Cuyo: plenario regional de la CTA en Mendoza

Con la presencia de 400 militantes

El martes pasado tuvo lugar un plenario regional en Mendoza de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA). El encuentro se realizó en la sede del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE-CTA). En una de las provincias en las que la Justicia determinó que se debe volver a votar la conducción de la CTA, el Fallo que invalida las elecciones complementarias de diciembre de 2010 fue un tema central.

Al encuentro -que se desarrolló durante toda la jornada del martes- asistieron cerca de 400 militantes de la Central, provenientes tanto de la provincia de Mendoza como de las vecinas San Juan y San Luis.

Para dar curso al inicio tomaron la palabra el secretario general del SUTE, Javier Guevara, Gustavo Correa y Alejandra Pastorelli. Estos últimos, dirigentes mendocino el primero y sanjuanina la segunda, se encuentran a la espera de una resolución en el conflicto eleccionario de la CTA.

En primer término Gustavo Correa manifestó la importancia de la reconstrucción del origen ceteatista, en el nuevo contexto político que atraviesa nuestro país: “desde la consulta popular del FRENAPO fuimos manteniéndonos coherentes, cuando en el 2001 planteábamos que para que pudiera haber distribución del ingreso en la Argentina teníamos que tener una asignación universal por hijo, una Ley de Financiamiento educativo y un Seguro de Empleo y Formación. Hoy mantenemos esa coherencia y debemos seguir reivindicando las asignaciones, las jubilaciones de nuestros viejos y las peleas por los Derechos Humanos, demás de la política educativa y la ley de Financiamiento de salud y la participación del 6.4 % del Producto Bruto Interno en la educación, que es lo que hoy se le destina”.

Luego, por la CTA Nacional, hablaron Victorio Paulón y el secretario de la CTA Nacional Hugo Yasky, quien informó sobre la resolución de la Justicia que invalida las complementarias de diciembre de 2010.

Yasky desarrolló cómo es la situación en el conflicto eleccionario que mantiene la CTA (Mendoza y San Juan son dos de las provincias en las que se debe volver a votar) y cuáles fueron las resoluciones del fallo expedido por la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones, que por decisión unánime denegó el recurso extraordinario presentado por Pablo Micheli y los miembros de la Junta Electoral nacional de la CTA, declarando la nulidad de las elecciones complementarias del 9 de diciembre último, por fraudulentas. “Hemos ganado la batalla electoral en el plano de la Justicia. Ahora hay que ratificarla con el voto en las urnas”, manifestó el dirigente docente.

Acto seguido, el trabajo se dividió en cuatro comisiones: en la Comisión de trabajo, el eje fue el trabajo Infantil y el trabajo en blanco y el acceso a la vivienda para trabajadores desocupados. En la de Economía, se acordó continuar con el trabajo con los datos económicos de la región y expresar el apoyo a la Ley de Entidades Financieras y Reforma Tributaria. En la Comisión de Género, se avanzó hacia plantear una agenda nacional en lo que a prácticas de igualdad de género refiere y el respaldo a la despenalización del aborto, finalmente, en la Comisión de Políticas Sociales, Comunicación y Participación Popular, se estableció como objetivo la continuación del trabajo en organizaciones sociales, hacia el fortalecimiento de una la Ley de Medios y la participación de organizaciones territoriales en diferentes espacios del Estado.

Después de votar las mencionadas resoluciones, se acordó la participación en el acto a realizarse el próximo 30 de septiembre en el Estado Argentino Juniors. Allí se reunirán representantes de todo el país para votar la plataforma programática de la Central, en pos de profundizar la distribución de la riqueza, elevar el piso de derechos sociales de los trabajadores y los sectores populares y avanzar en integración regional, en el camino de la liberación de nuestro continente.

Para concluir, Yasky retomó la palabra. Ratificó allí que la decisión de hacer el encuentro en Mendoza responde al deseo de “ratificar la presencia de la CTA en la provincia cuyana y refrendar así una vez más el compromiso tal cual lo dispuso la Justicia de avanzar con una nueva convocatoria a elecciones, para garantizar que todos los afiliados y afiliadas de la Central puedan elegir a sus genuinos representantes con libertad y sin ningún tipo de impedimento”.