La CTA-T, invitada en la 29ª Convención de la ALF-CIO

Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales

Bajo el lema “Construir el movimiento para enfrentar el momento”, la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, según sus siglas en inglés) realizó del 12 al 15 de junio su 29ª Convención Nacional, en Filadelfia, Pensilvania.

Allí asistió la CTA-T, a través del secretario general adjunto, Edgardo Llano y Rodrigo Borrás, Directo de Migraciones de esta Central, quienes fueron parte de los 200 invitados internacionales.

En el encuentro -que congregó a unas 57 organizaciones sindicales estadounidenses, representantes de unos 12 millones de trabajadores de todo el país- fueron electas las autoridades para los próximos cuatro años. Allí asumió Liz Shuler como presidenta y Fred Redmond como secretario de Finanzas. Es la primera vez en la historia de la organización que una mujer asume el cargo máximo y que un afroamericano llega a ser miembro de la conducción.

En ese sentido, Borrás apuntó: “Desde la organización señalaron que más de 52% de los delegados eran mujeres y personas de color. Esto habla de un avance en esa participación, porque hasta hace algunos años el panorama era distinto. También se destacó que uno de los objetivos que tiene por delante la AFL-CIO es el de sumar un millón de afiliados en los próximos 10 años y fortalecer la participación y la formación sindical en los ámbitos de trabajadores de plataformas como Amazon y cadenas como Starbucks”.

Respecto a la delegación internacional del evento, Borrás agregó: “Participamos del simposio de organizaciones globales, que tuvo como objetivo discutir los lineamientos de un nuevo contrato social, la consolidación de un poder colectivo y una transición justa para los trabajadores. También se trataron temas que trascienden las luchas nacionales, como la organización de las economías de plataformas de internet, la equidad racial y de género y también la defensa de la democracia, concibiendo a los sindicatos como actores de primera línea en ese sentido”.

El cierre del evento, contó con la participación del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Hacía 40 años que un primer mandatario no era invitado a una convención de este tenor.