Entre Ríos: confirman sentencia por delito de contaminación ambiental

Un gran paso contra la fumigación cerca de las escuelas rurales

La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Entre Ríos confirmó la sentencia que condenaba por los delitos de contaminación ambiental y lesiones culposas a tres personas por haber fumigado en las cercanías de una escuela rural de Colonia Santa Anita, departamento de Uruguay. Un gran avance contra los agrotóxicos, con el sindicato docente al frente de la lucha.

La historia de esta lucha -que protagonizó la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER-CTERA) y que encabezó Mariela Leiva, docente de la Escuela N.º 44 e integrante del equipo de Medio Ambiente de esta Central- empezó en diciembre de 2014.

En ese entonces, una avioneta realizó una pulverización aérea en campos aledaños a esa escuela rural, situada en Colonia Santa Anita, en el departamento de Uruguay, Entre Ríos, a unos 200 kilómetros de Paraná. Leiva y sus cinco alumnos presentaron síntomas compatibles con los de una intoxicación por agrotóxicos. Luego de una denuncia y una investigación en julio de 2017, se logró llegar al juicio. En octubre de 2017 el tribunal departamental de Uruguay condenó a José Mario Honecker, dueño del campo lindante a la escuela; Erminio Bernardo Rodríguez, presidente de la firma Aero Litoral SA, de Villaguay; y el piloto de fumigó el campo, César Martín Visconti, a la pena de un año y 6 meses de prisión, acusados de los delitos de “lesiones leves culposas en concurso ideal con contaminación ambiental” y además se inhabilitó a Visconti por el término de un año como piloto aeroaplicador.

La defensa apeló y la causa pasó a la Cámara de Casación en Paraná, cabecera provincial, que en el 2018 en un fallo unánime ratificó la condena. Luego de una segunda apelación y de tres años de espera, la sentencia condenatoria fue confirmada por el máximo tribunal provincial el pasado miércoles 15, constituyéndose así como un gran paso en la lucha contra los agrotóxicos.

Este proceso tomó relevancia a nivel provincial gracias a la actuación del sindicato docente entrerriano, que integra, junto a otras organizaciones gremiales provinciales, la campaña Paren de Fumigar las Escuelas, impulsada por la Confederación de Trabajadores de la Educación, CTERA-CTA. En ese sentido, Mariela Leiva destacó: “El sindicato se reunió en una asamblea ambiental y ahí nace la Campaña para darle a los docentes herramientas necesarias en legislación, cuidado de salud, precaución frente a esta problemática, teniendo en cuenta también y en esto quiero hacer énfasis, que la problemática es muy importante porque también son los papás de los chicos, de los alumnos, parte de la comunidad educativa, quienes hacen estas prácticas agrícolas en base a veneno. Entonces empezamos a hablar de la construcción de un espacio de aprendizaje y de impartir conocimiento para que nos den el poder a cada uno de los actores para poder sacar adelante esta problemática que nos atraviesa en el seno de una comunidad educativa rural, de Entre Ríos toda y del país”.

Al mismo tiempo, Leiva agrega: “Venimos trabajando desde el sindicato en distintas estrategias de lucha como una presentación de un protocolo de actuación frente a un caso de fumigación en campos aledaños a instituciones escolares que fuimos presentando en el Consejo General de Educación. Eso todavía está en estudio. Nosotros lo hemos instituconalizado través del sindicato y de CTERA. Es un trabajo que hemos hecho con compañeros de distintas provincias que realmente nos ha ayudado bastante para dar herramientas legales a los compañeros y luchar para que esto sea considerado un accidente de trabajo y que la Aseguradora de Riesgos del Trabajo pueda cubrir los tratamientos que las obras sociales no lo están cubriendo”.

Respecto de la situación puntual en la provincia, Leiva señala: “Vamos actualizando la capacitación del proyecto Paren de Fumigar las Escuelas, según las distintas modificaciones legislativas que vamos logrando, con presentaciones ante el Poder Ejecutivo provincial. A esto podemos agregar la reformulación de la Ley de Agroquímicos, la 65999, y que hemos logrado con mucha lucha y con idas y vueltas con el Gobernador hemos logrado ampliar las distancias para fumigar en la provincia de Entre Ríos, en un lucha que nos ha costado muchísimo. Todo esto, con la confirmación del STJ que nos ha dado la razón”.

El fallo en cuestión se encuentra adjuntado en los documentos de este artículo.