La cultura independiente de Buenos Aires en estado grave

Desde las Secretarías de Cultura de la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma manifestamos nuestra preocupación por la situación crítica que se encuentra atravesando toda la cultura independiente de la Ciudad de Buenos Aires y requerimos la urgente implementación de políticas públicas.

Centros Culturales, Teatros Independientes, Milongas, artistas, programadoras/es, Librerías de barrio, artesanas/os, y todas y todos los trabajadores de la cultura de la Ciudad se encuentran atravesando una situación de extrema gravedad.

La crisis generada por el COVID-19 no ha hecho más que poner de relieve la precariedad de todo el sector de la cultura, su informalidad, la falta de políticas públicas, el desfinanciamiento, hostigamiento y persecución; generada y sostenida por parte del Ministerio de Cultura de la C.A.B.A. durante estos casi 13 años de gobiernos neoliberales.

El cierre por tiempo indefinido de los espacios culturales independientes, está causando un grave daño, en muchos casos irreparable, lamentablemente muchos espacios han debido cerrar sus puertas. Son espacios que se pierden, cultura que se pierde.

Hoy en día peligran más de cuatrocientos cincuenta espacios culturales que son la fuente y lugar de trabajo de miles de trabajadorxs del arte y la cultura porteñas. El Sector de la Cultura Independiente, necesita – hoy más que nunca – la urgente implementación de políticas públicas de ayuda al sector.

Luego de más de cien días de aislamiento social, preventivo y obligatorio, el Ministerio de Cultura de la Ciudad brilla por su ausencia, dejando a la deriva más de 450 espacios culturales y a miles de trabajadoras/es del arte y la cultura.

La cultura cumple múltiples funciones en la sociedad: ayuda a ampliar la diversidad cultural y dar lugar a nuevas voces; es fuente de trabajo y subsistencia de miles de personas; es fuente generadora de comunidad en donde reina la solidaridad y la empatía por el otro; es una usina de pensamiento crítico.

Hoy en día nuestra cultura corre peligro y necesitamos la urgente implementación de las siguientes medidas:

 Declarar la Emergencia cultural en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 Ayuda económica de emergencia al sector.

 Ayuda de emergencia para lxs trabajadorxs de la cultura.