Cristina en Avellaneda: "Argentina y Democracia sin Mafias. Los argentinos nos lo merecemos”

Discurso completo de la compañera vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner en la inauguración del Polideportivo Diego Armando Maradona en Avellaneda.

Muchas gracias. Muy buenas tardes a todos y a todas. (Yo también los quiero mucho).

La verdad que es una tarde muy especial. Porque verlo a Jorge intendente inaugurando playones deportivos, complejos deportivos como este de hoy, me remonta a otras intendencias, no acá en el conurbano bonaerense, pero sí en el sur allá en nuestro Río Gallegos, cuando Néstor se lanzó a hacer playones deportivos y gimnasios por toda la ciudad, porque acá los pibes pueden jugar en un potrero, al aire libre, en un descampado, en un baldío, como hay tantos en la provincia, pero en el sur, con el viento, el frío (acá lo veo al senador por Chubut) y la verdad que la experiencia deportiva necesita de verdad, de mucha infraestructura en el sur y Néstor cuando era intendente en el sur hizo muchos playones deportivos y gimnasios.

Y escucharlo también a Axel, hacer colegios, alcaldías, hospitales, también me recordó aquella experiencia maravillosa que fueron las tres gestiones como gobernador de Néstor. Así que yo escuchaba y parecía como que retrocedía en el tiempo y escuchaba esa voz, esa esperanza, ese sueño, que finalmente llegó, donde yo sinceramente nunca pensé.

A mi me parecía que con la gobernación habíamos coronado una militancia política, la verdad que lo que vino después, la Presidencia, la transformación, esos 12 años y medio que transformaron el país y lo desendeudaron, bueno, nada, me hicieron sentir un poco de nostalgia entre ambos.

Pero bueno, también está la realidad. Hoy venía para acá y veía algunos videographs en algunos canales de televisión y en algunos diarios, ¡uy, es el primer discurso de Cristina después de su renunciamiento.

Vamos a hablar clarito porque soy peruca y hablamos clarito. A ver ...

Cristina Presidenta, Cristina Presidenta

No era eso. Escúchenme. No sean malos. A lo que voy es a lo siguiente. Desde un lado empezaron a hablar del renunciamiento de Cristina y luego veo en otros diarios que hablan de la autoexclusión. Miren, el único renunciamiento que tuvo el peronismo fue el de Eva Perón y acá tampoco hay autoexclusión.

Vamos a hablar clarito. Hay proscripción. El día que yo hablé no estaba enojada. No es que en el fervor de un discurso dije algo, no, fue algo meditado. No soy una persona, pese a que no sé por qué razón, debe ser porque soy mujer, las mujeres siempre somos las locas. Los hombres pueden decir cualquier barbaridad, pueden decir un día una cosa, otro día otra, pero a ellos todo se les disculpa, a nosotras todo se nos tergiversa, confunde, agranda y mienten.

Ni renunciamiento ni autoexclusión. Proscripción, porque ese procedimiento, esa estrategia de proscripción no es nueva. Creo que la comenzaron a pergeñar al día siguiente de aquel 9 de diciembre en que nos despedimos en la plaza y cantaban “Volveremos”. Creo que ese día empezaron a pensar en la proscripción y lo primero que hicieron fue armar un juicio con denuncias, pero con una precisión y una cronología electoral, francamente casi quirúrgica.

No sé si ustedes se acuerdan, seguramente ningún argentino se acuerda. Pero, luego de un juicio armado, Ercolini era el juez, de tres años, decidieron que el juicio oral en el que me iban a sentar en el banquillo de los acusados era el 21 de mayo del 2019. Nadie se acuerda de esa fecha. 21 de Mayo de 2019 planificaron sentarme en el banquillo de los acusados. Quince días exactos antes de que cerraran los plazos electorales para armar los frentes electorales en donde se disputaría una vez más, la Presidencia de la Nación.

¿Saben por qué nadie se acuerda de eso? Porque yo, tres días antes, el 18 de mayo, desarticulé esa maniobra francamente proscriptiva, cuando anuncié que íbamos a ir a un frente electoral con quien hoy es presidente de la República Argentina. Simplemente por eso. Pero era una clara maniobra proscriptiva.

Y luego siguió el juicio, que podía haber terminado en un año. No, no, lo estiraron, lo estiraron, lo estiraron, para que llegara el próximo turno electoral y el 9 de marzo ahora, van a leer los fundamentos de la proscripción. Curiosamente o no tan curiosamente, son esas licencias que por ahí se toma la historia, un 9 de marzo de 1956 en el Boletín Oficial de la República Argentina, se publica el decreto 4161, el decreto con el cual se prohibía decir las palabras Perón, Evita y se prohibía cantar la Marcha Peronista. Sí, en la historia de nuestro país existieron estas cosas, se prohibía la Marcha Peronista y decir Perón o Evita.

Este es el tema de la proscripción. Pero la proscripción es fundamentalmente un acto de disciplinamiento hacia el conjunto de la dirigencia política argentina, para que nadie se vuelva a animar a tanto; para que nadie se vuelva a animar a recuperar las AFJP, por ejemplo, o YPF; o sancionar la Ley de Medios; o mejorar la distribución del ingreso de modo tal que los trabajadores participen del más del 50% del PBI y tengan el mejor salario, o que la educación tenga el 6% del PBI, o desendeudar al país y decirle al Fondo “chau, no te necesitamos más, las políticas económicas las decidimos los argentinos en la Casa Rosada y en el Parlamento”.

Es un efecto disciplinador. Y vaya si lo logran. En estos días de idas y diretes, con la agrupación política “amague y recule”, que es anecdótico, pero que sirve para ejemplificar eso que expliqué en otro Diego Armando Maradona, que fue, allá por diciembre del 2020, donde después de la pandemia, Sergio, actual ministro de Economía, en ese momento era Presidente de la Cámara, decía que íbamos a crecer.
Y yo decía que vamos a crecer, pero que era importante ese crecimiento no se lo quedaran tres o cuatro vivos, que era necesario redistribuir y que para eso había que alinear tarifas, precios, salarios, jubilaciones y que esto implicaba, porque cuando uno decide mejorar la distribución del ingreso en un país, afecta intereses, naturalmente. Hay alguien que no va a ganar tanto y por lo tanto genera resistencias, molestias y represalias también.

Y dije también del miedo, porque el miedo es un gran disciplinador de la dirigencia política y un gran frustrador de las sociedades. El miedo no construye nada. El miedo pulveriza el poder popular y fundamentalmente tiende a desnaturalizar la política y a que aparezca lo que denomino la “insatisfacción democrática” que es a la que termina tributando la política y donde la política termina siendo finalmente algo que a la gente comienza a no gustarle porque no le soluciona la vida, porque no le soluciona los problemas.

Fíjense qué coartada maravillosa. Y esto es lo que nos está pasando también hoy en la República Argentina.

Recién Axel mencionaba el tema de la coparticipación y de esta resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sé que ha habido todo un dime direte, que si los bonos, yo quiero ir al fondo de la cuestión, a qué está pasando con la cuestión democrática en la Argentina, porque Mauricio Macri modificó con un decreto simple, lo que le tocaba al gobierno nacional de coparticipación y le dio muchísimo al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la ciudad más rica de la República Argentina.

Lo que le quitó de esa porción que va a las provincias, se lo dio a la Ciudad de Buenos Aires, y después esto que había sido discutido y criticado por todos los gobernadores del país fue resuelto por otro decreto del gobierno del presidente Alberto Fernández, pero no quedó solamente en un decreto simple y esto es lo que la sociedad no sabe y hay que explicarle. Hubo una ley del Congreso de la Nación, una ley que consagró ese decreto y esa nueva distribución del ingreso, sin embargo la Corte hizo caso omiso a una ley.

Estamos en un momento en que se suspende una ley. Una cosa insólita. Las leyes no pueden suspenderse. Lo único que puede suspender una ley es el Congreso, que es el que la sanciona. El Poder Judicial solamente puede declararla inconstitucional y no aplicarla, pero suspenderla es imposible.

Pero no fue lo único que hicieron. También hicieron una incursión en el Poder Legislativo. Como el resultado de las elecciones de los estamentos del Consejo de la Magistratura no había sido el resultado que esperaban y por primera vez el peronismo colocaba un representante del peronismo en el estamento de los abogados, salieron también a modificar esa ecuación.

Hoy, un juez, una jueza de primera instancia creo, vuelve a ratificar que esto debe ser resuelto por el Congreso en el marco del derecho parlamentario. Sin embargo, qué hicieron los “supremos”, a través de una acordada modificaron la situación. Hay un artículo que publicó Raúl Zaffaroni, sobre el tema de lo que está pasando en la Argentina, no estamos ante un hecho antijurídico, estamos ante un hecho ajurídico. Es como si hubiera desaparecido el estado de derecho. Como si hubiera desaparecido el derecho.

Sé que esto puede parecer una discusión entre dirigentes políticos, Consejo de la Magistratura, gobernadores, coparticipación, pero créanme que este Partido Judicial está influyendo sobre la calidad de vida de todos los ciudadanos y ciudadanas. Hay que despabilarse argentinos y argentinas, porque cuando te arrancan la cabeza con la facturación del celular, de internet, del cable, es porque hubo un juez que les dictó un amparo y entonces no es un servicio público y pueden fijar libremente el precio. Lo mismo pasó con las prepagas. Lo mismo pasó con una decisión de la Comisión Nacional de la competencia, que obligaba a los shopings y centros comerciales a respetar el precio de la indumentaria que figuraban en los programas de los bancos y tampoco le hicieron lugar.

Son los jueces que permitieron que los dólares que necesitamos en las fábricas para que no haya paro, ni adelanto de vacaciones, se los den a los que quieren comprar un Porsche o a los que quieren importar 30 millones de dólares en toallas. Uno de los jueces que hizo esto fue uno de los de Lago Escondido, uno que junto a ex agentes de inteligencia, con funcionarios del gobierno de la Ciudad, con camaristas, con los directivos del Grupo Clarín, que hoy comanda realmente este estado paralelo que tiene la Argentina, es el que está definiendo la calidad de vida de todos los argentinos.

Y yo creo que a esto, el peronismo debería preguntarse. Anoche yo te escuchaba muy atentamente, Jorge en C5N. Creo que estamos también ante una oportunidad. Le decía a un grupo de compañeros con quienes me tocó compartir una cena el mismo día en que no hice el renunciamiento, anuncié que yo no iba a someter a la fuerza política nuestra a llevar de candidata a alguien que le dijeran “está condenada” y de esta manera ser absolutamente funcional a lo de ellos que quieren esencialmente, y esto también lo dije oportunamente, no es esto contra mí, contra Cristina, es contra el peronismo.

Lo que está pasando en la República Argentina, … no lo dije ahora, lo dije hace mucho tiempo, y lo vemos en esta decisión de la coparticipación, donde le van a dar para la campaña electoral del jefe de Gobierno de la Ciudad, que seguramente va a ser el candidato de la oposición, le van a incrementar lo que tiene en seis presupuestos de la localidad de Avellaneda. Yo te escuchaba anoche. Lo que le aumentan, significan seis años del presupuesto de los hombres y mujeres que viven acá, en Avellaneda.

Fíjense esto que hemos inaugurado hoy. La veo también a la intendenta de Quilmes, donde lo que gasta la Ciudad de Buenos Aires en ornamentación, en plantas, en helechos, y en esas cosas tan hermosas que todos vemos, es el presupuesto de Quilmes en todo el año.

Claro, cuando un habitante de Quilmes, de Avellaneda, o de cualquier lugar del Conurbano, va a la Ciudad de Buenos Aires y ve todo eso dice: “Mamita, mirá, qué gestión papá. Llevémoslo a éste”.

Bonaerenses, esta provincia, esta bendita provincia tiene 300 mil km cuadrados. Recibe muchísimos menos recursos de todo lo que produce. Y fíjense … que es la Ciudad de Buenos Aires, consolidada además. Ahí nadie necesita pavimento, ni agua corriente, ni gas, ni transporte, porque tienen todo, desde taxis, subtes, bondis, todo. Un país en función concéntrica. Así que advirtamos lo que está pasando.

Y yo creo que el peronismo en esto, y lo decía el otro día a los compañeros, cada compañero, cada dirigente, cada militante, tiene su bastón de mariscal en la mochila. Sáquenlo. Sáquenlo. Y no le pidan permiso a nadie para sacarlo. En todo caso si se equivocan con el bastón pidan perdón, porque siempre cuando uno se equivoca debe pedir perdón, pero permiso, no le pidan permiso a nadie.

Creo que todo esto que está sucediendo. Este parámetro, esta doble vara para la sociedad. Recién te escuchaba hablar de este diputado, Milman, ¿no? Y voy a ser un poquito grosera. Recuerdo que durante la pandemia cuando las sesiones se hacían por Zoom, echaron a un diputado, voy a ser un poquito grosera, les dije, porque le besaba una teta a la novia. Lo echaron. Era un acto impropio, eh. No estoy justificando nada, por favor. Mañana Clarín dice. “Cristina dijo que estaba bien besarle … a la novia”. No, no, no. Simplemente para graficar. Lo echaron.

Han desaforado algún diputado también, como fue el arquitecto De Vido, que fue desaforado, dos años preso, por una causa que después se descubrió que el perito era trucho y el informe por el cual lo llevaron preso también.

¿Y qué pasa? Cuando nos enteramos por los medios de comunicación, programas de televisión, etc etcétera, que el señor tiene no sé cuántas señoritas a cargo, pero no solamente eso, sino que siendo integrante de la Comisión de Seguridad tenía vinculaciones y contratos con empresas de seguridad.

Entonces es comoque en realidad, hay una patente de corso y de impunidad para todo aquel que no sea peronista. Y a todo aquel que sea peronista se le inventan cosas. Deberíamos preguntarnos todos los peronistas y los no peronistas de este país. ¿Es sostenible un país con estos parámetros en la administración de justicia? No, seguramente que no y que va a exigir de todos y de todas un gran esfuerzo.

Por eso más allá de que a todos nos gustan las redes, twitter y demás, también salir a hablar y a explicar. A bajar, a tomar contacto, con el barrio, con el barro, con la realidad, hablarle a la gente. La gente está avida de que le hablen y le expliquen. Me parece que no estemos mirando al Cielo los peronistas esperando para que alguien baje mágicamente a decirnos qué es lo que hay que hacer.

A nosotros, cuando éramos jóvenes nadie nos dijo lo qué había que hacer.

Entonces, me parece es necesario replantearse estas cosas y saber también que es necesario que pongamos lo mejor de cada uno de nosotros porque se ha sufrido mucho en la Argentina y hay muchas carencias todavía y está muy difícil y va a ser muy difícil, porque el endeudamiento brutal que hemos heredado. Tenemos una auditoría permanente sobre las políticas económicas, sumado a esta falta de estado de derecho, porque en definitiva, y para ser un poco futbolera, a tono, es como que si vos estás jugando un partido y el árbitro te bombea, y dale que dale. Y el otro te hace penales, foules, al otro no le cobra nada …

Esto es lo que está pasando. Necesitamos que vuelva a haber un árbitro en serio del Poder Judicial en la República Argentina que aplique el derecho y que tenga la garantía para todos los ciudadanos y ciudadanas de que todos son iguales ante la ley.

Esto no existe hoy y es grave. Es grave porque el año que viene vamos a cumplir 40 años de democracia. Fue muy duro lo que vivió la Argentina. Hoy estamos inaugurando un natatorio hermoso que tiene el nombre de un deportista de acá, de Villa Corina, de Avellaneda, Porta. Ahí está su familia, que continúa aún desaparecido. Fue muy grave, muy terrible, fue muy trágico lo que pasó en la Argentina. Pero que a 40 años de la recuperación de la democracia hoy veamos a esa democracia con un estado paralelo, capturada por las mafias, creo que no es justo ni para los que sufrieron las consecuencias de la dictadura, ni tampoco para los millones de argentinos que siguen apostando a que la democracia es la mejor manera de vivir entre nosotros.

Por eso creo que una fecha como la del año que viene, el 24 de Marzo, donde se van a cumplir 40 años de la democracia, va a ser una fecha muy importante para que movilicemos a toda la Argentina a partir de una consigna: “Argentina y Democracia sin Mafias los argentinos nos lo merecemos”.
<article11115|slick>