Honduras: denuncias de fraude

“El fraude en Honduras es la continuidad del golpe disfrazado de una legalidad que los hechos desmienten”, sostuvo el secretario general de la CTA Hugo Yasky ante las denuncias de fraude en las elecciones presidenciales del pasado domingo 24 de noviembre.

Hugo Yasky sobre las elecciones presidenciales

“El fraude en Honduras es la continuidad del golpe disfrazado de una legalidad que los hechos desmienten”, sostuvo el secretario general de la CTA Hugo Yasky, ante las denuncias de fraude en las elecciones presidenciales del pasado domingo 24 de noviembre.

Hugo Yasky junto al secretario adjunto de la CTA, Pedro Wasiejko participarán mañana miércoles 27, del encuentro "Desarrollo e Integración de América Latina", que presidirá Luiz Inácio Lula da Silva en Santiago de Chile. Allí, ante la presencia de 200 representantes de América Latina y el Caribe, los dirigentes de la CTA llevarán como propuesta que las instituciones regionales, UNASUR y CELAC “impidan el fraude". Además pedirán que "se respete la voluntad popular en Honduras”.

De esta manera la CTA se suma al llamado de atención que realizó en el día de ayer la “Misión Sindical Internacional de Observación Electoral en Honduras”, convocada por la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas (CSA) junto a otras organizaciones.

Dicha Misión Sindical manifestó a través de un comunicado que “existen evidencias graves de un fraude electoral en Honduras” ante los resultados preliminares de las Elecciones Generales y se pronunciaron "para que se asegure un resultado que respete la verdadera decisión del pueblo hondureño”. Además advierten “que el no reconocimiento de la voluntad del pueblo, podría agregar una situación de mayor tensión y violencia, a la ya crítica situación de inestabilidad en el país”.

Según detallan en el documento difundido por la CSA, “desde el inicio del acto electoral la misión sindical pudo acompañar las inmensas filas de votantes, la movilización entusiasta de la gente y la participación sin miedo del pueblo” pero resalta que
durante todo el día "se recibieron denuncias de diversas formas de manipulación y compra de votos, amenazas y otros actos de violencia contra los testigos y votantes del Partido Libre”.

Por último, la Misión Internacional expresó su solidaridad con los movimientos sociales de Honduras y “en especial con el movimiento sindical" y lanzó "un alerta sobre las posibles situaciones de persecución, amenazas y otros actos de violencia contra los compañeros y compañeras activistas sociales”.

La Misión Sindical Internacional de Observación Electoral en Honduras” que convocó la CSA, está integrada por la AFL-CIO de EE.UU., CNUS de la República Dominicana, Convergencia Sindical de Panamá, CSN de Canadá, CUT Brasil y Força Sindical de Brasil, acompañado por representantes del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil y coordinada por la CUT Honduras.