La CTA en el juicio por torturas a Luciano Arruga

El lunes 4 de mayo comenzó el juicio por torturas a Luciano Arruga, causa paralela a la de su desaparición y posterior aparición de su cuerpo.
El 22 de septiembre del 2008, Luciano fue trasladado al destacamento de Lomas del Mirador, donde fue salvajemente golpeado por parte de efectivos policiales; de aquel hecho surge el acusado Julio Diego Torales, aunque se sospecha que hubo otros policías involucrados.

El juicio se desarrolla en el Tribunal en lo Criminal N° 3 de La Matanza, y cerca de 40 testigos prestarán testimonio en el transcurso de toda la semana. Es por eso que la militancia de la CTA Matanza se movilizó a las puertas del Tribunal para acompañar a los familiares de Luciano. Estuvieron presentes la Secretaria de DDHH de la CTA Bs As, la compañera María Reigada, la Secretaria de Género, la compañera Romina Pereira, el Secretario de Comunicación, el compañero Luis Cáceres, los compañeros y compañeras de la Juventud de la CTA, y compañer@s de las distintas organizaciones que conforman la Central Matancera.

María Reigada, Secretaria de DDHH CTA Bs As: “Nos parece que se tardó demasiado en llevar a cabo este juicio, pero es importante que aunque sea con demora, se esté realizando. Entendemos que para la otra causa, va a ser sustancial lo que surja de acá; más allá de que seguramente se va a comprobar que hubo tortura, también va ayudar a desentrañar que es lo que pasó esa noche en donde Luciano es atropellado en una situación muy dudosa, muy confusa”. Por otro lado agregó: “Nos parece además, que hechos como el que se está juzgando hoy, son una señal de alarma sobre las situaciones de violencia institucional que nuestros jóvenes padecen en los barrios, a lo que toda la sociedad debe prestar atención, y debatir muy profundamente sobre que hablamos cuando hablamos de seguridad”.

Romina Pereira, Secretaria de Género CTA Matanza: “La Central viene acompañando ésta y otras causas sobre gatillo fácil y represión policial hacia los pibes en los barrios. Lo de Luciano Arruga para nosotros no es un caso más, es un caso que ha logrado construir un grado de unidad importante en el campo popular, y que despierta conciencia sobre el accionar del aparato represivo, dejando al descubierto lo difícil que es desenredar esa maraña, difícil pero no imposible”.
“Este juicio es un hito político, que nosotros como sociedad no vamos a poder medir en este momento, pero que dentro de un tiempo nos vamos a dar cuenta del impacto social y político que tuvo”.

Emanuel Cuello, Juventud CTA Matanza: “Como juventud, en principio nos parece importante que las organizaciones se puedan juntar para pedir justicia por uno de los tantos pibes que las fuerzas de seguridad se dedican a perseguir, obligándolos a que laburen para ellos, hecho que trajo en este caso, la pérdida de Luciano Arruga”