Marín: “Con toda la plata que tienen, Claro y Telecom no ponen en la paritaria”

Dirigente sindical de un sindicato clave, en la vida económica, que fue declarado esencial desde un primer momento y que atraviesa nuestras vidas, sindicato que tiene que ver ni más ni menos con las Telecomunicaciones, Claudio Marín, secretario general adjunto de la Federación de Obreros y Empleados Telefónicos de la República Argentina (FOETRA), dialogó con el periodista Daniel Tognetti en “Siempre es hoy” (am 530).

Daniel Tognetti: ¿Cómo están los telefónicos durante la Pandemia, teniendo en cuenta que en algunos casos tuvieron que ingresar a las casas, a las empresas y que fueron declarados esenciales desde el primer momento?

Claudio Marín: Viste que lo esencial es invisible a los ojos, como decía Saint-Exupéry. No se ve mucho nuestro trabajo. Se ve poco pero sin embargo estamos manteniendo las comunicaciones a pesar que nuestro trabajo ha sido recargado muchísimo en todo sentido. El tráfico de llamada, la variedad, la calidad, el trabajo con redes, la verdad que no han tenido las inversiones que han tenido que tener. En ese sentido, nosotros de entrada, sacamos algunas resoluciones tanto por parte del Ministerio de Salud como de la Superintendencia de Riesgo, de no ser vectores del virus. Reparar todo lo que teníamos que reparar desde afuera del domicilio, sin entrar al domicilio, salvo que se tratara de industrias o situaciones que se estuvieran directamente ligadas al combate de la Pandemia. En ese sentido, los compañeros que están en la calle, reparan pero desde afuera para no ser vectores del virus.

D.T.: ¿Y a nivel de contagiados, tuvieron lamentablemente que contar alguna víctima?

C.M.: Tenemos muy pocos contagiados, y los contagios que se han dado no han sido por cuestiones laborales, sino que son de carácter social. Se han contagiado con la familia, con el barrio, pero por suerte, y mirá que tenemos muchos compañeros, no hemos tenido en esos sectores de trabajo, situaciones de contagio, como pueden ser otros rubros esenciales y eso se debe a que hemos tenido muchísimas medidas de cuidado, mucho trabajo de la Secretaría de Seguridad e Higiene del Trabajo, mucho desarrollo y mucha docencia con los compañeros. Y nos encontramos con que es muy muy bajo el índice de contagiados. Lo que sí estamos teniendo es un problema que parece paradójico, porque te estoy hablando de muchísimo trabajo y habla de muchísima productividad, porque las empresas han ganado en productividad en forma absoluta con el teletrabajo, con el trabajo organizado de acuerdo a la Pandemia y la verdad es que está muy dura la paritaria salarial, salvo una de las compañías, las otras grandes compañías se niegan, directamente a firmar corrección salarial. Se están negando a dar una corrección salarial y la verdad es que esto es terrible para nosotros porque somos esenciales, trabajos, estamos en la calle, las empresas producen, ganan y no está lo que corresponde a los trabajadores.

D.T.: La paritaria de los Telefónicos es con unos pesos pesados importantes en el mundo de los negocios. Me imagino que está de un lado el Sindicato representado por ustedes y del otro lado de la mesa negociando con ustedes están: Telefónica, Telecentro, Telecom, que es Clarín.

C.M.: Sí, también Claro, que es Slim …

D.T.: Estás hablando de personas que son huesos duros de roer. Además con la capacidad de lobby que tienen. ¿Cómo es esa negociación paritaria?

C.M.: La capacidad inmensa. Bueno, te diría que nosotros no somos mancos. El gremio siempre fue muy organizado, combativo, y en ese sentido, también muy responsable, porque en momentos en momentos de Pandemia estamos garantizando que esto funcione y vamos a seguir garantizando que esto funcione y no hay ninguna posibilidad de que haya algún tipo de caída de comunicación ni nada por el estilo. Somos absolutamente conscientes de lo que hacemos. Pero también esto está siendo aprovechado por parte de las compañías. Concretamente, la que cerró, no una corrección salarial, sino un dinero a cuenta importante es Telefónica. Las otras dos compañías no han cerrado dinero a cuenta, entendiendo que hay situaciones anómalas, entendiendo que también tienen situaciones de morosidad, nosotros aceptamos dinero a cuenta y seguir discutiendo, como hacen muchos gremios, una suma fija para todas las escalas salariales. Lo de Telefónica fue $6500 que cubrió las expectativas inflacionarias a septiembre y ahora estamos en discutir la paritaria con Telefónica. Porque eso no es la paritaria. Eso es poner un dinero para poder seguir llevando adelante la discusión y los trabajadores tengan un dinero en el bolsillo. Pero, con las otras dos compañías más grandes, tanto Claro como Telecom no hemos alcanzado hasta el momento ningún acuerdo.
La verdad que nos parece absolutamente injusto, esto no es nuevo, con toda la plata que tienen, no poner en momentos de Pandemia, donde hay trabajadores esenciales de por medio, que la verdad están haciendo todo lo que tienen que hacer, es absolutamente terrible que estas compañías no pongan la corrección que no es ni más ni menos que la inflación.

D.T.: Dijiste cuando conversamos que las empresas no habían hecho todas las inversiones y que la red está saturada. La semana pasada se hizo un anuncio donde estuvo Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete, el presidente Alberto Fernández, presentando lo que es el Plan Conectar 2023, que contempla la construcción de un satélite, la ampliación de la red federal de fibra óptica, la ampliación digital terrestre, la construcción de un data center de contingencia. Teniendo en cuenta que hoy la red digital, si se quiere, representa, sin querer ser exagerado, lo que representaba la red vial, la red férrea, a fines del Siglo XIX, principios del Siglo XX.

C.M.: O lo que fue el telégrafo en relación a la diligencia, a la carreta, o al chasqui. Hoy las telecomunicaciones son palanca económica, palanca social, palanca cultural. Hoy en posibilidad de todas las zonas del país. Las telecomunicaciones son algo que se ha potenciado por diez, por cien, por mil en relación a la importancia cotidiana en relación a lo que representan, para cualquier emprendimiento, para cualquier cuestión que vos quieras encarar. Es espectacular haber tomado la decisión que esto sea un servicio público, pero no solamente porque vos puedas regular o no tarifas, porque las tarifas fijas ya venían siendo reguladas, y tenían carácter de servicio público, sino fundamentalmente porque vos tenés que aprobar planes anuales, de inversión, de desarrollo y ahí abrir tus libros y cumplir con los planes anuales que se presentan al ente, en este caso el Enacom. Esa es la diferencia y a su vez con un gobierno que dice vamos a jugar con todo a través del Arsat, a través del Plan Conectar, donde fundamentalmente lo que se va a hacer es conectar con fibra los barrios populares.
No es lo mismo hacer una red de fibra para un barrio popular, para que todo el mundo tenga acceso y que sea económico y eficiente, que hacerlo para una red financiera. Son distintas tecnologías, totalmente distintas y esa es la decisión que está tomando el gobierno con el Plan Conectar. Esto es lo importante. Es distinta una red popular que para una elite. Esa es la definición más de fondo.

D.T.: A nivel mundial, o a nivel regional, para no compararnos con el mundo en términos tecnológicos de telecomunicaciones. ¿Cómo estamos? ¿Estamos en la media, estamos atrasados?

C.M.: Estamos muy arriba, Tognetti. Uno siempre cree y esto es común a todos, a todos nosotros nos pasa, con que lo de afuera es mejor. No es así. Inclusive en los países europeos, tienen mucho menos despliegue de fibra que lo que tenemos nosotros. Parece una cosa muy loca pero es así. Tengo las cifras del desarrollo de fibra de los países desarrollados, y están por atrás de nuestro desarrollo de fibra. Ellos van reemplazando la tecnología del cobre en forma mucho más lenta, mucho más cuidadosa. No siempre lo último, de lo último es lo más conveniente. La medida de la aplicación de tecnología tiene que ser la necesidad, no lo ideal. Sino lo que uno necesita de acuerdo al territorio, a población, de acuerdo a la necesidad y posibilidad de inversión que tiene uno y de acuerdo a cómo amortiza esas inversiones. La cosa es no poner siempre el último grito de la moda, porque entre otras cosas nunca es el último grito de la tecnología lo que uno pone, porque una vez que lo pusiste ya está viejo, sino ver de qué manera va desarrollando racionalmente la cosa. Aun así, Argentina es de los países que está primero en desarrollo de fibra y te diría dentro de los primeros 20 del mundo.

D.T.: No quiero dejar pasar por alto. Recién hablabas de las negociaciones de los telefónicos con la paritaria, con los empresarios, no con Slim directamente, pero con Claro, con Telefónica, que es una multinacional que está en más de 30 países del mundo, con el Grupo Clarín. Han pasado ya varias semanas de la firma del Decreto 690 que declara servicio público, entre otras cuestiones, las telecomunicaciones. ¿Qué mirada tenés vos que conocés a los jugadores, que sabés cómo reaccionan, que conocés sus actitudes, qué análisis podés hacer vos del Decreto 690 a seis semanas de su publicación?

C.M.: En principio, en cuanto se publicó, decían que iba a venir un cataclismo. Al cataclismo no lo veo ni lo vas a ver, porque el gobierno tuvo una actitud absolutamente racional en relación al decreto. Lo que está haciendo es ver en este momento cómo regula las tarifas en el marco de una Pandemia, de una recesión brutal y por ahora nada más. Lo que sí estamos trabajando nosotros, es una nueva ley de Telecomunicaciones que implique la autenticación tanto de la imagen, de la transmisión de datos, de voz, y que pueda integrar, ordenar, lo que el macrismo desordenó en cuanto asumió. A los tres o cuatro días que asume Macri, lanza un decreto que modifica la Ley de Medios y esa modificación era exactamente ad hoc. En ese momento para que Telecom pudiera comprar Nextel y después la fusión de Cablevisión y Telecom. Esta cuestión de contenidos o medios, quedó borrada absolutamente de un plumazo.

D.T.: Acabás de dar un título importante. ¿Está el gremio Telefónico, me imagino que no solo, que lo deben estar haciendo con fuerzas políticas, presentando un proyecto de ley de Telecomunicaciones?

C.M.: Todavía lo tenemos en borrador. Estamos trabajando y oportunamente lo vamos a presentar a la Cámara.

D.T.: ¿Y con quién lo estás trabajando en la Cámara? ¿Con Hugo Yasky …?

C.M.: Va a ser absolutamente con todos los diputados de origen sindical y no sindical, que entiendan esta problemática. Las telecomunicaciones son un elemento absolutamente fundamental en la vida del país. Creo que esto va a tener muchísima adhesión en las Cámaras.

D.T.: A Clarín no le va a gustar eso.

C.M.: Hay tantas cosas que a mí no me gustan …. ¿Qué querés que te diga?

D.T.: Ya que estamos en el tema. ¿Clarín es tan duro en la negociación como se ve desde afuera?

C.M.: Un poquito más de lo que se ve. Sí, claro.

D.T.: Te hago otra pregunta que va en el mismo sentido. Porque está Clarín sentado al lado, está Telefónica y está Slim. ¿Clarín es más duro, es más duro entre los duros? ¿Tiene una posición más hostil que otros que son duros?

C.M.: Es absolutamente duro entre los duros. Así es. De esa manera.

D.T.: ¿Y en qué se manifiesta?

C.M.: A la hora de la propuesta siempre podemos cerrar propuestas que nos resultan más convenientes o en forma anticipada con los “gallegos” que con Clarín. La verdad.

D.T.: ¿Los “gallegos” son Telefónica?

C.M.: Yo le pongo los “gallegos”, no es de ninguna manera peyorativo.

D.T.: Está claro, todos entendimos. Yo para los oyentes, también. Es decir, los “gallegos” de Telefónica que son bravos, que son una multinacional, que operan en 30 países, no es que son una cooperativa de beneficencia, son menos duros que los de Clarín. ¿Clarín te presiona también con el tema del poder mediático que tiene?

C.M.: No, hasta ahora nosotros no hemos tenido presiones en ese sentido. Esto no ha pasado. Creo que hasta ahora se ha mantenido como debe mantenerse, dentro del ámbito de la discusión reivindicativa.

D.T.: Como siempre, un gusto conversar con vos de varios temas. Creo que ahí hay un título en lo que dijiste. Que los trabajadores del sindicato están pensando presentar un proyecto de ley para que regule las comunicaciones. Hay que decir que vos presentaste, sin ser legislador, un proyecto que se terminó sancionando que es el proyecto de Teletrabajo. ¿Se reglamentó la Ley de Teletrabajo ya?

C.M.: Viene lento. Es la autoridad de aplicación la que debe ir con esto de la reglamentación. Es importantísimo, porque el teletrabajo, es hablar de un colectivo de millones de personas. La ventaja es que reglamentación no puede contradecir el espíritu de la ley, pero te puedo asegurar que … vuela lobby por todos lados.