Ex ESMA: inauguran una muestra de fotos en el Consulado de Nueva York

Continúa la campaña para que el Espacio de Memoria sea declarado Patrimonio de la Humanidad

Este lunes 19 tuvo lugar en la inauguración de una muestra fotográfica en el Consulado argentino en Nueva York. Se trata de una serie de imágenes que, en el marco de la propuesta para que la UNESCO declare al ex centro clandestino de detención, tortura y exterminio -que funcionó en la ESMA durante la última dictadura militar- como Patrimonio Cultural de la Humanidad, relatan el horror allí ocurrido.

Encabezado por el presidente de nuestro país, Alberto Fernández, del acto también participaron el canciller argentino, Santiago Cafiero, la embajadora de la Argentina en la Organización de Naciones Unidas, María del Carmen Squeff, la Embajadora Argentina ante la UNESCO, Marcela Losardo y el Cónsul argentino en Nueva York, Santiago Villalba Díaz. La exposición que quedó así inaugurada, se da en el marco del 77º Período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, del que participa una importante delegación argentina.

Allí también estuvo el director de Relaciones Internacionales de la CTA-T, Andrés Larisgoitía. Cabe consignar que esta Central, junto a otras organizaciones, impulsó la iniciativa que busca postular al Museo Sitio de Memoria ESMA, ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio, a la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización para las Naciones Unidas para la Educación y la Ciencia (UNESCO). La instancia, que tendrá lugar en junio del año próximo, lleva “el propósito de dar visibilidad internacional a los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura cívico-militar que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983 y al proceso de justicia ejemplar logrado en Democracia gracias a la lucha encabezada por los organismos de Derechos Humanos”. El texto de la iniciativa puede verse aquí.

Según informa la Agencia Télam, la exhibición “ESMA – Memoria Argentina para el Mundo” recorre los sucesos acontecidos durante la dictadura cívico-militar en Argentina entre 1976 y 1983, y busca dar cuenta de las resistencias y del proceso de Justicia logrado en democracia a partir de la lucha de los organismos de Derechos Humanos. En ese sentido, se propone dar a conocer el valor testimonial del Museo Sitio y proyectar internacionalmente el compromiso de la Argentina en la búsqueda permanente por la Memoria, la Verdad y la Justicia.