En Río Negro queremos que también paguen los ricos

Desde hace muchos años, la CTA de las y los trabajadorxs viene insistiendo en que para lograr una distribución justa de la riqueza en nuestro país, es necesario reformar el sistema impositivo.

El actual sistema tributario grava con mucha más fuerza a los sectores populares que viven de su trabajo que a los sectores privilegiados de nuestra sociedad.

En el actual contexto caracterizado por el freno abrupto del 75% de la economía y la necesidad de un estado presente y con suficientes recursos, mientras la recaudación tributaria cae de manera considerable, lxs trabajadorxs entendemos que es imprescindible una reforma impositiva donde el mayor peso tributario caiga sobre las espaldas de los que más tienen.

Por ello y en línea con la propuesta nacional de gravar con un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, en nuestra provincia proponemos al gobierno y a la legislatura una iniciativa legislativa de aumento impositivo extraordinario: a los sectores más ricos y a aquellas actividades concentradas, que siguen obteniendo fuertes ganancias, aún en el contexto de la pandemia.

Impulsamos concretamente aumentar la alícuotas de ingresos brutos a los siguientes sectores económicos de Río Negro:

 Bancos y Financieras privadas (del 5 al 15%)
 Productoras y Distribuidoras de servicios públicos Luz y Gas (del 2,5% al 10%)
 Cadenas y Grandes Supermercados (del 5% al 10%)
 Servicios de Telefonía Móvil (del 6% al 10% )
 Y un aumento extraordinario del Impuesto inmobiliario: del 1,3% al 4% la alícuota a las propiedades rurales cuyo valor fiscal sea superior a los 40 millones de pesos o superiores a 10000 hectáreas.

La intención de estas subas extraordinarias es suplir la caída de recaudación tributaria provincial, en función de garantizar que el estado tenga los recursos para enfrentar la crisis sanitaria y sostener los gastos de funcionamiento del estado sin afectar ni condiciones laborales ni el salario de ninguno de sus trabajadores.

La finalidad explícita del proyecto que presentamos es que los recursos para enfrentar esta grave situación salgan de las grandes fortunas: de John Lewis, de La Anónima, los grandes bancos privados (como el Patagonia) o las telefónicas (todos grandes ganadores de la etapa macrista), entre otros y no de empeorar la situación y calidad de vida del pueblo de Río Negro.

Jorge Molina
Secretario General

CTA de los Trabajadorxs
Río Negro