Es hora del botón rojo

Nunca pensé que en el Hospital Posadas nos quedaríamos sin camas de terapia intensiva.

Estamos a tiempo de parar el crecimiento de los contagios. Fueron más de 12000 y 245 fallecidos. Récord lúgubre en nuestro país. Es hora de pulsar el Botón Rojo Sr. Presidente, poner restricciones, impedir la circulación para achicar los contagios. Fase 1.

No tema en crear una “épica del cuidado” como dice mi hermano, el Psicólogo Mario Burgos, apele al pueblo. Somos solidarios, nuestra historia lo demuestra. Esa épica se debe basar en la supremacía de la solidaridad colectiva sobre la irresponsabilidad del individualismo.

Cuidar al otro es cuidarse, no cuidarse uno es quedarse sin hermanos.
¿Qué angustia o hartazgo es comparable a estar internado, aislado sin poder respirar y con la incertidumbre de la cercanía de la muerte?

¿Qué angustia o hartazgo es comparable con cambiarse más de 10 veces de ropa para atender diez pacientes, con el miedo de contagiarte, seas médico, enfermera, técnico sanitario o personal de limpieza?

El personal de salud está exhausto, miles de contagiados y más de 80 fallecidos.
Sé de lo que hablo, estoy encerrado, tengo 69 años, pero todos los días varias veces hablo con profesionales del Posadas. A veces no saben qué día es, ni se acuerdan de sus salarios de vergüenza. Claro que son héroes, los aplaudimos, los lloramos, pero ya no dan más.

Recién escuché algo de Eduardo Galeano que hoy cumpliría 80 años: “cuando todo parece que se termina aparece esa misteriosa energía de la solidaridad, no estamos condenados a un mundo injusto y egoísta”.

Apriete el botón rojo y le mostraremos, como pueblo que no olvida su historia, nuestra misteriosa energía de la solidaridad.

Hugo Elías 3/9/2020
(*) Miembro de la Comisión de Pacientes y Vecinos del Hospital Posadas.