfina Rossi.

Compartimos las palabras de Hugo Yasky durante el Plenario de la Militancia Sindical y Social de la CTA Ciudad de Buenos Aires en FOETRA

Gracias compañeras, compañeros. Desde hace tiempo habíamos pensado hacer este plenario que la verdad, me asombra, y esta participación nos da mucha fuerza. Necesitamos la militancia en pie de lucha. Necesitamos fundamentalmente a los cuadros militantes que son los que producen el “milagro” de la multiplicación de los trabajadores, trabajadoras, en el momento de salir a la calle.

Todos los escenarios de lucha que hemos construido, siempre lo hemos hecho a partir de la militancia. La militancia es lo que hace la diferencia de esta Central con las otras centrales que existen en la Argentina. Nosotrxs no tenemos cuadros dirigentes, no tenemos cuadros de conducción. Tenemos militantes. En todos los niveles. Militantes que ponen el cuerpo y el alma y que con toda la convicción salen a luchar en las buenas, porque alguna vez nos tocó luchar en las malas y también en las muy malas. Cuando muchos dirigentes sindicales sacan el dedito para ver la temperatura, si llueve, si no llueve, si cae granizo. Nosotros salimos igual.

Como salimos el día en que comenzaron a hablar de la grasa militante, éramos un puñadito, como salimos allá en ese día tan abrasador de enero, recién asumido Macri, y en defensa de Milagro Sala, cortando el Puente Pueyrredón.

Hoy, en lo que es nuestra decisión de salir a la calle. Tenemos que poner todo lo que ustedes mencionaron y también a bancar a la compañera Cristina Kirchner. Porque la compañera Cristina Kirchner es víctima de un intento de proscripción política. No hay otra cosa detrás del ataque perpetrado de ese aparato judicial corrupto, al servicio de la clase dominante de este país.

Estuve en Chile la semana pasada, haciendo campaña por el ‘apruebo’, como dicen los chilenos para la Constitución que se vota el 4 de septiembre, que es la fecha histórica en que fue elegido presidente Salvador Allende. Por eso votan el 4 de septiembre. En el acuerdo están condensados, no artículos escritos en un escritorio. Están condensadas las luchas de los que salieron a pelear contra Piñera y la derecha, por eso la primera franja horaria de campaña que el gobierno le asignó a los que están a favor y en contra, como la campaña que hacemos en televisión cuando hay elecciones, los primeros que hablaron fueron los dos compañeros, un joven y una joven, ciegos, que perdieron sus ojos por el fuego de los carabineros.

Nosotros no somos inocentes, no somos ingenuos, no estamos parados en una especie de nube atemporal donde da lo mismo cualquier cosa. Cuando veo los enemigos que persiguen a Cristina Kirchner, no tengo ninguna duda, estoy enfrente de eso, de la Rural, la embajada yanki, los grupos financieros, los golpistas, los “libertarios”, la derecha.

Es como decía Germán Abdala, si alguna vez alguno de esos nos felicita es que hicimos cagada, es que nos equivocamos mal. Así no nos vamos a equivocar. Y hay que salir también por eso. Sin dejar de plantear todo lo que hay que plantear, porque la movilización popular le tiene que dar a este gobierno, que tuvo que recurrir al tercero de quienes lo componen, Sergio Massa, y ponerlo en la cabina de piloto, que abrió las puertas a una serie de concesiones, porque está claro que veníamos a punto de que nos sacaran de arriba del ring, está claro que estábamos en un momento en que este intento de destitución, hundir al gobierno, de hacerlo capitular, de llevarlo a una devaluación estaba a milímetros. Y esa jugada, con todas las connotaciones negativas que tiene, debe ser compensada con lo único que puede definir, sellar de manera inquebrantable la unión de este pueblo con el programa de gobierno y eso es la movilización popular en la calle. No hay otra cosa.

Nosotros podemos escribir quinientas mil páginas criticando a Massa, a las medidas que se toman. No sirve para nada. Pongamos a los compañeros en la calle. Ganemos la calle. Movilicemos el 17 de agosto y seamos cientos de miles en unidad, planteando que no nos vamos a arrodillar frente al poder económico, frente a la Rural, frente a los enemigos del pueblo. Y si somos capaces de hacer esto hay que levantar la apuesta. Hay que decir con toda claridad: Si la tocan a Cristina Kirchner, si proscriben a la compañera Cristina Kirchner, el pueblo en la calle (aplausos) y va a haber otro 17 de Octubre.

La embajadora de Chile en la Argentina es una compañera militante de la CUT, del Partido Comunista, militante del gremio docente. Es una compañera nuestra. Acabamos de recibir la noticia que Gloria Ramírez, militante del Partido Comunista de Colombia, militante del gremio docente, militante de la Internacional de la Educación, y de la CSA, es la ministra de Trabajo de Gustavo Petro. Esas cosas. Hablo de ellas dos porque las conozco, son compañeras entrañables. Gloria Ramírez estuvo acá amenazada de muerte por los paramilitares. Dejó a su marido, a sus hijos y estuvo acá. La cobijamos en la CTERA. Lo mismo la compañera Bárbara, una excelente militante. Debe haber muchísimos más en otros cargos.

Son gobiernos que se nutren del campo popular. Que han venido a tratar de desalojar al poder económico y al imperialismo yanki, que tenía marionetas, títeres, en las Casas de gobierno de muchos países de Latinoamérica. Son parte de un momento que ahora puede llegar a expresarse con mayor fuerza si logramos que Lula sea el próximo presidente de Brasil. Por eso están desesperados tratando de quebrarnos, voltearnos a nosotros. Necesitan poner un país que actúe como un Estado tapón; necesitan que la Argentina se convierta en el Estado gendarme para que el imperialismo tenga acá en la región, donde se están poniendo de pie los pueblos, un dique de contención. Y debemos ser conscientes de eso.

Nosotros tenemos claro dónde queremos ir, tenemos claro por qué votamos al Frente de Todos, pero también tenemos claro que con todas las contradicciones que entraña sostener una alianza donde aquellos que estamos convencidos que hay que luchar contra la desigualdad, contra la opresión de clase, contra la dictadura económica, por la unidad de los pueblos de América Latina, que hay que abrazar América Latina para construir un mundo distinto para nuestros pueblos, tenemos que hacer alianza con sectores con los que si tuviéramos que elegir en otras condiciones no lo haríamos. Y la primera que lo hizo fue Cristina Kirchner. Porque Cristina cuando se saca la foto con Sergio Massa, nos está diciendo sin tener que escribir ningún volante, ningún panfleto: “Hoy tenemos que ajustar esta alianza. Mañana discutiremos. Porque esto no quiere decir que sea un cheque en blanco. Cuando uno hace una alianza de este tipo tiene, como lo decía siempre Raimundo Ongaro, el compañero que condujo la Federación Gráfica: “Uno tiene compañeros que son compañeros de camino, de trecho corto y compañeros que son compañeros de destino”.
Nosotros sabemos que cuando tengamos la fuerza, cuando tengamos la posibilidad, vamos a ayudar a desnudar para que nuestro gobierno, éste o el que venga, sea mejor de lo que tuvimos. Porque tuvimos un gobierno que aun sin Massa adentro estuvo plagado de contradicciones, de zigzagueos, de medidas sinuosas, de marchas y contramarchas, tanto que nos desgastaron, que hicieron que mucha gente se sintiera agobiada. Tanto que hicieron que mucha de esta caterva de la derecha libertaria, con un discurso antipolítico, desde la desesperanza que tan bien describió Cristina, pudiera crecer.

Nosotros no nos podemos equivocar. Tenemos que tener la brújula firme. Sabemos que las alianzas de corto tiempo tienen sentido para evitar que el enemigo mayor que tenemos vuelva a gobernar este país, porque si vuelven van a ser despiadados y los primeros que van a sufrir esas políticas, son justamente aquéllos que nosotros representamos: los compañeros de los barrios, los laburantes, los estatales, los maestros ni qué hablar, porque van a venir con odio de clase y de revanchismo, van a venir a terminar de cobrar las cuentas, van a venir a intentar terminar de liquidar al movimiento sindical. Y saben que es la última oportunidad que tienen en muchos años. Saben que si falla nuevamente en este contexto de América Latina, vamos a tener por delante la posibilidad de muchos años de gobierno popular.

Estamos entrando en el momento, entrando, todavía falta. Entrando en el momento culminante de una disputa que va a ser decisiva. Y nosotros debemos construir, como lo hicimos en la resistencia al macrismo, unidad del campo popular. Por eso estamos trabajando para que la columna el 17 de agosto sea la columna integrada por el Frente Sindical de la CGT, por la Corriente Sindical Federal de la CGT y por la CTA.

Una sola columna y estamos hablando con los compañeros de la UOM, con Abel Furlan, está la posibilidad que ahí concentremos aquellos sectores de la CGT y de la CTA que entendemos el sindicalismo como un compromiso político-social. No solamente corporativo. Lo corporativo es importante, es la base de nuestra acción, es lo que entienden todos lxs compañerxs, pero en lo político y social que es el componente esencial del sindicalismo en la Argentina, del sindicalismo peronista, y del sindicalismo también de los comunistas, socialistas, anarcosindicalistas, porque de ahí venimos todos, ese componente esencial hay que mantenerlo.

Esto es lo que nosotros decimos: Unidad para enfrentar al enemigo principal que no está en la Casa Rosada. Está en la Embajada yanki, en la Sociedad Rural, está donde están los empresarios (aplausos).

Compañeras, compañeros, a luchar (aplausos)
Unidad del movimiento obrero (aplausos)