Colombia: La CTA-T saluda la llegada de Gustavo Petro a la presidencia

Asunción histórica

En una ceremonia cargada de simbolismos, este domingo 7 tomó posesión del cargo como primer mandatario de Colombia Gustavo Petro. La ceremonia, que tuvo lugar en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, contó con la presencia de miles de ciudadanos. Gran expectativa frente al primer gobierno de izquierda en 200 años de la República.

Tras ser investido y minutos antes de posesionar como vicepresidenta a Francia Márquez, Petro dio su primer orden como Presidente de Colombia: dispuso que la Casa Militar trajera a la ceremonia la Espada del Libertador Simón Bolívar. "Una orden del mandato popular y de este mandatario”, afirmó Petro.

La espada de Bolívar está teñida de una particular trascendencia: el 17 de enero de 1974 fue robada por la guerrilla del M-19, movimiento al cual pertenecía Petro. Su paradero fue una incógnita hasta el 31 de enero de 1991, cuando la guerrilla ya desmovilizada, la devolvió al Estado. Desde entonces, la insignia se mantiene en la Casa de Nariño, residencia oficial y principal sede de trabajo del Presidente de Colombia. El presidente saliente, Iván Duque, había rechazado el pedido de trasladarla para la ceremonia de asunción. Así, la espada fue ubicada a un costado de la plaza mientras el Presidente entrante recibió los honores militares de las Fuerzas Armadas. Luego, fue trasladada a la Casa de Nariño antes de que Petro entrara por primera vez al palacio presidencial. Con la orden de Petro, la espada se convirtió en uno de los elementos protagonistas de la jornada.

El Presidente dio su discurso con la espada en la tarima a su lado derecho. Comenzó su intervención con un extracto del libro de Gabriel García Márquez, Cien años de soledad, para luego sentar las bases de la que será su gestión: La paz como primera prioridad, el diálogo social, la igualdad social de la mano de una reforma tributaria y la preservación de la Amazonía frente al cambio climático fueron los ejes de su alocución.

Se acabaron los «no se puede» y los «siempre fue así». Hoy empieza la Colombia de lo posible. Hoy empieza nuestra segunda oportunidad. Desde hoy, soy el presidente de toda Colombia y de todos los colombianos y colombianas. Es mi deber y mi deseo. Colombia no es solo Bogotá. El Gobierno del Cambio será descentralizado. Les prometo que vamos a estar y trabajar en todo el país, desde Leticia hasta Punta Gallinas, desde Cabo Manglares hasta Isla San José. Duele mucho la ausencia del Estado en muchos puntos del país. Ya no más. Voy a trabajar para que el lugar de nacimiento no condicione tu futuro y para que el Estado diga presente en cada rincón de Colombia. Agradezco la presencia de presidentes, presidentas y otros representantes de los pueblos hermanos de Latinoamérica y del mundo”, apuntó Petro en su primer discurso oficial.

Allí, entre otros mandatarios de la región, se encontraba Alberto Fernández. El Presidente argentino fue el primero en ser recibido por Petro en la Casa Privada del Palacio de San Carlos. Fernández, que también preside la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), le comunicó a Petro el interés de "dialogar e identificar intereses comunes para lograr proyectos que integren el próximo Programa de Cooperación".

La coalición que gobernará Colombia los próximos 4 años tendrá además una afrodescendiente que por primera vez llega a la vicepresidencia. Madre soltera, feminista y negra, Francia Márquez viene de una de las regiones más postergadas de Colombia, el Cauca, y llega a la política a través de su activismo ambiental.

Sin dudas esta asunción, que tuvo lugar en la fecha en que se conmemora la Batalla de Boyacá, un hecho histórico que dio paso a la independencia del país, llena de expectativas a la región.