Otro árbol: El de la Memoria en el Polo Científico y Tecnológico

Por la iniciativa conjunta de trabajadores y autoridades, hoy se plantó un árbol en el Parque de las Ciencias, detrás de las sedes del CONICET y el MINCYT.

Con la presencia del ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, y la presidenta del CONICET, Ana Franchi, las y los delegados de ATE Capital plantaron un árbol en homenaje y recordación de las y los compañeros desaparecidos durante el terrorismo de Estado.

Además de autoridades y de representantes sindicales de ATE en ambas sedes, participaron compañeras y compañeros que se acercaron al lugar para seguir el acto. El retoño que se plantó, en medio de la emoción de los asistentes, fue traído especialmente de los jardines de la exESMA.

El ministro Salvarezza, quien también es investigador del CONICET, recordó que año tras año, cada 24 de marzo es una cita de honor con la memoria y que la plantación de ese árbol es un testimonio vivo del profundo significado que para todo el sector científico y tecnológico tiene el ejemplo de aquellas mujeres y hombres que ofrendaron sus vidas en la lucha por la libertad.

A su turno, Ana Franchi rememoró que no había pasado un solo año desde su ingreso como becaria al CONICET que en esa institución no se rindiera homenaje a las y los 30000 compañeros desaparecidos. Anunció, además, que ya está trabajando una comisión en procura de datos de más trabajadores del organismo que hubieran sido víctimas de la dictadura genocida.

Una vez plantado el árbol, el compañero Carlos Girotti, trabajador del CONICET y Secretario de Comunicación de la CTA, trajo los saludos de Hugo Yasky y Daniel Catalano, como así también de todos los integrantes de la Mesa Nacional. En una breve alocución, nuestro compañero recordó el ejemplo inconmensurable de Mario Villani, sobreviviente de cinco campos de concentración y luego, en democracia, afiliado a ATE y trabajador del INTI.

Ya en la despedida, Juan Manuel Sueiro, también trabajador del CONICET y en representación del Consejo Directivo de ATE Capital, señaló que esta iniciativa conjunta de autoridades y trabajadores subrayaba el enorme consenso social alcanzado por la condena al terrorismo de Estado y por la reivindicación popular de la memoria de los caídos.

Al cabo, una compañera que participaba del acto, elevó su voz y lanzó la consigna histórica: “¡Treinta mil compañeros desaparecidos!¡Presentes!¡Ahora y siempre!”