¡Jallalla nuestro Estado Plurinacional de Bolivia!

Desde la colonización, las luchas de los pueblos indígena originario campesinos fueron acumulándose y configurando un estado permanente de resistencia al poder colonial que se reprodujo en la República.

La vieja partidocracia segregacionista agotó su reducida legitimidad y una histórica Asamblea Constituyente el año 2006, durante el gobierno del primer presidente indígena de nuestra historia, Evo Morales Ayma, dio paso a una nueva forma de organización política y democrática.

El golpe de Estado de 2019 intentó extinguir la democracia intercultural desde las primeras horas de su gobierno, buscando retrotraernos al Estado Republicano y a la eliminación de los símbolos del Estado Plurinacional, como nuestra wiphala, que fue cortada, pisoteada y quemada.

Gracias a la conciencia, unidad y lucha del pueblo boliviano, el 18 de octubre de 2020, luego de todos los intentos de prorroguismo del gobierno de facto, se realizaron las Elecciones Generales, y con un resultado contundente en las urnas se restableció el orden democrático constitucional.

¡Recuperamos la democracia! ¡Honor y gloria al pueblo boliviano, las organizaciones sociales indígenas, campesinas y obreras! ¡Honor y gloria a los caídos, heridos, presos y perseguidos. A grandes luchadores como Orlando Gutiérrez, Osvaldo “Chato” Peredo y Felipe Quispe Huanca, "El Mallku".

Luis Arce Catacora, presidente de Bolivia