La CTA celebra dictamen positivo al proyecto Ley IVE en Senado

SE TRATARÁ EL 29 DE DICIEMBRE

Con las consignas “Justicia social es poder decidir” y “Es ahora Senado”, las trabajadoras organizadas participaron esta tarde del pañuelazo en las inmediaciones del Congreso. El 29 acompañarán el tratamiento en el Senado para que la Interrupción Voluntaria del Embarazo sea Ley.

La iniciativa que amplía derechos reunió las firmas en las comisiones de Banca de la Mujer, Justicia y Asuntos Penales y Salud, luego de cuatro jornadas de debate con más de 50 expositorxs.

La senadora provincial María Reigada, también trabajadora de la educación, dirigente del SUTEBA, de la CTA Provincia de Buenos Aires y del Movimiento Mayo, expresó: “Está transcurriendo una nueva etapa. Ahora se discuten en el Senado de la Nación estas dos leyes que son tan importantes para las mujeres, las familias, los niños, las niñas y les niñes, como es la posibilidad de que los abortos dejen de ser clandestinos, que el Estado y el sistema sanitario asuma la responsabilidad ante estas decisiones de las mujeres y que también se pueda acompañar a las mujeres, personas gestantes en las decisiones de tener continuidad con su embarazo y maternar. Esto nos habla de un Estado presente, que tiene sistema sanitario adecuado con la vida de las mujeres y personas gestantes y también un sistema de apertura en todo lo social para atender las necesidades de las familias que deciden crecer y que tienen dificultades económicas muy importantes en estos momentos en que la pandemia de Macri y la pandemia del Covid nos están dejando a muchos sectores desprotegidos para poder definir sus derechos. El Estado presente es el que evita la clandestinidad en el sistema sanitario y desarrolla las políticas sociales adecuadas”.

En tanto, Karina Nicoletta, secretaria de Género de la Asociación Gremial de Trabajadoras y Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), señaló: “Las trabajadoras vivimos con mucha expectativa este momento histórico. Finalmente el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentado a través del Poder Ejecutivo está en tratamiento en el Senado. Esperamos que esta deuda histórica de la democracia para con las mujeres y personas gestantes se convierta en un derecho concreto, porque entendemos que es una cuestión de Derechos Humanos, de Salud Pública y Justicia Social, obviamente resultado de la masividad de la movilización del feminismo en las calles y esperamos que las senadoras y senadores estén a las alturas de las circunstancias, entendiendo que este reclamo ya está consolidado en las calles y necesitamos que se consolide como derecho concreto en el Parlamento”.

“Las trabajadoras organizadas de las diferentes centrales sindicales venimos ratificando nuestra postura histórica de apoyo, a la urgente y necesaria sanción de esta ley que garantice a las mujeres y a las cuerpas gestantes el derecho al aborto legal seguro y gratuito a través de un sistema público de salud, a través de políticas integrales necesarias reivindicando la consigna que plantea educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”, agregó.

Yamile Socolovsky, secretaria de Formación, Investigación, Proyectos y Estadísticas de la CTA y secretaria de Relaciones Internacionales de la Conadu, se refirió a la convocatoria de esta tarde y también al documento impulsado por trabajadoras organizadas en las tres centrales sindicales y en los movimientos sociales, al que se puede adherir accediendo al enlace que se encuentra al final de la nota. “Hoy volvemos a convocarnos a la Plaza del Congreso, para esperar el resultado de la reunión de comisiones que debe emitir dictamen para que el 29 se realice la votación. Tenemos una expectativa enorme, y sobre todo mucha seguridad de estar expresando un reclamo justo que ha ganado una legitimidad irrefutable en nuestra sociedad. Esperamos que el Senado, esta vez, represente cabalmente esta convicción. Como trabajadoras organizadas, hemos construido una declaración en la que dirigentas de las tres centrales sindicales y de los movimientos sociales estamos apoyando y reclamando la sanción de la ley de interrupción voluntaria del embarazo y de la ley de los 1000 días. Nosotras decidimos, el Estado debe acompañar. El 29 de diciembre tiene que ser ley”.

A su vez, la secretaria de Salud Laboral de la CTA provincia de Buenos Aires, Lilian Capone, manifestó: “No quedan dudas que la agenda de la Interrupción Voluntaria del Embarazo para que el aborto sea legal y no clandestino es algo que está relacionado con la fuerza de la marea verde. Las chicas, las compañeras, los compañeros, especialmente las compañeras que han militado desde hace mucho tiempo y ganado las calles para concientizar y descontracturar por un lado y por otro lado sacar el velo que el aborto existe, que accede a una calidad médica quien tiene dinero y una gran parte de la población hace lo que puede. Esto unido a una educación sexual integral, al acceso al Misoprostol, el acceso al control de la natalidad, empezar a pensar que la mujer es dueña de su cuerpo y no tiene que responder a las exigencias y a los ritos religiosos, sociales y políticos de la época. Creo que eso es algo maravilloso, impensado en la generación mía y ahora pensando en mis hijos, en las mujeres de mis hijos y en mis nietos, es algo asombroso”.

“Creo que hay mucha paridad en los votos, que hay mucha mezquindad. Que hay senadores que antes iban a votar favorablemente y ahora van a votar en contra porque no soportan que este gobierno sea quien se lleve el triunfo de esta ley, cuando ellos no quisieron o no pudieron hacerlo. Lo veo complicado. No obstante, si no es este año será el año que viene. Habrá un momento en que las presiones eclesiásticas, sociales, políticas van a ser menores que la discusión social y la toma de conciencia. Me parece que será ley. Que sea ley. Creo que en algún punto ya es ley”, concluyó Capone.

La responsable de géneros de la Asociación Trabajadores del Estado Capital, Clarisa Spataro, celebró el dictamen en el Senado. “Así como esperamos que en diputadxs estuvieran a la altura de lo que la historia les demanda esperamos lo mismo en senadorxs. El dictamen positivo es un gran primer paso, ahora a esperar que por fin el 29 sea ley. Por la historia de los feminismos y disidencias, por todas las muertes evitables, porque las niñas sean libres. Porque no podemos esperar más, es ahora. Este momento histórico es fruto de todas las luchas que nos preceden, desde principios de siglo, pasando por la resistencia al Terrorismo de Estado, luego con la llegada de la Democracia, con los Encuentros Nacionales de Mujeres de mediados de los años 80, hasta llegar a la actualidad donde la marea verde nos abraza y contiene y la impronta de los feminismos marca agenda. Desde los sindicatos no podríamos ser ajenxs a eso. Estamos en un punto de la historia donde ya no hay posibilidades de retroceder en este aspecto, sólo avanzar hacia un país con igualdad de oportunidades y que todas y todes tengamos los mismos derechos, y sobre todo la libertad de decidir sobre nuestras vidas y nuestros deseos, sin morir en el intento. Por nuestras viejas, nuestras pibas y nosotras y nosotres, mujeres y LGTBIQ+, ¡que sea ley!”, exclamó.

Cecilia Moccia, prosecretaria de prensa de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), afirmó: “Respecto a la IVE, que en estos momentos se está debatiendo en el Senado creo que es muy necesario que esto sea tomado como una cuestión de salud pública, que así sea comprendido por senadoras y senadores, aun sabiendo que allí tenemos un escollo grandísimo porque es la Cámara más conservadora, no sólo por una cuestión etárea, sino por la formación religiosa de quienes ocupan estos cargos. Sin embargo me parece que así como hace unos años este debate se ganó en las calles, ya no hay vuelta atrás para las chicas que ya comprenden esta situación, para las y los jóvenes que ya comprendieron que más allá de cualquier debate ético o moral el aborto es una práctica histórica y que el Estado debe regular por cuestión de salud pública para evitar muertes de mujeres que no desean ser madres”.

La secretaria Adjunta de la CTA Ciudad de Buenos Aires y referenta de la Comisión Directiva FEDUBA, Belén Sotelo, aseguró: “Tenemos mucha expectativa de que el aborto sea legal, seguro y gratuito, que finalmente sea ley este año. Esa alta expectativa se apoya en dos puntos, fundamentalmente que a diferencia de 2018 esta vez la iniciativa surge de un gobierno popular comprometido con las históricas luchas del pueblo argentino y particularmente con las luchas de las mujeres y por otro lado en nuestra propia capacidad de organización para la discusión y de debate que construimos como movimiento de mujeres a lo largo de la historia. Ampliamos los horizontes de nuestra comprensión respecto a lo que es la lucha como mujeres y diversidades y que pusimos toda esa larga construcción política, social, sorora, en la calle en el 2018, donde demostramos que la discusión no es sobre la vida sino que la discusión es sobre si es legal o clandestino”.

Sotelo también se refirió al plan de los 1000 días: “Que el proyecto de la IVE sea acompañado por el proyecto de los 1000 días da cuenta que el gobierno entendió un punto central de nuestra discusión, que además de la salud pública, pasa por el respeto por la decisión de las mujeres. Vamos a tener la posibilidad de maternar si queremos maternar o de decidir la interrupción del embarazo de forma segura sin temor a la clandestinidad, la penalización si ese no es nuestro proyecto de vida”.

“Vamos a estar el 29 acompañando la discusión en el recinto del Senado, así como estamos hoy en la calle, acompañando el dictamen que es favorable, porque nuestra presencia en la calle le va a dar más fuerza a los senadores y senadoras dentro del recinto para entender que llegó la hora de cumplir con esta promesa y saldar esta deuda de la democracia, que ellos también puedan ser protagonistas de un hecho histórico, como lo estamos viviendo nosotras en la calle, peleando por el aborto legal, seguro y gratuito”, subrayó.

Remigia Cáceres, secretaria nacional de Discapacidad de la CTA de lxs Trabajadorxs, se refirió al debate en Comisiones en el Senado: “Un poco vergonzosas algunas expresiones del PRO y otros partidos políticos que no saben ni siquiera de qué están hablando. Algunos senadores estaban hablando de los mil días antes del aborto, otros comparaban el tema del genocidio del nazismo con respecto al aborto. Se nota que hay mucha ignorancia en el tema, que no se capacitaron, no escucharon a las mujeres, no escucharon al pueblo. En este sentido, las mujeres que mueren y que quedan mutiladas en la mesa de un quirófano hostil, precario es el pueblo, ellas son el pueblo. No las están escuchando. Es penoso ver discusiones tan irrisorias sobre nuestro cuerpo. Es penoso que nuestros gobernantes, en este sentido, que son los senadores no tomen en cuenta que hay un ser humano atrás de cada palabra que dicen. Comparar con esto de que van a abortar personas con discapacidad, porque van a hacer tal cosa y tal otra, yo como mujer con discapacidad me siento bastante triste con todo lo que se está planteando en el Senado. Más allá de que hay otras posturas que son loables, aplaudibles. En definitiva, es el cuerpo de la mujer, es el cuerpo del gestante, es la persona la que tiene que tener la decisión de tener o no un hijo, hija, hije con discapacidad. Nosotras, nosotres no vamos a estar en el momento en que esa mujer tenga a ese ser, a esa persona, no vamos a estar todo el tiempo. Para eso está el Estado, el Estado tiene que acompañar todo ese proceso del gestante, de la persona que aborta, el dolor psicológico y físico que sufre la mujer. El Estado está para eso, para hacer un seguimiento para la persona que decida ser madre, maternar, el Estado tiene que estar. Estamos muy de acuerdo con el seguimiento de los 1000 días. La niña, el niñe tiene que recibir el cuidado de los seres queridos y del Estado. Y también el Estado tiene que estar presente cuando ese gestante, esa persona decide no tener a ese hijo, a esa hije”.

“Tenemos que ser más solidarios entre nosotrxs porque en algunas circunstancias esto termina siendo muy violento. Muchas mujeres, muchas de nosotras acompañamos a un amigo, a un amigue al proceso de un aborto clandestino, muchas sufrimos con ellas cuando van a un lugar que desconocen, a un lugar donde no saben cómo van a salir, si van a salir enteras o mutiladas física o emocionalmente y es lamentable escuchar ciertas voces de Senadores o Senadoras que hablan de nuestro cuerpo como si fuésemos trapos de cocina. Estoy viendo el debate, me parece que va a ser un poquito duro. Tenemos esperanzas de que se puedan cambiar ciertas miradas, ciertas votaciones. Tenemos esperanzas de que sea una votación democrática, sin que nadie sufra ningún tipo de amenazas para votar y que vote a conciencia. Porque nosotrxs los pusimos ahí para que nos defiendan, no para que nos atropeyen. Ellxs tienen que hacer su trabajo o de lo contrario se tienen que retirar y dedicarse a otra cosa si es que no se sienten capacitados para defender a todas las mujeres y personas gestantes que están sufriendo cierta violencia con respecto a su decisión. Esa decisión del cuerpo de la mujer que es sagrado para ella sola y para nadie más. Y para eso está el Estado, para acompañar en todo. Con el sí o con el no el Estado tiene que estar”, remarcó Cáceres.

Roxana ‘Polaca’ Rogalski, secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la Ctera, señaló: “El debate en esta cuatro jornadas nos demostró una vez más que es urgente. Basta con que mencionemos un ejemplo como la interrupción de la tocoginecóloga tucumana Cecilia Ousset, que trajo el mensaje de una niña forzada a parir pese a la legalidad de la interrupción para el caso de las niñas gestantes. Esto nos muestra que la necesidad de avanzar en la consagración del derecho a la decisión sobre el propio cuerpo no puede esperar más. En estas horas se hacen muchas especulaciones sobre el llamado ‘poroteo’, muchas de ellas describiendo cambios en senadores de oposición respecto a posturas a favor en 2018 ante el menor temor que se convierta en un triunfo del oficialismo. Sobre esto debemos aprender que esta es una lucha que viene sosteniéndose desde el movimiento de mujeres, desde la Intersindical de Mujeres, de la CTA de les Trabajadores, porque es necesaria el pronunciamiento en cada provincia y en el Congreso. Los que posterguen una vez más el reconocimiento de este derecho por absolutas mezquindades políticas serán claramente identificados o identificadas. No se puede tolerar más ningún tipo de especulación con un tema de salud pública con el que la democracia siga en deuda. Las trabajadoras organizadas de las distintas centrales y movimientos sociales ratificamos la postura histórica apoyando la Interrupción Voluntaria del Embarazo y al proyecto de los 1000 días. Será Ley”.

#EsUrgenteQueSeaLey

Adherite con tu firma al documento impulsado por trabajadoras organizadas en las centrales sindicales y en los movimientos sociales: https://forms.gle/jemzbuwK8o8mavc89