“Hay que redoblar la apuesta en la contención y respuesta del Estado frente al acoso y al abuso en el mundo del trabajo”

A pocos días de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer trabajadora, la Asociación de Mujeres de la Actividad Marítima, Fluvial y Lacustre (AMAMFYL), celebró que la empresa Antares Naviera S.A. planteara la necesidad de una “Política de no discriminación y no violencia de género” a partir de la difusión interna de un texto (1) al respecto y luego de la lucha de las compañeras organizadas.

La AMAMFYL está integrada por alrededor de 80 trabajadoras, que conmemoraron el Día Nacional de la Mujer Marítima el 15 de diciembre. Un grupo de ellas viene militando y organizándose desde hace más de diez años. Surgió como Asociación hace tres, y desde hace siete meses se vinculó y articuló con la CTA. Una de sus integrantes es Cecilia Moreno quien trabaja desde hace 25 años en la Subsecretaría de Pesca y Agricultura (del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación), donde coordina un sector dentro del área de control. Además, es militante y delegada de la Asociación de Trabajadorxs del Estado (ATE Capital) desde hace 13 años.

La compañera es la única que no es marinera, ni oficial, ni buza. Sino que, en tanto trabajadora del Ministerio de Agricultura, conoció a las compañeras de la Asociación y las propuso para trabajar como ‘inspectoras embarcadas’, “que también se trabaja arriba de los buques del Ministerio. Así es como nos empezamos a conectar y la verdad es que necesitaban organización, me puse a trabajar y me adoptaron como si fuese otra de su actividad”, detalló en diálogo con CTA Comunica.

La presidenta de la AMAMFYL es Lucía De Pascuale, quien se encontraba en ese momento navegando cerca de Tierra del Fuego, con mala señal en su celular. “Ella está trabajando desde hace poco, cerca de un mes. Estuvo un montón de años formándose y no tenía trabajo. De 40 buzos, ella es la única mujer en Latinoamérica que tiene el nivel de alta profundidad”, comentó Moreno. De Pascuale obtuvo el mayor grado en la Escuela Nacional de Salvamento y Buceo donde la condecoraron por ser la primera buza en la región que puede sumergirse a 300 metros de profundidad. Hace horas recibió a bordo del buque la notificación de “Política de no discriminación y no violencia de género” de la empresa y ya lo estaban comenzando a debatir entre sus compañeres.

“Gracias a la gestión de Yamile (Socolovsky) pudimos conseguir una entrevista con la Subsecretaria de Políticas de Inclusión en el Mundo Laboral (del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación), Pamela Ares. Y, a través de ella llegamos a la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral, que coordina Patricia Sáenz, con quien nos empezamos a relacionar y a conversar sobre de qué maneras podíamos nosotrxs encarar el tema de las violencias, que tenían que ver con el no acceso al trabajo, y las pocas que podían acceder, recibían todo tipo de acoso, abuso, violencia laboral y de género. Así que ella nos comentó sobre un programa que se llama Qualitas 190 (2), que tiene por objeto trabajar con las empresas que tienen alguna problemática de género que solucionar, y con esta herramienta se empieza capacitando y después haciendo todo un trabajo integral”, explicó la delegada de ATE y agregó: “La capacitación es gratuita y lo que busca es que los trabajadores y trabajadoras puedan reconocer las violencias que suceden. Porque parte de que, al no conocer que es una violencia lo que está sucediendo, no se llega a la instancia de poder hablarlo o decirlo”.

“El Ministerio de Trabajo se comunicó con Antares Naviera S.A. que es una de las empresas que nosotrxs le planteamos que propusiera para incluir y trabajar con esta herramienta, porque es una compañía grande en la cual se emplean algunas compañeras buzas, marineras, y para que también se amplíe el cupo de mujeres trabajando en estos espacios”, manifestó y agregó: “Específicamente lo que sucedió con esta intervención del Ministerio de Trabajo es que les hicieron firmar a las trabajadoras y trabajadores de toda la empresa algunos puntos que tienen que ver con la perspectiva de género dentro de las relaciones laborales”.

Moreno también especificó algunos aspectos en los que hay que seguir profundizando: “El hecho de empezar a denunciar y de acompañar a las marineras, que han tenido este tipo de abusos o acosos en lo laboral, ha provocado algunos movimientos más bien complicados. Porque los dirigentes gremiales o los que están al frente de las empresas, que son todos hombres, se han tomado esto como si fuese una cuestión personal y algunas compañeras han sido perseguidas por empezar a denunciar. O sea que hay que seguir visibilizando porque ahora tenemos el otro problema que es que, a partir del rebote, de empezar a mover, se torna en una persecución. Hay que redoblar la apuesta en el sentido de la contención a las compañeras, de buscar la respuesta del Estado y de nuestra organización. No cualquiera puede atender a una compañera en esta situación o de abuso o acoso o de persecución, en el caso de cuando se enteran que denunció. Entonces también capacitarnos para atender uno de nuestros objetivos o misiones”.

Para el 8M las compañeras de la AMAMFYL se acoplarán a las actividades de la CTA de lxs Trabajadorxs que participará de una conferencia de prensa a las 10:00 en el Monumento al Trabajo, en Paseo Colón al 800, Ciudad de Buenos Aires. Mientras que a las 16:00 concentrarán en la intersección de las avenidas de Mayo y 9 de Julio para marchar juntes hacia el Congreso Nacional, con la consigna “La deuda es con nosotras y nosotres. Que la paguen los que la fugaron”.

“También vamos a promover, a través de las redes de la Asociación, una encuesta que estamos realizando para tener datos específicos de cuántas mujeres están preparadas y no consiguen trabajo, cuántas están trabajando varios rangos más abajo de para lo que están preparadas, cuántas sufren acoso, abuso. Porque en todos los organismos nos piden esos datos para ver hacia dónde tienen que apuntar las políticas de género”, subrayó.

(1) Política de no discriminación y no violencia de género – Antares Naviera S.A.

La Compañía se compromete a promover y garantizar la no discriminación a bordo de los buques y oficinas de la Compañía, fomentando el respeto por la diversidad, garantizando el derecho a la igualdad, generando condiciones para erradicar toda forma de discriminación y violencia de género.

La Compañía se compromete a promover la integración social, fomentando grupos de trabajos estables, seguros y justos, que estén basados en la promoción y protección de los derechos humanos, la no discriminación, la no violencia de género, la tolerancia, el respeto de la diversidad, la igualdad de oportunidad, la solidaridad, la seguridad y la participación de todas las personas.

La Compañía se compromete a promover y garantizar a bordo de sus buques y en sus oficinas:

✔️ La eliminación de discriminación entre mujeres y varones, garantizando las relaciones sociales;

✔️ Las condiciones necesarias para sensibilizar, prevenir y erradicar la discriminación y violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos;

✔️ La remoción de patrones socioculturales que promuevan y sostengan la desigualdad de género;

✔️ El respeto a la dignidad de los trabajadores.

(2) https://www.argentina.gob.ar/trabajo/oavl/qualitas190