Portada del sitio > Secretaria de Género > 20 de agosto: Día del Activismo por la Diversidad Sexual

En conmemoración de la vida de Carlos Jáuregui

20 de agosto: Día del Activismo por la Diversidad Sexual

, por Área de Diversidad Sexual

Testimonio de César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), en el Día del Activismo por la Diversidad Sexual.

Les laburantes diverses y disidentes de la CTA conversamos con referentes de la militancia de la diversidad sexual, sobre su propia historia y sobre la relación entre sindicalismo y activismo LGTBI+.

Palabras de les compañeres diverses:

“Este 20 de agosto es el día del activismo LGBTIQ+, y desde el área de laburantes diverses y disidentes de la CTA de les trabajadores a nivel Nacional, convocamos a distintas voces históricas dentro de nuestro colectivo.

Para nosotres es fundamental expresarnos y construir política sindical con una mirada disidente, que en nuestros espacios de trabajo y en nuestros sindicatos ocupemos y aportemos nuestra mirada, la cual es muy enriquecedora.

Recordamos a Carlos Jáuregui, a Lohana Berkins, Diana Sacayan y muches más compañeres que fueron indispensables, para que hoy podamos seguir caminando la lucha”.

César Cigliutti, presidente de la CHA:

“En esta oportunidad vamos a hablar de Carlos Jáuregui. Tuve la suerte de que, cuando fui a la Comunidad Homosexual Argentina, que se había fundado hacía unos meses, me atendiera Carlos. Enseguida nos hicimos amigos y durante muchos años fuimos como hermanas inseparables de la militancia. ¿Qué significa Carlos para el movimiento? Yo les diría que es el referente indiscutido de todo el movimiento LGBTIQ+. ¿Por qué? Primero porque fue la primera persona que hizo públicamente una donación de su identidad a todo el movimiento. Y después porque, no al principio, sino que tuvo que pasar algún tiempo, articulamos con todo el resto del movimiento y especialmente con las personas travestis trans que fueron las últimas, digamos, que vinieron al activismo y con las que trabajamos articuladamente. Y a partir de allí realmente se construyó un movimiento LGBTIQ+ a nivel nacional, porque hacíamos encuentros en distintas provincias y estábamos todos juntos mezclados y trabajando en las temáticas de cada uno y cada una de nosotras y nosotres. Así que por eso me parece que la figura de Carlos fue la de un gran articulador. Y sobre todo una cosa. Porque cuando se fundó la CHA, el objetivo primero era trabajar por la derogación de los edictos policiales que eran los que permitían a la policía llevarnos presos, hacer razzias policiales. Era el inicio de la democracia donde se empezaron a ver los primeros lugares de encuentro. Y venía la policía y se llevaba a cantidad de personas que no entraban en los patrulleros y a veces venían con camiones y entonces se llevaban a la mitad de la gente. Y Carlos hizo un curso en esa época de Derechos Humanos y tuvimos una reunión en la CHA y él le dio ese marco a nuestra lucha. Ese creo que fue el gran marco irrenunciable donde todo encajaba. Le dio no solamente un marco sino el destino y el futuro. Por eso para nosotros, todo el discurso de los derechos humanos está totalmente fusionado a los discursos de reclamo de nuestra comunidad LGTBIQ+ .

Ante la pregunta de qué le diría Carlos al movimiento sindical, a la diversidad. Pensábamos casi lo mismo, me parece. Entonces lo principal siempre es la estrategia, la visibilidad y me parece que eso es muy importante. Que todas las personas LGTBIQ+ de los sindicatos y demás, no solamente se hagan visibles, sino que trabajen y que busquen la manera de tener sino un protagonismo, al menos que ese discurso de la no discriminación por orientación sexual, identidad de género y sus expresiones sea parte de la agenda de cada uno de los sindicatos. Esa me parece una idea que seguramente Carlos compartiría, y después poner en esa lista de acciones, de lucha, que tiene cada uno de los sindicatos, el tema de, yo diría, la no discriminación por orientación sexual, identidad de género y sus expresiones. Pero, ¿a qué me refiero? A que todo el sindicalismo tenga conciencia del género y de la diversidad y que lo incluyan, no solamente en el discurso sino en cada una de las políticas que hace cada uno de los sindicatos. Eso me parece que es esencial. Y por supuesto acompañar todos los reclamos y todas las luchas del movimiento LGTBIQ+ que todo el tiempo estamos con proyectos de leyes que presentamos en el Congreso, campañas públicas a favor de la diversidad y eso ayudaría a muchos. Porque los sindicatos tienen una estructura muy poderosa. Y si usás esa estructura tan poderosa, tan influyente y que llega a millones de personas, la lucha la verdad es que sería mucho más enriquecedora, pero para todos. No solamente para la comunidad sino para todo el sindicato y los afiliados y las afiliadas.

¿Cómo construiría un espacio sindical de trabajo en la diversidad y la disidencia? Me parece que ya se está haciendo. Yo, por ejemplo, soy secretario general de un sindicato muy chico que se llama APERSES (Asociación de Personal de la Seguridad Social) y veo que hay un montón de compañeras, compañeros y compañeres que están trabajando en sindicatos y que tienen puesto de representación, así que me parece que el camino ya está iniciado porque hay que hacerlo y seguir peléandolo y resignificándolo y sumar más gente a esa lucha. Porque la diversidad y todas las disidencias lo que hacen es justamente enriquecer todos los ámbitos, y eso incluye también el sindicalismo. Y hemos visto, por ejemplo, en proyectos de leyes de diputados y diputades sindicalistas que han apoyado, que van a la Marcha del Orgullo. Yasky está en las Marchas del Orgullo en primera fila sosteniendo la bandera. Así que me parece que estamos muy bien en esta lucha compartida y creo que nos queda seguir uniéndonos unos a los otros y unas a las otras. Así que mi camino siempre tiene como objetivo el mismo que tenía Carlos Jáuregui: tener los mismos derechos que tiene el resto de la sociedad. Muchas gracias”.

Área de Diversidad Sexual – CTA de les Trabajadores – Secretaría de Géneros

Selecionar Mes