CARRILLO: Desagravio conjunto del Llamamiento Argentino Judío y la CTA

El viernes 22 de mayo se realizó un cálido encuentro virtual e institucional entre el Llamamiento Argentino Judío y la CTA de los Trabajadores.

El encuentro fue abierto por Hugo Yasky, Secretario General de la CTA quien mostró su complacencia por su concreción después de la suspensión al inicio de la cuarentana. Estuvo acompañado por Eduardo Pereyra, tesorero de la CTA y Secretario de Relaciones Internacionales de CTERA. Durante la reunión el presidente del Llamamiento Marcelo Horestein explicó el surgimiento de la institución, haciendo un breve recuento histórico de su génesis y los principios fundacionales ligados a las traiciones democráticas y progresistas que sustentaba la colectividad argentino judía desde los primeros años de su llegada al país y se fue vinculando firmemente a una identidad nacional, popular, plural y progresista. Identidad que la Central de Trabajadores de la Argentina ha sabido siempre defender y representar, como pocos, desde sus inicios.

Durante el encuentro se realizó un desagravio a la memoria del Dr. Ramón Carrillo, gran sanitarista y primer ministro de Salud de la Argentina, frente a las infames acusaciones realizadas por el capítulo latinoamericano del Centro Simón Wiesenthal cuya matriz está en la ciudad de Los Ángeles, EE.UU., las que fueron tomadas por el ex secretario de Derechos Humanos del gobierno macrista Claudio Avruj acompañado de otras voces locales y extranjeras. Ambas instituciones concuerdan que la verdadera finalidad de estas falsas imputaciones hacia el Dr. Carrillo están orientadas a formar parte de una ofensiva de la derecha local y foránea contra el gobierno del Frente de Todos y las políticas adoptadas por el Presidente Alberto Fernández en relación a la pandemia producida por el COVID-19. Estas falsas y agraviosas imputaciones buscan tergiversar la memoria histórica de nuestra patria buscando asociar de manera inadmisible al movimiento nacional y popular con el fascismo.
Ambas instituciones concuerdan que esta ofensiva continuará, porque la derecha neoliberal no se resigna a que Argentina cuente con un gobierno nacional y popular, encabezado por el Presidente Alberto Fernández y la Vice Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, respaldado por una unidad pocas veces alcanzada, entre movimientos políticos, sindicales y sociales, que están dispuestos a llevar adelante las transformaciones históricamente postergadas para lograr una patria más justa, libre y soberana. Todos los participantes acuerdan que en tiempos de pandemia, distanciamiento social y más allá de la coyuntura seguirán trabajando mancomunadamente para fortalecer esa unidad, dispuestos a defender la democracia y al pueblo sin dudarlo, frente a cada ataque, mentira u operaciones mediáticas y judiciales.

Por último, se generaron los lazos para poder seguir articulando y participando de manera conjunta en acciones futuras entre las diferentes áreas de trabajo como perspectiva de género, juventud, derechos humanos, contra la xenofobia y la hermandad entre las diferentes colectividades y culturas que hacen y componen nuestra identidad como argentinas y argentinos.