Caminar los barrios para garantizar el proyecto

Convencidos de que al país lo vamos a poner de pie todos juntos, este sábado 15 de febrero el *Frente Barrial CTA* salió a caminar los barrios para relevar la situación de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y el cobro de las tarjetas AlimentAR.

"Muchas gracias por preocuparse por nuestros hijos" fue una frase que salió del barrio Santa Marta en Lomas de Zamora. Y es que todavía queda en nuestros vecinos ese sentimiento de desamparo y desolación que se instala cuando un estado abandona a su pueblo con las leyes del mercado.

El Frente Barrial de la CTA relevó los barrios donde se desarrolla la militancia en más de 30 distritos de la provincia de Buenos Aires y también en Jujuy, San Juan, Entre Ríos, CABA, entre otros lugares, para escuchar a los vecinos, saber si cobran la AUH (primera condición para recibir la Tarjeta AlimentAR) y verificar que la principal política de emergencia del gobierno nacional esté llegando a los que más la necesitan, en sintonía con las palabras del Presidente: "La primera deuda que tenemos los Argentinos es con el pueblo".

Otra vecina de Merlo decía, con algunas dudas todavía: "Qué bueno que hagan esto, a lo mejor empieza a mejorar un poco la cosa". Es que las primeras señales se ven pero los 4 años no se borran de un plumazo.

Llevará mucho trabajo, ya que depende nuevamente de la militancia que las políticas a favor de la gente lleguen donde tienen que llegar, pero que además la gente vuelva a creer en la política como herramienta de transformación de la realidad. En González Catán, partido de La Matanza, sólo en 8 cuadras dentro del barrio Los Ceibos había 4 familias que no contaban con la AUH y, por ende, tampoco con la tarjeta AlimentAR, dando cuenta de que el trabajo deberá ser cada vez más fino.

El Frente Barrial asume este compromiso de acompañar activamente la construcción de políticas públicas y ser una herramienta más de comunicación y acción entre un Estado preocupado y los vecinos de nuestros barrios.

El sábado por la mañana hacía calor, que a veces parece mayor cuando las calles de tierra no están acompañadas por árboles en la vereda, pero este y todos los días que hagan falta, los compañeros "reafirmamos que nos merecemos un país más justo y que no queremos se naturalice el hambre, la pobreza y la exclusión".