No a la extorsión de los grupos económicos

La Asociación del Personal Aeronáutico rechaza en forma terminante las intensas presiones de los grandes grupos económicos y mediáticos para descargar en la clase trabajadora argentina el peso de la grave crisis económico-social provocada por la pandemia mundial de COVID-19.

Es evidente este objetivo en contraste con el gigantesco esfuerzo económico de las autoridades nacionales, provinciales y municipales para sostener las diferentes actividades y paliar las peores consecuencias del aislamiento social.

Al promover, en medio de una pandemia, despidos masivos, fuertes reducciones salariales y nuevas formas de flexibilización laboral, no sólo condenan a miles de trabajadores y trabajadoras al hambre, la pobreza y la exclusión, sino que atacan la base misma del argumento del Presidente de la Nación de priorizar la salud pública y la vida de las personas por sobre cualquier otra consideración.

Esto es aplicable a nuestra actividad aerocomercial, en especial a todas las propuestas de reducción salarial y/o despidos efectuadas por varias empresas del sector, que APA ha rechazado ante las mismas y ante las autoridades.

El transporte aéreo no va a desaparecer cuando se ponga fin a la pandemia. Sigue siendo el transporte del presente y del futuro. Pero seguramente habrá aprendido algunas lecciones. Las grandes potencias ya comienzan a derivar gigantescas masas de dinero de sus Estados para sostener la actividad o directamente reestatizar parcial o totalmente sus líneas aéreas y sus empresas aeronáuticas.

La Asociación del Personal Aeronáutico seguirá defendiendo en forma irrenunciable cada puesto de trabajo aeronáutico argentino en todas las empresas que operan en nuestro país y el rol fundamental del Estado como propietario de Aerolíneas Argentinas, Intercargo y Fadea.

Hugo Perosa
Secretario de Prensa, Cultura y Difusión

Edgardo Llano
Secretario General