Montenegro: “Somos la única provincia que hace 20 meses no tiene recomposición salarial”

El compañero Tomás Montenegro, secretario general de la CTA de lxs Trabajadorxs Chubut se refirió a la crítica situación que atraviesa la provincia, sin actualización salarial ni paritarias por casi dos años. Mientras que el lunes se inicia un juicio contra cuatro compañerxs de la central local, en un claro intento de persecución y hostigamiento frente a los reclamos de la clase obrera. En este contexto, convocan para esa jornada a un paro de 24 horas.

Actualmente hay en la provincia más de 15 compañeras y compañeros con causas judiciales y procesadxs. Este lunes comienza un juicio contra cuatro integrantes de la CTA Chubut: Santiago Goodman, secretario general de ATECh; Marcela Ancaleo, Mariana Castro y Matías Schierloh. “Todas estas causas armadas, iniciadas por el gobierno de Mariano Arcioni, tienen por objetivo silenciar el reclamo y las denuncias que venimos realizando contra una política de ajuste feroz contra el pueblo de la provincia de Chubut”, señaló Montenegro.

- ¿Cuál es el contexto que se está viviendo en la provincia?

- Hay un estado de conflicto producto de un ajuste feroz que se profundiza, que venía de antes, con políticas de endeudamiento y que se profundiza en 2017, en conjunto con las políticas neoliberales del gobierno nacional de Mauricio Macri. Y que van produciendo graves consecuencias en nuestra provincia: el endeudamiento, falta de cumplimiento de paritarias, la constante estafa y mentira del gobierno, el abandono, la ausencia de una política que contenga a los trabajadores estatales, pero también al conjunto de la población de Chubut. Y, por otro lado, el ajuste feroz que se desarrolla en todo el territorio. Esto produjo que nosotros, desde 2017, estemos en muchísimas acciones en la defensa de los derechos del pueblo, de los trabajadores de la educación pública, de la salud, el reclamo a un Estado que está ausente en todos los niveles.

En esa resistencia, en esa lucha que venimos dando hace varios años hemos sufrido el hostigamiento, la persecución a las organizaciones, los sindicatos, los representantes, incluso la represión y lamentablemente la pérdida de compañeros producto de esta situación.

La estigmatización y la persecución judicial que sufrimos ha llevado a tener hoy más de 15 compañeras y compañeros con causas judiciales y procesados. Este lunes comienza un juicio contra cuatro compañeros de la CTA: Santiago Goodman, secretario general de ATECh, Marcela Ancaleo, Mariana Castro y Matías Schierloh, todos compañeros miembros de la CTA de los Trabajadores.

Todas estas causas armadas, iniciadas por el gobierno de Arcioni, tienen por objetivo silenciar el reclamo y las denuncias que venimos realizando contra una política de ajuste feroz contra el pueblo de la provincia de Chubut. Esta práctica política pretende justamente acallar las voces de quienes queremos una escuela pública en condiciones, reclamamos por la falta de insumos en los hospitales; de quienes denunciamos que somos la única provincia en la Argentina que hace 20 meses no tiene recomposición salarial ni convocatoria a paritaria salarial y que además, a través de la persecución judicial, y el intento de medrar las organizaciones sindicales, todas prácticas que lleva adelante un gobierno que sigue concentrando los sectores de la riqueza de nuestra provincia, que intenta imponer la megaminería a espalda del pueblo, sabiendo que no hay licencia social para ese tipo de emprendimiento y no tiene voluntad política de una distribución de la riqueza. En una provincia que tiene actividades como el petróleo, Aluar, energía eólica, los grandes terratenientes que existen en la provincia, como la pesca, que no paga impuestos, o que podrían, a través de una ley tributaria extraordinaria, aportar más genuinamente a las arcas del Estado y así generar mejores condiciones de vida para el pueblo de la provincia.

Toda esta voluntad política jamás la hemos encontrado en el gobierno de Mariano Arcioni que ha continuado endeudando la provincia y hoy tenemos una deuda como la que promovió Mauricio Macri, de más de 1200 millones de dólares. Ese ajuste lo estamos pagando hoy los trabajadores y esa plata no sabemos dónde fue a parar. No fue a las escuelas, ni a los hospitales ni a ningún organismo que jerarquice una función, ni una política del Estado a favor del pueblo.

El próximo lunes, estos cuatro compañeros son llevados a juicio con toda esta práctica y contexto político y social que venimos atravesando hace ya varios años. Acusados de incendio y estragos y les piden una pena de 5 años. Esta causa que está armada, donde nosotros denunciamos que hubo una zona liberada por el propio ministro de Seguridad Federico Massoni, a base de mentiras, con testimonios de miembros de la fuerza de la policía que atestiguan contra los trabajadores.

A Santiago Goodman, lo metieron preso en una movilización. Lo fueron a buscar. Estas prácticas son constantes en Chubut, no solo contra los trabajadores, sino que hay una práctica exacerbada desde el Ministerio de Seguridad, incluso durante la pandemia, con los controles, ciertos abusos de poder, no son sólo los trabajadores sindicales, militantes sociales, hay una práctica de abuso de poder político.

- ¿Qué medidas están planificando tomar?

- El lunes estamos convocando a un paro de 24 horas para estar junto a los compañeros que han llevado a juicio. Estamos viviendo también un plan de lucha del sector docente, del sector de salud, que vienen haciendo diferentes medidas de fuerza en reclamo de convocatoria a paritarias, cumplimiento de paritarias, recomposición salarial, infraestructura de las escuelas, falta de transporte escolar, insumos en los hospitales, diferentes situaciones que muestran el abandono total de este gobierno de Mariano Arcioni, y en ese sentido vamos a convocar a la adhesión para el día lunes de las organizaciones de DDHH, políticas, sindicales, diferentes agrupaciones, a nivel nacional y, en lo que es a nivel local, el acompañamiento de quienes podamos estar presentes allí en el comienzo del juicio.

La CTERA va a realizar una conferencia virtual con todos los secretarios generales de los sindicatos docentes, el lunes por la mañana, en solidaridad y para visibilizar esta situación, así como también, seguramente, con los compañeros de la CTA de todo el país, y no permitir que el gobierno avance impunemente con el abuso de poder que se está manejando en Chubut.

- ¿Cuál es la situación respecto de los salarios adeudados a docentes y estatales?

- Luego de mucha lucha, fue una conquista arrancarle la paritaria en 2018 y ponerla en valor en 2019. Esa última vez que firmamos, el gobierno al poco tiempo de haber adelantado las elecciones provinciales intentó desconocer la firma que ellos mismos habían estampado y por eso mismo lo denunciamos como una estafa, y es al día de hoy que todavía algunos sectores de la administración pública no terminan de resolver, de cobrar los convenios que cada sector firmó en el 2019. Algunos no lo han cobrado y otros lo están cobrando, no como se había firmado sino en cuotas. El gobierno ha cuotificado esa deuda después de muchísimo tiempo de tener tres meses de atraso salarial o no haber pagado el aguinaldo en tiempo y forma años anteriores. Hoy todavía sigue adeudando y ha cuotificado una de esas deudas y entendemos que a fin de año recién la mayoría de los sectores estarían al día con la paritaria del año 2019. Esto significa que llevamos más de 20 meses de congelamiento salarial y pérdida del poder adquisitivo de nuestro salario, sin convocatoria y con la persecución a quienes reclamamos por los derechos de todos los trabajadores.

Es la única provincia de la Argentina que hace 20 meses no convoca a paritarias salariales ni reconoce que los trabajadores debamos tener una recomposición salarial en el contexto económico que estamos viviendo.

- En este contexto, ¿qué expectativas tienen de cara a las próximas elecciones legislativas?

- En las próximas elecciones el gobierno provincial va separado, lleva sus propios candidatos, va separado del Frente de Todos. Básicamente son tres: la izquierda, el PRO, el radicalismo, el Frente de Todos y el partido provincial de Arcioni.

El gobierno de la provincia de Chubut ha funcionado como una gran picadora de carne, donde ha desgastado a toda la sociedad. Hay un desgaste general y una práctica de desvalorización de la política que para nosotros nos parece muy complicado. En la sociedad, todo este tiempo de tanta mentira y estafa, de parte de un gobierno que ha trabajado en sostener intereses económicos de los sectores concentrados, de sus allegados, mientras el pueblo sufre un gran abandono, ajuste y persecución, hay un malestar generalizado. Es nuestra esperanza siempre la recuperación de la política como una herramienta de transformación social y construcción de derechos. En ese sentido nuestra provincia tiene grandes desafíos y en cada elección está la posibilidad de ir allanando ese camino que hemos soñado siempre los trabajadores, donde podamos tener justicia social, donde podamos vivir cada vez más dignamente. Seguramente será una oportunidad para demostrar todo este descontento y alguna posibilidad que se modifiquen estas prácticas políticas que tanto daño le está haciendo a los trabajadores y al pueblo de Chubut.

- Por otro lado, la CTA Chubut se ha solidarizado con les habitantes de la Comarca Andina tras los incendios en marzo. ¿Cómo fue esa experiencia y cómo continúa la situación?

- La campaña por los incendios en la comarca andina fue para estar presentes como CTA, como Frente Barrial, junto a los compañeros de La Comarca, que sufrieron la pérdida de todas sus pertenencias, en un incendio que no tiene precedentes y todavía en la zona se continúa intentando revertir todo lo que es falta de agua, de servicios básicos, de la propia vivienda. Y si bien el gobierno nacional ha tenido una respuesta bastante rápida, el daño es tan profundo que merece un tiempo de solución, como el tendido eléctrico, agua potable. Son todas obras que llevan su tiempo, ni hablar de la construcción de la cantidad de viviendas que fueron destruidas.

En ese sentido hemos estado presentes solidariamente con esas comunidades afectadas, dando la mano que pudimos. La ayuda y la colaboración que realizamos en nuestra campaña vino muy bien inclusive todavía tenemos que terminar, cuando el tiempo lo vuelva a permitir en el Sur, de realizar acciones que quedaron pendientes y que todavía son necesarias en la zona.