El rol del movimiento popular en la constitución de la Patria Grande

Ciclo de charlas por el aniversario del No al ALCA

Compartimos algunos extractos de las intervenciones que tuvieron lugar en la mesa "El rol del movimiento popular en la constitución de la Patria Grande", que se realizó de manera online el 4 de noviembre pasado, en el marco de las actividades organizadas por la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA-T al cumplirse el 15º aniversario del NO al ALCA.

Eduardo Pereyra – Secretario de Relaciones Internacionales de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina.

Esa gesta histórica donde se combinaron la lucha de las organizaciones sociales y sindicales y presidentes de tomar esta decisión de rebeldía, casi única, histórica. Tendríamos que remontarnos a muchos años atrás. Quizás hoy justamente es un aniversario de la gran rebelión de José Gabriel Condorcanqui, Tupac Amaru. La gran rebelión de ese gran dirigente de América. La historia y la lucha nos dicen que a veces estos días tienen mucho que ver. Nos rebelamos contra el imperio.


Luis D’Elía, miembro de la mesa nacional de la CTA-T

El 17 de octubre de 2005 me llama por teléfono Néstor Kirchner y me dice “Luis, te tenés que ir a La Habana”. Una vez llegado, estaba en la cola de migraciones en la Aduana cuando dos personas me vienen a buscar. Voy al baño de residencias en Miramar, donde estaba Miguel Bonasso y Ana Skalon y donde conocí a mi contraparte cubana, el diputado del poder popular, Silvio Rodríguez. Con Silvio laburamos viendo los distintos aspectos que iba a ser la contracumbre en el Estado Mundialista de Mar del Plata. La logística, la prensa, la movilización, el traslado, los recursos. Trabajamos todo el día. A la noche hubo cena y canciones. A la noche nos llevaron al Consejo de Estado y con Miguel Bonasso y Gustavo González Galeano, Silvio Rodríguez y yo nos juntamos con el comandante Fidel Castro. Trabajamos hasta las 7 de la mañana. Hubo dos cosas que quiero compartir: la primera, a la mañana, hablamos con Diego Maradona y acordamos hacer juntos el tren blanco, como parte de la puesta en escena de esta verdadera propuesta internacional de neto corte antiimperialista. Como a las 5 de la mañana Fidel me mira y me pregunta “D’Elía, ¿vos le creés a Kirchner?”. Y le digo “Fidel, estoy acá con vos. Estamos poniendo todo para que ese día sea un día extraordinario”. Trabajamos hasta las 7 de la mañana, nos despedimos y a la tarde seguimos laburando con Silvio. Llegada la noche, pensé que todo había terminado y vienen a buscarme de la guardia de Fidel Castro. Me dicen “El Comandante quiere hablarle, D’Elía”. Y bueno, nos fuimos nuevamente al Consejo de Estado y como un magnífico docente, Fidel Castro me tomó lección hasta las 4 de la mañana. Bueno, luego me paré como un conscripto argentino, le hice la venia y el Comandante me dijo “vos sabés quién soy yo, ahora yo sé quién sos vos”, me dio un gran abrazo y me dijo “Bueno, ahora vamos al combate antiimperialista más importante de los últimos 50 años”. Se me piantaron un par de lágrimas.

Nené Aguirre – Corriente Clasista y Combativa

Agradezco la invitación para participar de este importante acto para recordar que hace 15 años fueron esas extraordinarias jornadas que sepultaron el ALCA. Recordamos que en Noviembre se realizó esta 4ª Cumbre de las Américas, que como decía Luis, Bush aspiraba a concretar ese infame tratado de Libre comercio que iba a ir a lo largo del continente. En esa cumbre, el presidente de Venezuela, junto a Néstor Kirchner, junto a Lula y los presidentes de Paraguay y Uruguay encabezaron la oposición a esas pretensiones del imperialismo yanki. Recordamos a Chávez cuando citó a Mao Tsé Tung, afirmando que el imperialismo yanki es un tigre de papel. Ese día, en repudio a la presencia de Bush, la CTA, Conadu y otros gremios realizaron paros con movilizaciones. Y decenas de miles se movilizaron a Plaza de Mayo y otras plazas en calles, rutas a lo largo de todo el país. Fuimos parte junto a miles y miles de la contracumbre que comentaban recién en la Contracumbre realizada en el Estadio de Mar del Plata, que cerró Chávez al lado de Pérez Esquivel y las Madres de Plaza de Mayoy fue allí donde afirmó con razón que Mar del Plata era la tumba del ALCA y cerró con aquella frase que llega hasta nuestros días, “ALCA, al carajo”, resumiendo la derrota sufrida por Bush. Una jornada extraordinaria.

Eduardo Montes – Presidente de la Federación de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Social

Es un placer compartir este panel donde hay compañeros y compañeras de larga trayectoria. Me retrotrae a ese 2005, pero también a ese 2001, donde en la calle y a cascotazo limpio decidimos terminar con un gobierno de políticas neoliberales. Luego, en el 2003, con la asunción de Néstor y lo que empezó a generar en su proyecto político, al cual nos fuimos sumando. Creo que soy el más joven de este panel. Recuerdo que en el 2005 tenía 33 años y me tocó ir una semana antes a Mar del Plata porque hubo un encuentro internacional donde la CTA y la CGT realizaron charlas debates. Fue la previa al encuentro del ALCA. Fue muy enriquecedor. Nosotros que veníamos de una militancia muy territorial. Yo en el 2005 estaba en la Gráfica Patricios, una empresa recuperada. Mar del Plata fue continentalmente una ruptura y un planteamiento de soberanía política e independencia económica hacia los poderosos. Empezamos a ver un fuerte acompañamiento de los sectores juveniles. Jóvenes menores de 30. Lo que despertó ese encuentro y esa posición política, tanto de Néstor como de Lula y Chávez ante los poderosos. Ahí se marcó una política continental que después fue avanzando en Ecuador, Bolivia y otros países de la región. Hasta el 2015. Luego, continentalmente las políticas volvieron a girar a la derecha, con la intervención del imperialismo. Para nosotros no fue gratis. Asumido el gobierno de Mauricio Macri, lo primero que hizo fue perseguir y encarcelar. Acá tenemos dos compañeros que pueden dar fe de ello. Y otros más. Los que lucharon y sostuvieron durante 12 años la política de Néstor y Cristina son presos políticos.


Juan Vitta - Miembro de la mesa de la CTA bonaerense

Es un enorme gusto estar al lado de dirigentes de la talla de este panel. Pero además es un inmenso gusto como militante poder recordar el no al ALCA de esta forma. Si algo marcó la gesta del 2005, el entramado que se generó para darle consistencia, es la necesidad de que supere todos los límites. El panel que nos precedió, de dirigentes sindicales de todas las centrales de la Argentina; este panel, donde más allá de todos los matices, compartimos muchas organizaciones del campo popular y nacional en movimientos sociales, cooperativos, de trabajadores no conveniados. Poder hacerlo de esta forma y ser parte, para mí es un enorme honor. En relación a la fecha, no me tocó estar en Mar del Plata en aquel 2005. Obviamente la lluvia, el sol, los cabildeos, era todo en Mar del Plata, pero como dirigente de la CTA en Florencio Varela y muchos compañeros de la CTA nos motorizamos a que ocurran otras movilizaciones en todo el país, como había a lo ancho y largo de toda América. Eso también fue importante, porque veníamos de una crisis enorme y recién estábamos empezando a ver que se podía iniciar otro camino. Pudimos notar en las barriadas de Varela, del conurbano sur y de cada ciudad como notamos, la inmensa adhesión que había, el inmenso sentimiento antiimperialista que hay en nuestro pueblo. No hubiera sido posible el No al Alca sin la enorme decisión política de cuatro “espadachines” famosos que laburaron eso hasta el mínimo detalle. No hubiera sido posible sin la enorme resistencia a todo el proceso neoliberal. Muchos de los que encabezaron esa resistencia están acá sentados y han dado la palabra o la van a dar. Y sin la movilización de ese día. Pero también fue posible porque hay un inmenso sentimiento antiimperial en nuestro pueblo, como no se vive en otros lugares del mundo. Podemos discutir casi todo, pero el no a los yankis se aplaude en cualquier cuadra de tierra de nuestros barrios.

José Sancha - Consejero Nacional de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo

La alegría que nos representa que se haya recordado la fecha aquella por todo lo que significa, me parece que debe ser tenida en cuenta. No fue una cosa menor que en la Cumbre de las Américas, el pueblo argentino rompiera ese paradigma de que las finanzas globalizantes estaban por sobre la producción y por sobre los pueblos. ¿Qué hubiera sido si el ALCA se firmaba? Sin duda, el avance yanki hubiera sido muy superior. No hubiera habido ni patente, ni tecnología ni negocio ni posibilidad de salir adelante Latinoamérica. El haberlo roto significó que la política se imponía al capital financiero y eso significó una cosa histórica que no debemos quitarle la importancia que tiene. Para nosotros como cooperativistas y como cualquier factor de la producción, lo que hemos visto después es que aquella fue una batalla ganada pero el enemigo siguió avanzando por todos los órdenes. Ya lo mencionaron los compañeros que están con domiciliaria, lo que significó el lawfare, lo que significó el manejo de los medios y los servicios de inteligencia. Lo que significó que ahroa estemos quizas peor que antes del ALCA. Pero los fenómenos que vamos viendo, en Bolivia, Chile y no nos olvidemos de México, que hoy tenemos al compañero AMLO. Pero la relación de fuerza y de poderes, hay que construirla. Ese es el rol de los movimientos sociales: la construcción de poder.

José “Chapu” Urrelli - Coordinador Nacional del Movimiento Territorial de Liberación

Es un orgullo rememorar esta gesta hermosa que vivimos, pero también es un orgullo hoy poder estar compartiendo con todos ustedes este panel, que realmente valoro mucho que nuestra Central haya podido continuar. Recordando esta gesta en la cual todos nosotros, de una manera u otra fuimos parte, y que marcó en todo caso un antes y un después. Digo esto porque veníamos de procesos muy dolorosos, de etapas de luchas en las calles, en las rutas, con piquetes, con represión, con situaciones muy trágicas para nuestro pueblo, nuestra clase y, bueno, los movimientos sociales en ese proceso se desarrollaron con mucha vertiginosidad, luchando por las reivindicaciones más concretas y sentidas, producto de la terrible desocupación, hambre y miseria que había. Digo esto porque tuvimos que afrontar una crisis histórica que fue la del 2001 y también, posteriores situaciones como, producto de la necesidad nos llevaba a cuestionar el desarrollo de la política, la situación y dejamos en la calle, dejamos atrás a muchos compañeros y compañeras que fueron reprimidos y represaliados, como en el Puente Pueyredón Kosteki y Santillán, nuestros compañeros y compañeras del MTL y la represión terrible que se daba en todos lados. Por suerte en el 2003 llegó un gobierno que al principio no conocíamos bien. Existía cierta desconfianza. Pero con el correr del tiempo fue mostrando realmente su decisión política, ante todo, en una magnitud muy importante para todas y todos nosotros y eso indudablemente se expresó en esta esta heroica, histórica, de la cual fuimos parte ese día memorable hace 15 años.

Edgardo Depetri – Dirigente del Frente Transversal, actual subsecretario de ejecución de Obras Públicas de la Nación y miembro nacional de la CTA

Fue muy importante esa gesta. A tal punto que a 15 años de haberla realizado está muy viva, muy vital, muy presente en nuestras vidas, nuestra militancia. En nuestro presente y en nuestro futuro. Hay un antes y un después luego de la derrota del ALCA. Para los Estados Unidos, que precisamente hoy está votando una seudo democracia amañada a los sectores de poder, que están decidiendo si Trump o Biden en función de los negocios de la industria. Fundamentalmente el aparato militar, la industria bélica. Y que en ese tiempo de arrogancia, que venían a plantear el acuerdo de Libre Comercio, la anexión definitiva de la Argentina y de América Latina a las pretensiones del Imperio, nosotros pudimos darle un cachetazo muy fuerte. Me encantó la descripción de Luis D’Elía. Así fue la historia. Una parte de la historia, porque es bueno saber que esa parte que nos tocó a nosotros, antes nos precedieron otras. En realidad, el ALCA se hace en la Argentina porque el gobierno de la Alianza, De la Rúa, en Canadá en 2001, plantea que la sede de la firma del acuerdo de Libre Comercio sea en Argentina. Recuerdo a nuestra CTA en esa etapa, unificada, en ese mismo momento que De la Rúa proponía sede en la Argentina, nosotros hacíamos un paro general de todo el movimiento obrero latinoamericano. Hacíamos un paro general, frente al Congreso, la CTA, la CGT, el MTA; hacía el paro la CUT de Brasil, el PIT-CNT de Uruguay, la COB de Bolivia y todas las centrales a nivel continental, el sindicalismo mexicano y también el canadiense. Previo al ALCA, ya en ese tiempo, cuando se anunciaba la posibilidad del libre comercio, el movimiento popular y otros sectores, pueblos originarios, indigenistas. Me acuerdo de Evo Morales y la pelea por la privatización del agua en Bolivia, que surgía como un dirigente importante. Creo que lo del 2005, fue un paso más, muy importante pero que viene precedido de mucha historia, mucha lucha, mucha confrontación.

Daniel Menéndez – Subsecretario de políticas de integración y formación y coordinador nacional de Somos Barrios de Pie

Es difícil agregar a lo que ya han dicho varios compañeros, compañeras. En primer lugar, yo también estuve en Mar del Plata, tenía veintitantos y estaba caminando bajo la lluvia, acompañando con compañeros y compañeras las jornadas previas. Me parece que uno recuerda hoy, a 15 años del punto más alto en aquella década de enfrentamiento a los poderosos y que esos 15 años, sin duda, como tantos otros hitos que se fueron dando en aquellos tiempos: el enfrentamiento y el recuperar las banderas de Memoria, Verdad y Justicia; la bajada de cuadros, simbólica, de Néstor; la reconstitución de una Corte que fuera independiente y tantas otras medidas que merecen recordarlas pero, sobre todo, uno no puede dejar de pensar en el vigor que hoy tiene el movimiento popular, que a mí me quedó muy marcado el último 17 de octubre. Hay una efervescencia de nuevas camadas de pibes y pibas que se suman a pelear. Hay una efervescencia en recuperar una identidad que está arraigada en nuestro pueblo y que es imposible de pensar esa identidad y que esa fecha tan emblemática no tuvo que ver con todo lo que hizo Néstor durante aquel período. Es posible hoy que haya el vigor y la potencia que tiene el 17 de octubre en las nuevas generaciones, porque se vincula el peronismo y las ideas nacionales con el enfrentamiento al imperialismo, a las dictaduras, a los poderes concentrados, expresado en la ley de medios y a los poderes mediáticos. Eso es quizá el mayor legado que deja Néstor y Cristina con sus gobiernos: el empoderamiento real y concreto y el vigor de un movimiento popular que hoy recupera banderas.


Walter Correa – Secretario general de Curtidores, Diputado por el Frente de Todos y miembro de la Corriente Federal de la CGT.

Revindicar esto de los 15 años del ALCA, de esta lucha que encaró Néstor, hoy que nosotros y nosotras buscamos algún sinónimo para la palabra expropiación. Hubo un presidente que le dijo NO al imperio y fue el compañero Néstor Kirchner. Destacar que para mí, como trabajador industrial, nos salvó, porque íbamos derecho al Tratado del Pacífico. Nosotros vimos lo que pasó con el Tratado del Pacífico en Chile, Perú, Ecuador donde se perdieron miles y miles de fuentes de trabajo. Al reivindicar aquí en este acto a todos nosotros, los compañeros del destino, que en 4 años jamás especularon ni se acomodaron para salir en una foto, que nunca se pusieron de rodillas. Esos compañeros, los que estamos hoy aquí, no respetaron ni pelos ni marca ni los dividió un sello para hacer lo que tenían que hacer: enfrentamos al Fondo Monetario Internacional, a la Justicia, a las grandes corporaciones mediáticas. Lo que pretendo es que reivindiquemos estos 4 años de resistencia. Reivindicar eso y pedirles que hagamos que valga la pena estos 4 años de lucha y resistencia. Que hagamos que valga la pena porque muchos compañeros todavía están sufriendo las consecuencias.

Milagro Sala – Secretaria General de la Organización Barrial Tupac Amaru y Secretaria de Pueblos Originarios de la CTA-T y presa política

Yo me acuerdo que en el Foro Social Mundial, en Puerto Alegre, tanto Lula como Chávez, nos hicieron entender que la unidad latinoamericana era muy importante. Y que otro mundo era posible, sin depender del imperialismo. Éramos conscientes de lo que iba a pasar en Mar del Plata, que Estados Unidos iba a venir a imponernos la economía y a condicionar la economía de Latinoamérica. La agenda del ALCA venía a definir un modelo económico dependiente del neoliberalismo. Fue una discusión muy fuerte en Puerto Alegre, donde muchos de nosotros entendimos que la unidad nacional de Latinoamérica, con los sindicatos, partidos políticos, movimientos sociales, que estábamos empezando a nacer los movimientos sociales en Argentina. Éramos producto de la desocupación de los cierres de fábricas, de la desocupación de nuestro país. Ahí nos estábamos reorganizando. Vuelvo a insistir con la llegada de Néstor porque Néstor es el que pone en movimiento a las organizaciones sociales, porque nos hace participar a los movimientos sociales. Porque antes en las discusiones de mesa, participaban los partidos políticos, la CGT, los sindicatos y hasta ahí llegábamos. Néstor hizo la tercera pata para que nosotros podamos estar. Hizo lo mismo que hizo Chávez y Evo Morales, que comenzó a trabajar y reafirmarse con los movimientos sociales. Era impresionante cómo ellos pelearon para que nosotros no dependamos económicamente del ALCA y no permitamos que el libre comercio avance en Latinoamérica. Yo estoy muy conmocionada, porque esto pasó hace 15 años y después vino Néstor y Cristina, estuvo Chávez, Evo en la presidencia. Y de ahí, ellos no se quedaron con que les dijeron que les dijeron que no al ALCA, el acto en el Estadio Mundialista en el que estuvieron Lula, Chávez, Evo Morales como candidato. Me acuerdo que aún a pesar de que se le dijo No al ALCA, Hugo Chávez se puso a trabajar muy fuertemente lo que fue el UNASUR, con Evo, Néstor, Correa. Ahí la discusión fue mucho más fuerte para todos los países que queríamos ser libres. Hoy, vivir de nuevo en Argentina las políticas que estamos viviendo, después que Macri destrozó el país, lo que está pasando en Brasil, la resistencia del pueblo boliviano a la derecha de Añez, esto está demostrando que Latinoamérica está fortaleciéndose cada vez más para cumplir el sueño de Néstor, de Evo, de Correa, que lucharon por la libertad de Latinoamérica.

Roberto Baradel – Secretario de Relaciones Internacionales

El Frente Transversal, la Tupac Amaru, la Federación de Tierra y Vivienda en su momento, los compañeros de Barrios de Pie, del Evita, de la Corriente Clasista y Combativa llevaron adelante movilizaciones y gestas históricas de luchas por el tema de los derechos. Hoy hay nuevas organizaciones como el Frente Barrial, la CNCT ya estaba, el MTL muchísimas organizaciones sociales que surgieron de la pelea contra el neoliberalismo. Después lo que hace Néstor es incorporarlas. No solamente en el tema de la resistencia sino en el tema de la política. Todas ellas son fundamentales para seguir construyendo la unidad que necesitamos. Para nosotros esta jornada del no al ALCA significa recordar los 15 años de una gesta histórica. La rebeldía de esos presidentes, toda esa resistencia tiene que transformarse en organización, en unidad para seguir enfrentando a los que quieren someter a nuestros pueblos. Pero además, para poder construir la Patria Grande con los avances que tenemos que lograr.

Gladys Requena – Vice presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela

Saludarlos, agradecer su conexión con nosotros y nosotras y decirles que estamos muy orgullosos y orgullosas de lo que fue la reacción del mundo contra el ALCA y orgullosos y orgullosas porque fue Hugo Chávez quien en solitario, en aquel año 2000 alzó su voz contra los tratados de libre comercio, con los que pretendieron y pretenden todavía, porque lo hicieron con algunos países, pero no fue posible que el ALCA como tal prosperara. Lo están haciendo con sus bilaterales, como logran en el mundo. Pero fue una reacción del Comandante Hugo Chávez que marcó una pauta, un hito en lo que ha sido la reacción contra esos métodos imperiales. Hoy, pues, en medio de toda esta batalla, somos el epicentro de la conspiración imperial, de la agresión imperial, en la víspera de una jornada electoral para rescatar la Asamblea Nacional. Somos el epicentro de eso. De manera que en estos 15 años contra el ALCA, felicitarlos por esta iniciativa.

Aquí pueden volver a ver la transmisión de esta charla