La CTA junto a Cristina

En una jornada de gran congoja, luego del intento de magnicidio contra la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, una multitudinaria movilización colmó las calles de todo el país.

En Ciudad de Buenos Aires, la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina concentró desde las 11:30 en Avenida Belgrano y 9 de Julio y marchó hacia Plaza de Mayo, donde por la tarde la presidenta de la Asociación Argentina de Actrices y Actores, Alejandra Darín, leyó un documento acompañada por dirigentes sindicales, sociales, funcionarios/as, y organismos de Derechos Humanos.

“Un momento muy difícil que nunca pensamos íbamos a vivir, pero que también lo veíamos venir. Hay un discurso de una construcción simbólica de la violencia, del ataque a Cristina Kirchner, de la persecución política. Del intento de legitimar esa verticalidad que impone la clase dominante, anunciando parafernalias represivas, proyectos para desarticular el movimiento sindical. Proyectos para reprimir las huelgas, las manifestaciones de los más débiles. Todo eso habla de un caldo de cultivo de la violencia, que finalmente ayer estuvo a punto de concretarse en ese magnicidio que hubiese hundido a la Argentina en un caos, en un verdadero baño de sangre”, manifestó nuestro secretario general y diputado nacional, Hugo Yasky.

“Creo que hay que tomar conciencia, tienen que hacerse cargo los grandes medios de comunicación, Clarín, La Nación, periodistas, los voceros del odio, el aparato de justicia, que expresa en la persecución ese odio. También los opositores, que utilizan las bancas como especie de nichos para intoxicar la democracia, para quitarle sustento al estado de derecho, para hablar permanentemente con un tono que enerva, que hiere la sensibilidad de quienes quieren vivir en un país más justo, pero que también allanan el camino de un violento que algunos dicen que es un loquito. No es un loquito suelto. Uniendo las piezas sueltas del rompecabezas, vemos que no es un loquito suelto”, aseguró Yasky.

Por otro lado, se refirió a la posibilidad de un paro con movilización para el lunes 5 de septiembre, lo cual fue conversado por la mañana con gremios de la CTG nucleados en el Frente Sindical para el Modelo Nacional y la Corriente Federal de Trabajadorxs. “Le trasladamos a la CGT y coincidimos con la Corriente Federal, con el Moyanismo, en la necesidad que el lunes haya una convocatoria a un paro general con movilización a la Corte Suprema de Justicia”.

En tanto, el secretario general del SUTEBA y CTA Provincia de Buenos Aires, Roberto Baradel, expresó: “Nos movilizamos por Cristina. Nos solidarizamos con ella. Esto es lo que generan los discursos de odio, las corporaciones mediáticas, los irresponsables de la oposición, el partido judicial. Lxs trabajadorxs decimos basta. Estamos consternados, pero no inmovilizados”. Y agregó: “No a la violencia. Estamos con Cristina. Por la democracia”.

“Momento de mucha tensión y mucha fragilidad de la democracia”, definió a la par Juan Manuel Sueiro, secretario general adjunto de la CTA Ciudad de Buenos Aires y referente estatal. “Sin lugar a dudas, el conjunto del movimiento tiene que estar movilizado. Todas las organizaciones populares. Y esperemos que el lunes tengamos paro y movilización, la CGT y la CTA para defender la democracia de manera contundente, que es el derecho colectivo que tenemos todxs lxs argentinxs”.