Gran triunfo de la lista Celeste - Violeta - Azul y Blanca - Azulgrana

Elecciones en UTE

’Luchar tiene sentido’ es el lema de la lista que encabeza la compañera Angélica Graciano y que resultó ganadora luego de las elecciones en la Unión de Trabajadores de la Educación, que representa a las y los docentes porteñxs. Con la participación en los comicios de más de 6000 maestrxs y alrededor de 200 mesas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Celeste obtuvo 4494 votos (78,42%); mientras que la Multicolor alcanzó 635 (11,08%) y la Granate, 602 (10,5%).

El sindicato de base de la CTERA más grande de la Ciudad de Buenos Aires, y que tiene un 75% de afiliadas mujeres, tendrá a una compañera en la conducción. Hacía casi 20 años que el gremio docente no era conducido por una mujer. La última en ocupar ese cargo había sido la compañera Delia Bisutti. Es de destacar además la gran participación de mujeres que habrá al frente de las secretarías más relevantes de UTE, con María Alejandra Bonato (Gremial), Graciela Cingolani (Finanzas), Paula Galigniana (Comunicación, Prensa y Difusión), Alejandra Gómez (Acción Social), Roxana ’Polaca’ Rogalski (Salud), Irina Garbus (Educación y Estadística), Carolina Brandariz (Igualdad de Oportunidades y Géneros) y Alicia Tantardini (Jubilación y Seguridad Social), entre otras compañeras.

Respecto de la participación de las mujeres en la lista Celeste - Violeta - Azul y Blanca - Azulgrana, la secretaria general electa Angélica Graciano expresó: “En principio es consecuencia del gran movimiento del Siglo, que es el Movimiento de Mujeres, el Feminismo, que están haciendo grandes transformaciones culturales y políticas. En ese sentido, creo que todas las mujeres que somos militantes y sindicalistas hemos sabido ponernos a la altura de las circunstancias históricas y demandar los lugares que nos corresponden por legitimidad, capacidad, trabajo y en el caso particular del sindicato docente, nosotras tenemos una base de un 75% de mujeres y las listas deben reflejar esa base, por eso los lugares más importantes de la Comisión Directiva de UTE, van a estar ocupadas por mujeres: la Secretaría General, Educación, Prensa, Finanzas, Salud y Acción Social, así que estamos muy contentas”.

Graciano estará acompañada por Guillermo Parodi y Eduardo López en las Secretarías Adjuntas. La asunción de la nueva Comisión Directiva para los próximos cuatro años será el 25 de marzo de 2020.

-¿Cual será la agenda de trabajo dentro de UTE?

 El principal propósito es ampliar el proceso de sindicalización en la Ciudad de Buenos Aires que es muy complejo para todo lo que es sindicalización y justamente porque nosotros tenemos que enfrentar políticas neoliberales que van a quedar en principio aisladas del resto del país, pero que como es una ciudad, una metrópoli que tiene mucha visibilidad, las reformas educativas entran por la Ciudad de Buenos Aires, como plataforma de despegue. Acá se hacen las primeras pruebas para luego intentar sacar a nivel nacional.
Para nosotrxs, en esta etapa, en este contexto, el gobierno de la Ciudad está atendido por personas, por un partido que se creen los dueños de Argentina, los patrones. No tienen conciencia de que sólo son administradores del Estado, que el voto popular les concedió esa representatividad.
Este gobierno no tiene una perspectiva de ciudadanía, de respeto por los derechos ciudadanos, de todas y todos, de igualdad, o de distribución justa de la riqueza, en esta ciudad que es muy rica, de la garantía de todo lo que son las políticas públicas que garanticen derechos.
En principio tiene conflictos con las maestras, con las profesoras, médicos, últimamente, porque han modificado la Ley de Residentes, hace muy poco la ley de la carrera de enfermería, que también pertenecen a hospitales públicos, donde se enfrentan con las y los trabajadores de las defensorías. Todo lo que represente a quienes quieren garantizar políticas de derecho.
Para nosotros es fundamental tener un sindicato fortalecido, con un gran proceso de sindicalización, con una base muy fuerte para poder tener fortaleza a la hora de confrontar y de buscar acuerdos o nuevas leyes.

-¿Considerás que el gran triunfo de la lista que encabezás ha sido en parte porque han sabido construir una alianza y unidad en las luchas docentes?

 Sí, en nuestra jurisdicción hemos trabajado mucho en las demandas hacia el gobierno con la CTEP, con Subte, con ATE, con todos los sindicatos que han estado en conflicto estos años y hemos sabido parar muchas de las reformas del Estado, así que es fundamental tener una Central y también tener unidad en la acción. Hay que irla construyendo.

-¿Cómo está la negociación con el gobierno de la Ciudad respecto de la cláusula gatillo para esta segunda parte del año que ya finaliza?

 Todavía no concretamos un acuerdo porque el gobierno está negándose a convocar a mesa de condiciones de trabajo y salarial. Ya hemos cursado notas y reclamos para que convoque y haga los cálculos para hacer la actualización pertinente, pero están muy ocupados distribuyendo cargos para los ministerios. Estimamos que luego del 10 de diciembre convocarán.

-¿Qué expectativas tenés de aquí en adelante?

 Estoy muy expectante con la construcción de la unidad de la CTA con la CGT. Esa unidad que se ha reflejado en el último Congreso que han votado masivamente las compañeras, los compañeros, que es una unidad que hemos construido por abajo, en las calles, en nuestro caso en las aulas y queremos tener una central única para poder avanzar en la construcción de más poder popular en la Argentina.