Denunciamos a los especuladores que perjudican al Gobierno con golpes de mercado

Desde CTA Chaco

Este 17 de agosto, paso a la inmortalidad del Libertador José de San Martín, los trabajadores y trabajadoras junto a sus centrales sindicales nos convocamos a una jornada de movilización, plenarios y asambleas por el insostenibles deterioro salarial y la escalada inflacionaria que agitan los grupos económicos concentrados y la especulación financiera con el único objetivo de obtener mayores ganancias a costa del hambre del pueblo trabajador.

Denunciamos a estos especuladores que perjudican al Gobierno con golpes de mercado que atenta de manera directa a los trabajadores con los aumentos de precios, principalmente sobre los alimentos, sobre la vida de las familias trabajadoras. Que los empresarios argentinos, concentradores de las riquezas que generamos con el trabajo y la producción, exponen ante el pueblo argentino, una vez más su avaricia y falta de escrúpulos, en un contexto mundial muy complejo, en crisis sistémica y avances del mercado y las corporaciones siempre atentas a debilitar nuestras democracias populares, en el mundo y particularmente la región.

Iniciamos así, una serie de medidas de articulación y unidad del campo popular.

El movimiento obrero asume la responsabilidad de dar una dura batalla, mostrando su garra y su fuerza combativa contra los grupos económicos concentrados formadores de precios a los que solo les interesa lucrar a costa del hambre de nuestro pueblo. Un proceso de movilizaciones para que el pueblo en la calle sea protagonista de una agenda que contemple las respuestas, a corto, mediano y largo plazo, para lograr salir de esta situación con más democracia, más distribución y justicia social y no con más ajuste.

La persecución nefasta a dirigentes políticos, sociales y sindicales como Milagro Sala y los intentos por proscribir a Cristina, a través de mecanismos espurios que tienen por ejecutores al Partido Judicial, los medios de comunicación concentrados de la derecha reaccionaria que no duda ya en anunciar sus intenciones de avanzar contra las conquistas históricas, que se expresa en Buenos Aires como en provincias como Jujuy y Chubut; nos vemos en la necesidad de organizar la fuerza en un gran frente de unidad popular y responder a los embates de las canalladas que caracteriza a estos sectores que solo operan para mantener sus privilegios.

Al gobierno de Todos, demandamos medidas precisas que generen un shok distributivo, un auténtico limite a la especulación y la inmediata aceleración de las paritarias abiertas.

 Por la defensa de la Soberanía y la Democracia.
 Por el pleno empleo.
 Por aumentos de salarios, jubilaciones e ingresos populares de emergencia
 Por medidas de control de precios a los oligopolios empresarios.
 Contra la criminalización de la protesta social.
 Para exigir que la deuda la paguen los que la generaron y la fugaron.
 El costo de la crisis NO lo va a pagar el pueblo.

¡Viva el Libertador José de San Martín!

¡Viva la patria trabajadora!