Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina

Pagina Oficial de la CTA En Desarrollo

Portada del sitio > La Central > Pedro Wasiejko: “Las empresas deben tener una función social, sean públicas o (...)

REUNIÓN ANUAL 12 DEL CONSEJO DEL SALARIO

Pedro Wasiejko: “Las empresas deben tener una función social, sean públicas o privadas”

Miércoles 22 de julio de 2015, por CTA Comunica

El encuentro que se desarrolló en el Ministerio de Trabajo de la Nación contó con la participación de representantes de las y los trabajadores y cámaras empresarias.

La CTA de los Trabajadores estuvo representada en carácter de titulares y suplentes por: Pedro Wasiejko, Secretario Adjunto; Gustavo Rollandi, secretario de Organización; Estela Díaz, secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades; Jorge Hoffmann, Secretario Adjunto; Guido Valerga, secretario general de SICA -Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina-; Luis Alí, secretario de Cultura, acompañados con el asesoramiento de Héctor García, director del Departamento Jurídico de la CTA; y los abogados laboralistas León Piasek y Ana Clara Alfie.

En diálogo con Prensa Central, el compañero Pedro Wasiejko, Secretario Adjunto de CTA de los Trabajadores resaltó:

“Estamos conformes con el trabajo realizado. La CTA tiene una línea muy clara de trabajo para erradicar la informalidad laboral, limitar las tercerizaciones; plantear ámbitos de diálogo social de carácter tripartito. El hecho que se haya aprobado la constitución de un Observatorio Socio-Laboral es muy importante porque es un instrumento necesario para poder avanzar en otras herramientas que se necesitan y profundizar en resolver sobre todo la cuestión del trabajo irregular, que es nuestro objetivo y poner límites a las tercerizaciones”.

-Justamente uno de los temas que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó fue el de avanzar en la erradicación del trabajo informal y limitar las tercerizaciones.

 El tema del trabajo informal hay que verlo como una pirámide. En la base de la pirámide esto se ha trabajado bastante, ya que se han generado instrumentos legales para combatir el trabajo esclavo, el trabajo de menores, la no registración. El año pasado se ha avanzado mucho en ese tema con varias herramientas legislativas que fueron aprobadas, que le dan al Ministerio de Trabajo capacidad de fiscalización en todo el Estado Nacional: un registro de empresas que no cumplen; una especie de veraz de empresas incumplidoras con la legislación laboral; otras herramientas que permiten y facilitan la registración en la misma empresa; legislación que penaliza el trabajo infantil. Todas estas cuestiones que atacan la base de la pirámide fueron apoyadas, impulsadas por la CTA y por otras centrales. El problema que hace que esto se agrande y se produzca, empieza en la cúspide de la pirámide con las tercerizaciones, que se dan en las grandes empresas y en el Estado Nacional. O sea que es ahí donde hay que atacar profundamente ahora, para producir cambios profundos en eso y aparte en un lugar donde no hay justificación económica de ningún tipo para que haya tercerizaciones. A las grandes empresas les termina siendo más cara la contratación para la tercerización de algunos sectores. La empresa que tiene la tercerización después vuelve a tercerizar y ahí se produce una situación siniestra en la cual, por ejemplo, como sucede en el sector telecomunicaciones, se promueven obras que se necesitan para mejorar la capacidad productiva y la calidad del servicio y seguramente la licitación la gana una gran empresa, local o internacional porque una empresa mediana o chica no está en condiciones de ganar la misma. Pero esa empresa que gana, contrata empresas medianas que tercerizan muchas tareas de un grupo de contratistas que muchas veces son trabajadores migrantes, monotributistas, que están en situación irregular, que tienen un equipo de trabajo que no está en condiciones de realizar la tarea. Esa cuestión que hace que se dé la tercerización sobre la tercerización es un flagelo que hay que cortar de raíz, hay que ponerle límite. Sobre esto nuestra Central viene trabajando en forma sistemática y evidentemente nuestra Presidenta ha sido muy consciente de este tema, lo ha planteado en el cierre del Consejo del Salario anterior y vuelve a plantearlo como un tema que hay que abordar.

-Un punto que considerás positivo es que la suba del Salario Mínimo, Vital y Móvil esté por encima de la inflación.

 Sí, sobre todo que este año se está bajando el nivel de inflación. Lo cual es reconocido inclusive por las consultoras más opositoras, que los niveles están bajando, así que obtener un número que esté por arriba de eso es importante porque en primer lugar se compensa la diferencia del año pasado, en la cual se quedó por debajo de ese valor. Se mantiene el objetivo de que el salario mínimo esté por arriba del nivel de la inflación real.

-¿Se va a conformar el Consejo Económico y Social?

 Fue planteado y fue bien tomado por la Presidenta. Me parece que es una buena iniciativa que el gobierno va a tomar e impulsar porque después de doce años del funcionamiento del Consejo del Salario ahora es importante poder avanzar en un instrumento que pueda discutir no sólo las cuestiones laborales, sino también las cuestiones de políticas públicas desde el punto de vista de lo que tiene que ver con la producción y la insfraestructura, donde tienen que estar todos los actores sociales representados, la gran empresa, pero, fundamentalmente la pequeña y mediana empresa y los sectores sindicales que son los que en definitiva ven los problemas desde la raíz. Después pueden tener una visión corporativa y sesgada por su propia realidad, pero al hacerlo solamente del lado de los funcionarios del gobierno, se corre el riesgo que se pueda tener el punto de vista macro de una idea clara, pero después la implementación tiene problemas o surgen inconvenientes que se resuelven con la participación de los actores sociales en la mesa. Por un lado el Estado impulsando, pero es mucho más rico si se comparten decisiones con los sectores que están comprometidos con el quehacer diario. De esta manera, el riesgo de cometer errores va a ser menor. La posibilidad de poder realizar acciones que sean realmente efectivas se incrementa y ésos son los beneficios del diálogo social y de la generación de un ámbito tripartito que permita tener una política pública que consiga trabajar sobre los temas que están faltando en nuestro país.

-La Presidenta mencionó que se vienen tiempos difíciles en los que va a ser necesario el debate y el consenso. Con respecto al sector empresario, ¿notaste buena predisposición para el diálogo?

 Obviamente que estos tiempos no son fáciles, pero también macroeconómicamente vemos que la Argentina está en una situación razonablemente buena. Lo que no va a ser sencillo es el diálogo, en las cosas más pequeñas, más medianas pero que ahora son importantes. Y en ese sentido el sector empresario debe tener cierta predisposición para poder abordar estos temas a nivel general, poder poner sobre la mesa las cuestiones en las que ellos tienen responsabilidad, que son los temas respecto a cómo se invierte, cómo se mejora su capacidad productiva, la mejora en la calidad de los productos, los costos, en un mundo muy competitivo, en un país en el cual los niveles de ingreso son altos, los niveles de consumo de la población son buenos. Entonces pretender llevar adelante un desarrollo de nuestra economía con salarios bajos, con devaluación, con costos de alimentos baratos es ir contra la naturaleza de nuestro propio país. O sea que en ese sentido, los empresarios van a tener que mirar más hacia adentro y usar los ámbitos de diálogo social y de relación con el gobierno para tener los instrumentos que faciliten el crecimiento y el desarrollo de sus emprendimientos.

-¿Cuáles son las conclusiones desde la CTA tras esta nueva reunión de la Comisión del Salario?

 Nuestra Central está muy satisfecha con todo lo hecho y lo que se ha logrado. Hemos podido lograr que se instalen en la agenda de la discusión sociolaboral los puntos que a la Central le interesan, las cuestiones que ponemos siempre sobre la mesa, sobre las que hemos insistido, en las que hemos estado, como el tema de las tercerizaciones. Lo cual tuvo una especie de presencia pública con la desgraciada muerte de Mariano Ferreyra en su momento, pero la verdad es que desde el punto organizativo y en forma permanente ha sido nuestra Central, la que conduce el compañero Hugo Yasky, que ha venido planteando este tema de forma consecuente y hoy ya están dadas las condiciones para que se pueda avanzar en este tema tanto en lo que queda del gobierno de Cristina Kirchner como del próximo gobierno que también lo va a tener que tener en cuenta.
Estamos viviendo un momento en el cual algunos de los políticos de derecha como (Mauricio) Macri se ven obligados, por el libre consenso social que hay, a defender los instrumentos de protección social como la Asignación Universal por Hijo, la recuperación del sistema jubilatorio, la recuperación de empresas públicas importantes para que sean una herramienta de crecimiento y desarrollo y no herramientas para que se beneficien dos o tres particulares. No estamos en contra de que algún particular se beneficie económicamente pero eso se tiene que hacer después de cumplir un objetivo principal que implica que las empresas deben tener una función social, sean públicas o privadas.