La Confederación Sindical Internacional elogia las políticas aplicadas en Argentina

Resultados de la encuesta mundial de la CSI sobre el COVID-19

Entre los días 17 y 23 de marzo, la Confederación Sindical Internacional realizó una encuesta online entre 109 sindicatos de 69 países para analizar las políticas aplicadas al sector trabajador en el marco de la pandemia del coronavirus. Allí se destaca la respuesta de los gobiernos de 12 países, en torno a la soluciones políticas y sociales establecidas para enfrentar la ola de contagios. La de la Argentina se encuentra en el primer puesto en la línea de mantener ingresos, conservar puestos de trabajo y preservar vidas.

Medidas como los bonos destinados a trabajadores de pequeñas y medianas empresas y monotributistas, el aumento del seguro de desempleo, la suspensión de pagos de préstamos, hipotecas y préstamos comerciales hasta abril son algunas de las acciones elogiadas en la encuesta publicada el 27 de marzo.

En ese sentido, el secretario de Relaciones Internacionales de la CTA-T, Roberto Baradel, señaló en sus redes sociales: "La Confederación Sindical Internacional reconoce al gobierno Argentino por las decisiones tomadas para cuidar a los trabajadores frente al #COVID19. Una vez más, somos ejemplo para el cuidado de la salud de los/as trabajadores/as. Vamos a salir de esto todos/as juntos/as!"

Asimismo, el estudio también subraya la importancia del compromiso de los sindicatos para asegurar una respuesta en la que prevalezca la vida por sobre la economía frente al COVID-19.

Entre los principales resultados, el estudio señala que un 53% de los países encuestados han establecido medidas de confinamiento para contener la propagación del Coronavirus, con el cierre de establecimientos escolares y de comercios no esenciales. También sostiene que la mitad de los países no cuenta con un servicio de salud pública gratuita. Al mismo tiempo, la encuesta afirma que en un 29% de esos estados se vuelca más dinero en salvatajes comerciales que en brindar licencias por enfermedad a todos los trabajadores y trabajadoras (un 21%).
El confinamiento en casa, la promoción del lavado de manos, la instauración del teletrabajo, el distanciamiento social y las restricciones fronterizas son otras de las medidas destacadas.

Ante estos resultados, la CSI reitera que el impacto financiero y humanitario de la pandemia de COVID-19 puede durar muchos años. Al mismo tiempo, el documento convoca urgentemente a que los gobiernos den respuesta a esta crisis sanitaria y económica global. En ese sentido, la secretaria general de CSI Sharan Burrow sostiene: “Únicamente incrementando la asistencia internacional coordinada, incluso para los países más vulnerables, podremos parar esta pandemia que no conoce fronteras”.

La CSI repetirá los cuestionarios en los próximos meses.

El informe completo está disponible, en ingles, en los documentos adjuntos de este artículo.