“Esos que gritan y acusan no estaban en el barrio para darle de comer a la gente, estaban ustedes”

ROBERTO BARADEL EN EL PLENARIO DEL FRENTE BARRIAL CTA

“Muchas gracias a todxs, gracias por invitarme. Sé del esfuerzo cotidiano de ustedes. Felicitaciones por la unidad que se pudo construir en CABA, al igual la que pudimos construir hace mucho tiempo en la provincia de Buenos Aires con muchos compañeros de todas las organizaciones. Varias, de las que hoy están acá, vienen trabajando desde las peores épocas, de la época en que gobernó Macri y Vidal en la provincia de Buenos Aires, donde había un desconocimiento, deslegitimación de las organizaciones sociales, a la organización popular, directamente, que es lo que volverá a pasar si llega a ganar nuevamente Macri.
Cuando dicen los planeros, y a los sindicatos que no trabajamos, que son vagos por hacer paro, es parte de la ideología que permanentemente quieren instalar y además hacen mella en algunos compañeros nuestros, en los mismos barrios, en las organizaciones sindicales. Por eso nosotros debemos tener claro cuál es la contradicción principal. La contradicción principal es que no vuelva a gobernar el neoliberalismo en la República Argentina en el 2023 ni nunca, en realidad. Pero el año que viene no puede volver a gobernar la República Argentina, porque si sucede eso, vamos a estar los trabajadores en general, las organizaciones sociales, los más necesitados, en las peores condiciones.

Porque ellos vienen por la quita y no la ampliación de derechos. Vienen para hacer negocios.
Uno de los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Rosencrantz, planteó hace poco tiempo en Chile, criticando a Evita, ni más ni menos, diciendo que en la Argentina se había instalado la ideología que donde hay una necesidad hay un derecho y eso no puede ser posible. Porque para ellos donde hay una necesidad hay un negocio y el que le puede pagar ese negocio, accede al derecho y si no lo puede pagar no tiene más derechos. Así de sencillo.

Recuerdo palabras de María Eugenia Vidal diciendo que nos habían hecho creer que la luz, el agua, el gas eran gratis y que no era así; que nos habían hecho creer que podían viajar, irse de vacaciones, o tener un televisor o un celular, y eso no es posible para determinados sectores. Esa gente se maneja con ese nivel de exclusión. Un gran sector excluido, que después, como hay tanta desocupación, quizás por muy poca plata trabaja para poder llevar la comida a su casa. Entonces no les conviene la organización popular. Yo escucho a grandes productores, no pequeños y medianos que dicen: Ay, no quieren venir a trabajar. No conseguimos quién venga a trabajar. Claro, por los pocos pesos que le pagan. Precisamente porque se estableció un piso de derechos, donde aquéllos que quieren ganar mucho dinero, están obligados a poder pagar salarios dignos. Ellos no quieren eso. Ni salario dignos, ni mejor distribución del ingreso.

Lo primero sentirnos, sentirse ustedes, orgullosas y orgullosos del trabajo que están haciendo. Ustedes desde la nada, desde la miseria, la pobreza, o desde la indignidad, construyeron una organización popular y hacerlo permite mejorar la calidad de vida de su familia. Lo primero que hay que decir. Además hay que sentirse orgullosos, porque en los peores momentos de la pandemia, todos esos que gritan y acusan con el dedo, no estaban en el barrio para darle de comer a la gente, a los chicos que lo necesitaban. Estaban ustedes. Y eso hay que tenerlo muy claro.

Lo que está en construcción es un tejido social solidario, entre todos nos vamos a ayudar y si nos organizamos podemos mejorar nuestra situación. Nos organizamos de esta manera para tener mejores ingresos, para poder comer todos los días. Pero no solamente para eso, sino para que nuestros pibes se puedan vestir, puedan ir a la escuela, poder tener salud, poder acceder a otra calidad de vida. Tener el derecho a las vacaciones, a la recreación. Hay una organización que en La Matanza, creo que es el Frente Transversal, se construyó un camping. ¿Por qué tienen derecho a irse de vacaciones determinados sectores sociales? Tiene el mismo derecho un pibe de La Matanza, de Lanús, del Conurbano Bonaerense, que un pibe de la Recoleta, de poder irse de vacaciones con su familia. Y eso lo tenemos que decir porque es calidad de vida. Es poder tener una buena educación, una buena salud. El tema del trabajo es clave. Trabajar en cooperativa lo que hace es mejorar la situación laboral. Hay cooperativas en provincia de Buenos Aires que están construyendo aulas, plazas, se han convertido en cooperativas productivas, de aluminio, de bloques de cemento, de ladrillos, de textiles y debemos ser capaces de organizarnos para hacerlo.

También hay que tener en cuenta el tema del Salario Universal, porque hay que pagar el trabajo que hacen en cada uno de los barrios. Eso es un piso de derechos. Eso no tiene que ser el objetivo final. El objetivo final debe ser que todos podamos tener trabajo con salarios dignos para poder mejorar la calidad de vida.

Eso va a ser muy difícil si el neoliberalismo gana en el 2023. Debemos tener claro los derechos que hemos conquistado hasta ahora. También hacernos cargo de los errores cometidos por el gobierno para estar en la situación en la que nos encontramos. Está claro también que es una situación muy compleja que este gobierno haya tenido que hacer frente a la pandemia. Nadie lo esperaba. Hay que reconocer que si no hubiéramos tenido un gobierno nacional y popular durante la pandemia hubiéramos estado librados a la buena de Dios. Ni vacunación masiva, ni IFE, ni Asignación Universal, todos los mecanismos que el Estado utilizó para poder sostener la situación de gran parte de la población tiene que ver con un Estado presente y afortunadamente lo tuvimos.

El neoliberalismo nos dejó un agujero muy grande, económico, con una deuda muy grande. Este gobierno hizo la apuesta de sacarnos de esta crisis. Con todo lo que hay que sostener, también debemos reconocer los errores cometidos de no profundizar determinadas políticas. Creo que el aporte extraordinario a las grandes fortunas tendría que haber sido de otra manera. En su momento se dio así el debate y se dio una sola vez. Porque a los grandes capitanes, aquéllos que concentran la riqueza, no les significa absolutamente nada aportar el 1 y medio por ciento de toda la riqueza que tienen y al país le sirve de mucho, al sostenimiento del Estado. Restringir las importaciones, respecto al tema del dólar oficial. Hay muchos empresarios que compraron camionetas por 125 pesos, 100 pesos. Hubieran comprado por lo que les marca el mercado. Son algunos de los errores que hemos cometido en términos de política. Creo que estamos en un momento complejo, y las decisiones que ha tomado el Frente de Todos, tiene que ver con que estamos en una situación de caída. Había sectores que quería hacer implosionar al gobierno y que se terminara. Algunos decían que llegue hasta el año que viene pero haciendo el ajuste así no debían hacerlo ellos. Otros directamente querían que Alberto Fernández se vaya, en una gran crisis para justificar después políticas de shock. Las políticas de shock son recortar el presupuesto en educación, salud, desarrollo social, en infraestructura y que todos digamos, bueno, como estábamos no podíamos seguir, por lo tanto tenemos que bancar todo el tema del ajuste. Eso es lo que ocurría con algunos sectores. Por eso no liquidaban la soja, por eso los grandes formadores de precios. Deben haber visto al dueño de La Anónima riéndose con soberbia y desprecio hacia todos, contestando que enfrentaba la inflación remarcando todos los días, acompañado por la mayoría del empresariado argentino.

Esos tipos lo que querían fundamentalmente era llevar al gobierno a una situación tan compleja que el conjunto de la sociedad dijera bueno basta, hay que hacer política de ajuste, de shock y volver al neoliberalismo. Bueno, yo creo que la disyuntiva del Frente de Todxs tiene que ver con, en un momento de caída libre, estabilizar el tema económico. Pero no alcanza con eso. Es muy importante que no haya estallido y que la economía no se dispare. Pero la tarea que tenemos es tomar las medidas para profundizar las políticas públicas que debemos profundizar.
Primera cuestión, hay que hacer una reforma tributaria en este país. Que los que ganan más, tienen que pagar más. Hay que dar un debate profundo. Y el tema de los que se llevaron dólares afuera, hay que impulsar el proyecto de ley para que paguen ellos, que fugaron los capitales.

Hay cuatro cuestiones que son básicas. La primera es parar la escalada inflacionaria, el tema de la redistribución de la riqueza y poder hablar con nuestros vecinos, compañeros, en las escuelas, en los trabajos, en los comercios, en los hospitales, en las fábricas, en las cooperativas para decir que si viene el neoliberalismo vamos a estar mucho peor. Y que esta crisis es consecuencia de lo que dejó el macrismo.

Nos decían que si no se aprobaba el acuerdo con el FMI iba a subir el dólar, la inflación no iba a ser muy alta con el FMI. Es muy compleja la realidad. Lo primero es poder parar la desestabilización a la que nos sometieron los grandes sectores de poder en la Argentina. Parando esa desestabilización, creo que tenemos que presionar muy fuerte para que se activen las políticas que se tienen que aplicar. Por eso estamos apostando y haciendo plenarios en todo el país para movilizarnos el 17 de agosto. Tenemos que demostrar, los trabajadores, las trabajadoras, las organizaciones sociales y políticas en su conjunto, en la calle, que estamos decididos a enfrentar a los formadores de precios, a los especuladores y a aquellos que quieren desestabilizar al gobierno para que no termine.

Decirles además que vamos a militar, a trabajar y nos vamos a organizar para derrotarlos nuevamente, con un proyecto político nacional y popular que contenga a toda la clase trabajadora.
No queremos que nuevamente nos gobiernen los Macri, las Vidal.
Ayer estuve en la inauguración de una escuela en Garín, Escobar. Un barrio muy pobre. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner había comenzado a construir la escuela secundaria. En 2015 estaba el 60% construida. Cuando gana María Eugenia Vidal, al otro día, el 11 de diciembre de 2015 llegaron unos camiones a la escuela. Uno pensaba que iban a llevar más cosas para terminar la escuela. Después, no. Empezaron a cargar las cosas que tenían ahí de obra, los sanitarios, ladrillos, perfiles, se llevaron todo. Dejaron abandonada esa escuela. Se prendió fuego esa escuela, la dejaron destruida. La pelea de la comunidad educativa logró que ayer se inaugurara y que los chicos tuvieran una escuela nueva en la Provincia de Buenos Aires. El gobierno de María Eugenia Vidal es el que más escuelas cerró. Terminó con menos escuelas con las que empezó. Porque cerró escuelas rurales, cerró escuelas de isla y aquellas escuelas y jardines de infantes que estaban por terminar. El desprecio que le tienen al conjunto de la sociedad, porque no es contra el gobierno anterior. Si tenés una escuela al 60%, un jardín de infantes al 80%, ¿cómo no lo vas a terminar? Lo tenés que terminar porque es para el conjunto de la comunidad. No, decidían dejarlos abandonados. Vidal lo dijo: ‘No voy a abrir más hospitales por el gasto que eso significa. ¿qué significa? Que voy a dejar sin salud a la gente. O decir, ¿para qué vamos a abrir universidades? ¿Para los pobres en el conurbano que nunca van a ir a la universidad? Eso es negar los derechos al conjunto de la sociedad.
Hoy con orgullo, esa escuela, decía ayer la directora, el 95% de los egresados de la escuela secundaria eran primeros egresados familiares de la escuela secundaria. Miren si no vale la pena. Y en el conurbano, más del 85% son los primeros estudiantes de la Universidad Pública. Por eso tenemos que seguir trabajando y construyendo unidad y solidaridad, aun con las diferencias que podamos tener, aún con las contradicciones que podamos tener, pero hay una contradicción principal. Nosotros queremos una Patria Justa, Libre y Soberana, que reconozca y amplíe los derechos del conjunto de la sociedad. Y ellos quieren tener un Estado mínimo para hacer negocios, que se arregle como pueda la mayoría y ellos seguir acrecentando sus ganancias. Es el mercado o es el Estado. Digo, son los poderes fácticos o es el pueblo. Y nosotros tenemos que organizarnos para que siempre triunfe el pueblo. Muchas gracias, compañeras y compañeros. Felicitarlos por el enorme trabajo que están haciendo”.