Acto homenaje a Néstor Kirchner

EN ATE CAPITAL

A doce años del fallecimiento de Néstor Carlos Kirchner, la Asociación Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires honró la memoria del expresidente con el descubrimiento de una placa, frente a su sede en Carlos Calvo 1378, y realizó un acto con la presencia de Axel Kicillof, Edgardo Depetri, Hugo Yasky y Daniel Catalano.

También estuvieron presentes ministrxs, diputadxs, legistadorxs, referentes sindicales de la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina y de gremios hermanos como la Corriente Federal de Trabajadores, organismos de Derechos Humanos, Curas en Opción por los Pobres, Madres de Plaza de Mayo, miembrxs de la Justicia y un amplio arco de militantes del kirchnerismo.

El cura en Opción por los Pobres, Ricardo Carrizo, bendijo la placa azul que lleva en letras blancas la firma del Consejo Directivo de ATE Capital y la leyenda que acompaña su imagen “Néstor vive en el corazón del pueblo”.

El primero en tomar la palabra fue Edgardo Depetri, subsecretario de Obras Públicas de la Nación, quien recordó “el vínculo de Néstor con lxs trabajadores de ATE”. “Cuando no era intendente de la Ciudad de Río Gallegos, no era gobernador tres veces de la provincia de Santa Cruz, ni presidente de la República Argentina, como abogado y como militante sindical fue el defensor de los trabajadores mineros de Río Turbio allá en la dictadura militar, cuando asumió la defensa de los trabajadores en aquella decisión de la dictadura de cerrar el yacimiento y hubo una rebelión del pueblo, había un sindicato intervenido por la dictadura militar, éramos todos pibes que no estábamos dispuestos a bancar el cierre de nuestra empresa, estar condenados a la desocupación y a la miseria, y en esos tiempos de dictadura y cuando no era tan fácil conseguir abogados que nos representaran ahí estuvo el compañero Néstor Kirchner, bancando a los trabajadores”.

A continuación, el secretario general de la CTA y diputado nacional, Hugo Yasky, señaló: “Cuando Néstor asumió, hubo un sindicato, el principal sindicato del país que le abrió las puertas a Néstor, y que empezó a construir con Néstor una relación desde el movimiento obrero, fue ATE. Yo, que pertenezco a otro sindicato, con una tradición de lucha enorme como la CTERA, tengo que confesar que muchas veces sentía envidia, sentía que a nosotros nos costaba romper eso que en definitiva es un prejuicio, la idea de que el sindicato tiene que estar a cierta distancia de la política, la idea de que la independencia del movimiento sindical tenía que ver con esa distancia, hasta con cubrir la forma. y después la realidad nos demostró que la experiencia de los compañeros de ATE era la que marcaba un camino distinto”.

“Después la realidad nos demostró que no hay posibilidad de traducir esa independencia en una actitud de neutralidad y pudimos empezar a construir un tiempo distinto en el movimiento sindical, y fíjense qué paradoja, los compañeros que condujeron históricamente ATE, hubo momentos en los que no fueron capaces de entender que el tiempo político que estábamos viviendo se había transformado y que esa transformación tenía que ver con Néstor Kirchner”, subrayó Yasky.

Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital y adjunto de la CTA, rememoró el día que conoció a Néstor en persona y le agradeció a Edgardo Depetri quien gestionó esa posibilidad, en el marco de un reclamo de los trabajadores estatales. “Los militantes de ATE venimos de una escuela en la que se nos despolitizó muchísimo. Se negaba a Perón, a Evita, había mucha resistencia con Néstor. De hecho, cuando ganamos este sindicato restituimos el busto de Perón y de Evita porque no estaban. Y ese día que entramos a Casa de Gobierno, Néstor nos dice ‘bueno, muchachos, ¿qué quilombo nos están armando?, ¿qué necesitan?’. ‘Necesitamos resolver la situación de los contratos’, ‘Listo, ya está, el lunes está resuelto. Vengan que les muestro dónde Menem fue entregando las empresas del Estado’, y comenzó hacernos todo un recorrido político histórico, hablándonos con una ternura, con un amor y un cariño. Fue gracias a vos, Edgardo, que nos abriste la puerta, pero también fue gracias a que nosotros no bajamos las banderas de lo que necesitábamos y era que nuestros compañeros y compañeras puedan tener mejores condiciones de vida”.

Cerró el acto Axel Kicillof, gobernador de la provincia de Buenos Aires, reflexionó en torno a la importancia de Estado, como herramienta que vela por el cumplimiento de los derechos de las grandes mayorías, y reivindicó a las figuras de Néstor y Cristina que supieron garantizarlo. “La juventud que en los 90 vio que el Estado la perseguía, que el Estado la oprimía, que el Estado estaba utilizado, habitado por los sectores del poder real, del poder económico, y que empleaban al Estado para llevar adelante esos proyectos económicos y represivos, esos proyectos primarizadores y de exclusión; ese Estado vimos y pensamos que el Estado era un instrumento de opresión, de represión, de ajuste. Esa es otra cosa que tenemos que agradecerle a Néstor con esas actitudes que a veces parecían casuales, con ese desparpajo, con eso de bajar del escenario, abrazarse, de ser parte del pueblo nos explicó que no, que el Estado es un instrumento que en manos de la clase trabajadora puede transformar, puede dar dignidad, que el Estado puede ser rebelde, lo decía la compañera Cristina”.

Y agregó: “Nos enseñó demasiado que la política, la militancia y el Estado, eran los principales instrumentos de transformación. Que el Estado también era un campo de disputa y un campo de batalla y es un instrumento que se puede usar para el proyecto más conservador de la derecha, pero que es un instrumento, como estuvo en manos de Néstor y Cristina, que pueden usarse todos los días para reconocer y devolver derechos, para hacer justicia. Néstor vino a continuar esos anhelos, esos sueños que tuvimos cuando volvió la democracia. Vino a aplicar en el Estado la política de Memoria, Verdad y Justicia”.

En notas separadas, publicaremos los discursos completos.