Hacia un sistema tributario más justo en la Argentina

Una delegación de la CTA participó de la reunión que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo con sindicalistas y empresarios, en Casa Rosada. Allí se anunció la suba del mínimo no imponible que alcanzó los 15.000 para trabajadores solteros y casados.

Suba del mínimo no imponible. La CTA en la reunión en Casa Rosada

Una delegación de la CTA participó de la reunión que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo con sindicalistas y empresarios, en Casa Rosada. Allí se anunció la suba del mínimo no imponible que alcanzó los 15.000 para trabajadores solteros y casados.

El encuentro forma parte de los compromisos asumidos a mediados de agosto en la reunión que había tenido lugar en Río Gallegos. En esta reunión, que tuvo lugar en el Salón de las Mujeres del Bicentenario, Cristina Fernández recibió a empresarios y titulares de gremios nacionales. También asistieron ministros y directivos del gobierno nacional. Además de Yasky y Wasiejko, delegación de la CTA estaba integrada Marcelo Frondizi, otro de los secretarios adjuntos; Gustavo Rollandi, secretario de Organización y Estela Maldonado, secretaria general de CTERA.

Al término de la reunión, el secretario general de la CTA, Hugo Yasky afirmó que esta suba “significa dar un paso adelante para tener un sistema tributario más justo en la Argentina”. Al tiempo que agregó: “El hecho de que haya alrededor de un 10% dentro de este impuesto, que se hable ya de un salario de 15.000 pesos; que el Estado esté logrando con un impuesto a las transacciones financieras, cubrir parte de más de 11.000 millones de pesos que esto va a significar anualmente, es un avance importante”.

Sin embargo, para el titular de la CTA, este avance no debe acallar otro reclamo: “Ahora empezamos a trabajar en la otra gran urgencia social que es el trabajo no registrado. Hoy se reconoció aquí que existe una cifra muy alta de trabajadores no registrados. Esto tiene que generar frutos graduales pero en lo inmediato. Ese es el compromiso a partir de ahora”.

Por su parte, el secretario general adjunto de la CTA Pedro Wasiejko –que también es titular de la Federación de Trabajadores de la Industria- agregó: “Esto representa la mejora de una situación. Estos años en los que ha habido un crecimiento del empleo real, en el sector que tiene trabajo en blanco regulado y de calidad, este impuesto lo estaba afectando de una manera importante. Es una posibilidad de mejorar el nivel adquisitivo de nuestros compañeros”.

Esta modificación que anunció la presidenta de la Nación sobre el aumento del piso del mínimo no imponible a 15.000 pesos brutos, se realizó en el marco de la segunda mesa de diálogo político con empresarios y sindicalistas. Allí se informó que el mínimo no imponible para el pago del impuesto a las ganancias de trabajadores solteros deja de ser 8.360 pesos y de 11.563 de los casados para pasar a tener el mismo piso, a partir del 1º de setiembre. Mientras que el titular de la ANSES, Diego Bossio, señaló que también se modificará el tope actual para percibir las asignaciones familiares, que era de 8.400 pesos por sostén familiar y 16.800 pesos por grupo familiar, que a partir de septiembre será de 15.000 y 30.000 pesos, respectivamente.

Por otra parte, el 99,3% de los jubilados y pensionados quedarán exentos del pago del impuesto y se mantendrá el cobro para el 0,7% restante "que tengan regímenes especiales o que han obtenido sentencias", según indicó Ricardo Echegaray, titular de la AFIP.

En ese sentido, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) completó el viernes 30 de agosto la normativa relacionada con la decisión del gobierno nacional de eximir del pago del impuesto a las Ganancias a los trabajadores con sueldos de hasta 15 mil pesos mensuales, y de elevar en 20% las deducciones a quienes perciban hasta 25 mil pesos.

Adjuntamos en este artículo algunos datos para ampliar la información sobre este tema.